null: nullpx
Política

Acusan al congresista Raúl Grijalva de Arizona de firmar acuerdos secretos para proteger su reputación

Una exempleada del congresista recibió una compensación por 48,395 dólares, equivalentes a cinco meses de trabajo, tras amenazar con demandarlo por ambiente hostil de trabajo y frecuente embriaguez, informan medios locales. El funcionario explica que el acuerdo fue realizado dentro del marco de la ley y explica que no está involucrado con denuncias de acoso sexual
28 Nov 2017 – 01:04 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

TUCSON, Arizona. – El congresista demócrata de Arizona, Raúl Grijalva, está en el ojo del huracán por las supuestas declaraciones de una exempleada que presuntamente recibió una compensación monetaria después de denunciar un entorno de trabajo hostil y la frecuente embriaguez del legislador, reportó el Washington Times.

La denuncia de la mujer, que trabajó en la oficina de Grijalva en Washington DC, no está relacionada con acoso sexual, enfatizó Grijalva en un comunicado.

Según menciona el reporte, la exempleada contrató un abogado que amenazó con una demanda por la embriaguez frecuente del congresista lo cual generaba un ambiente hostil de trabajo.

Después de esto la oficina de Grijalva suspendió los pagos para presionar un acuerdo que finalmente se logró pagando 48,395 dólares, equivalentes a cinco meses de trabajo. La mujer, de quien no se dio a conocer su nombre, se fue después de trabajar tres meses. Una persona fue contratada inmediatamente para la posición. El celular y su correo electrónico fueron desactivados.

De acuerdo con la publicación, la información sale a la luz en medio de un escándalo que aumenta sobre el uso del dinero de los contribuyentes por miembros del congreso para resolver demandas en su contra. Esto en relación con pagos por acoso sexual a través de salarios, lo cual no tiene relación con el acuerdo de Grijalva.

La Oficina de Cumplimiento pagó 17.2 millones en acuerdos en los últimos 20 años, pero no todos fueron por acoso sexual, y no todos por problemas en las oficinas del Congreso, informó el Washington Post este mes.

Un comunicado de la oficina del congresista enviado a Univision Noticias indica que: "La semana pasada, el Washington Times me contactó buscando comentarios sobre lo que describió como un reclamo de acoso sexual que, de hecho, nunca se había hecho".

El comunicado denuncia que el medio se dio cuenta de que la historia original era falsa y decidió publicar un artículo engañoso que intentaba vincularlo a las denuncias de acoso sexual contra otras personas. Termina afirmando que "los estándares periodísticos en el Washington Times son poco estrictos y el periódico me debe una disculpa".
 
"El hecho es que una empleada y yo, trabajando con el Asesor de Empleo de la Cámara, acordamos mutuamente los términos de un paquete de indemnización, que incluye un acuerdo en el que ninguno de nosotros hablaría públicamente de ello. Los términos fueron consistentes con la orientación del Comité de Ética de la Cámara. Los fondos de indemnización salieron del presupuesto operativo de mi comité. Cada paso del proceso se manejó de manera ética y adecuada", indicó el comunicado.

Grijalva, de 69 años, comenzó su carrera política como activista en Tucson. Luego fue elegido miembro de la junta del Distrito Escolar Unificado de Tucson y la Junta de Supervisores del Condado de Pima. En 2002, fue elegido para el Congreso por el tercer distrito congresional, que incluye una parte del oeste de Tucson y se extiende hasta Yuma, hacía el norte hasta el oeste del área metropolitana de Phoenix.

Cargando Video...
El congresista Raul Grijalva remodela y expande sus oficinas
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés