null: nullpx

No pasó desapercibido el 'babymoon' de Meghan Markle y el príncipe Harry: costó 43,000 dólares (solo por tres días)

Los duques de Sussex generaron polémica al hospedarse durante tres noches en un lujoso hotel de Hampshire, unas semanas antes del nacimiento de su primer hijo. No es la primera vez que la pareja da de qué hablar por sus presuntos gastos excesivos.
5 Abr 2019 – 09:33 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/17
Comparte
Meghan Markle y el príncipe Harry volvieron a colocarse en el centro de la polémica luego que se supiera que la pareja gastó poco más de 43,000 dólares en tres noches en un exclusivo hotel de Hampshire, informaron medios británicos. Grosby Group
2/17
Comparte
Esta escapada de los duques de Sussex fue vista como el ‘babymoon’ del matrimonio, sus últimas vacaciones antes de convertirse en padres. Getty Images
3/17
Comparte
Meghan y Harry se hospedaron en la habitación Long Room del Heckfield Place, un lujoso hotel ubicado en Hook, Hampshire, a 40 minutos de Frogmore Cottage, su nuevo hogar. Crédito: Grosby Group
4/17
Comparte
La pareja real, cuyo primogénito se espera a finales de este mes o inicios de mayo, ocupó la suite más costosa del lugar. Crédito: Grosby Group
5/17
Comparte
El Long Room cuenta con techos abovedados, un salón, un comedor, chimenea y varias terrazas privadas con vista a los lagos de la propiedad. Crédito: Grosby Group
6/17
Comparte
El alojamiento de esta habitación tiene un costo de 13,000 dólares la noche e incluye un mayordomo privado, de acuerdo con el Daily Mail. Crédito: Grosby Group
7/17
Comparte
A la pareja se le unieron tres oficiales de seguridad, quienes también se hospedaron en el lujoso hotel, según el diario. El palacio de Kensington declinó hacer comentarios al respecto. Crédito: Grosby Group
8/17
Comparte
Heckfield Place es una mansión georgiana del siglo XVIII y se ha convertido en una de las favoritas de las celebridades para descansar, entre ellas Liv Tyler y Cara Delevingne. Crédito: Grosby Group
9/17
Comparte
Durante su estancia de tres noches, los duques de Sussex fueron vistos paseando por sus amplios jardines, según The Sun.
Crédito: Grosby Group
10/17
Comparte
Se dijo que la pareja real eligió comer a solas en su habitación, con lo que evitaron los dos restaurantes del hotel que están dirigidos por la editora de restaurantes de Vogue, galardonada con una estrella Michelin. Crédito: Grosby Group
11/17
Comparte
El Heckfield Place también tiene su propio gimnasio con clases especiales para los huéspedes, como las de yoga, una de las conocidas aficiones de Meghan Markle. Grosby Group
12/17
Comparte
La noticia de esta costosa estancia surge cuando salió a la luz la supuesta restricción que la reina Isabel II impuso a Meghan en cuanto al uso de las grandes joyas de su colección. Crédito: Getty Images
13/17
Comparte
Se dijo que la monarca británica limitó la elección de tiaras que la duquesa de Sussex puede usar, en cambio Kate Middleton las tiene a total disposición.
Getty Images
14/17
Comparte
En febrero, Meghan Markle volvió a dar de qué hablar cuando se supo que viajó a Nueva York para celebrar un ‘baby shower’ con sus amigas, entre las que destacaron Amal Clooney y Serena Williams. The Grosby Group
15/17
Comparte
Otra de las noticias que levantó más de una ceja fue la remodelación que los duques de Sussex hicieron en Frogmore Cottage, la casa a la que se mudaron recientemente. Getty Images
16/17
Comparte
La mudanza fue posible después de una remodelación de varios meses que tuvo un costo aproximado de 3.9 millones de dólares, incluyendo la pintura vegana elegida por Meghan Markle. Crédito: Getty Images
17/17
Comparte
El dinero para esa remodelación salió de las arcas de la reina Isabel II, quien también le prestó a la pareja algunas obras de arte para decorar las paredes de su nuevo hogar.
Getty Images
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés