null: nullpx
Logo image
Vix

SARA, el increíble robot que planea darle una conciencia social a la inteligencia artificial

Publicado 19 Oct 2016 – 03:16 PM EDT | Actualizado 5 Abr 2018 – 01:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

SARA es un asistente robot creado con conciencia social que ofrece una nueva forma de interactuar con los usuarios, de forma personalizada y mejorando el desempeño de sus tareas en base a la información acerca de la relación entre el usuario y su asistente virtual. El robot se encuentra programado para colaborar con los usuarios.

¿Cómo funciona?

El robot asistente con conciencia social (o SARA según sus siglas en inglés) contiene cámaras y micrófonos que le permiten escuchar los pedidos del usuario pero también saber cómo se siente el usuario acerca de la interacción.

SARA tiene dos metas, una que se basa en encontrar toda la información posible del usuario, ayudarlo a aprender algo o navegar por alguna conferencia; y la otra es una meta social que consiste en asegurarse de que la interacción con el usuario sea atractiva y cómoda.

El proyecto SARA fue creado en el ArticuLab de Carnegie Mellon University y utiliza una inteligencia artificial con conciencia social, que es de vanguardia. Para el director del proyecto, Justine Cassell, la habilidad de SARA de calcular sobre la base de la intersección del comportamiento con el usuario, es algo que nunca se ha hecho.

Sus habilidades

SARA es capaz de reconocer el lenguaje corporal, la entonación y el tono de voz, y hasta las características lingüísticas utilizadas por el usuario en la conversación gracias a los algoritmos que desarrollaron sus creadores.

SARA tiene el tipo clásico de razonamiento de la inteligencia artificial usada para determinar cómo satisfacer las metas del usuario, pero también posee un nuevo tipo de razonamiento, el razonamiento social que le permite saber cómo debe llevar la conversación con el usuario para obtener sus dos metas (la de ayudar al usuario y la meta social).

El robot busca ser asistente personal para los que asisten a conferencias, pero para sus creadores también puede aplicarse a tecnologías educativas. Sin duda su habilidad enfocada en la interacción social, respuestas y sentimientos, brinda una nueva forma de relacionamiento entre el usuario y el asistente de inteligencia artificial.

Reacciona
Comparte