null: nullpx
Logo image
Vix

Transplantes de cabezas: ¿ciencia necesaria?

Publicado 16 Feb 2012 – 12:35 AM EST | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

Advertencia: Este artículo que voy a tratar es bastante duro, por eso voy a intentar evitar fotos que puedan herir la sensibilidad de alguien, pues repito, el tema es duro. Además voy a poner links a videos, no se podrán visualizar en el artículo ya que no voy a hablar sobre el experimento del huevo que flota o experimentos para niños.

No: vamos a conocer unos experimentos que se llevaron a cabo hace muchos años, en lo que se trasplantaron cabezas de unos animales a otros e incluso se mantuvieron vivas sin cuerpo.

Vladimir Demikhov

Vladimir Demikhov era un cirujano que en 1940 empezó a realizar unos experimentos de dudosa moralidad.

En un principio, consiguió hacer trasplantes de pulmones o corazones de animales, algo digno de admiración, porque podría tener aplicaciones útiles para los humanos en el futuro. Trasplantó el corazón a un perro en 1952, bastante antes de que se hiciera el primer transplante de corazón humano (en 1967).

Sin embargo, en un punto de su carrera, realizó un trasplante particular, donde puso una cabeza de cachorro a un mastín. Terminó así creando un perro con dos cabezas. Los dos animales consiguieron sobrevivir durante dos días, hasta que al final murieron.

Más escalofriante aún son unos videos, que no se sabe si son reales, en lo que supuestamente un científico ruso llamado Sergei Brukhonenko cortó la cabeza de algunos perros y consiguió mantenerlos vivos y respondiendo a los estímulos.

Seguramente el video sea falso y se trate de un FAKE, pero para los más curiosos, aquí os dejo el enlace para que juzguen por sí mismos. Repito que el video es bastante duro.

Robert White

Cuando Demikohv consiguió un perro con dos cabezas, y que además, se mantuvo vivo durante dos días, comenzó una especie de competición para ver quién conseguía hacer el experimento más brutal e inhumano.

El experimento era sencillo, tenemos un mono A y un mono B, pues nos quedamos con la cabeza del mono A y la ponemos en el cuerpo de mono B.

Robert White estaba financiado por los Estados Unidos cuando llevó a cabo este experimento. El mono se durmió por la anestesia, se lo cortó la cabeza, y cuidadosamente, pero a la vez rápidamente se conectaron sus arterias con las arterias del otro cuerpo.

Cuando el mono despertó y vió que su cuerpo no era el suyo, dicen, el mono se enfadó. Desgraciadamente (o afortunadamente), el mono murió al día y medio por "complicaciones" en la operación.

Por si no te has dado cuenta, se sacrificaba a un mono para ponerle la cabeza del otro, aunque realmente acabarían por morir los dos... es una crueldad.

Aquí, os dejo el link para que puedas ver el video.

¿Qué opinas de estos experimentos? ¿Justifica que los científicos realicen este tipo de "investigaciones"? Te invitamos a dejarnos tu opinión al respecto.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Ciencia y TecnologíaVix