null: nullpx
Logo image
Vix

¿Por qué en China censuraron a Winnie the Pooh?

Publicado 17 Jul 2017 – 12:44 PM EDT | Actualizado 7 Ago 2018 – 08:51 AM EDT
Reacciona
Comparte

Quién diría que un personaje tan tierno e inocente como Winnie the Pooh podría estar en la lista negra de un país. Y no tiene nada que ver con el hecho de que no use pantalones y ande semidesnudo por la vida. Tampoco se debe a que, según las malas lenguas, él y sus amigos representan cada uno de los pecados capitales. La explicación es más bien política.

Debido a que la imagen del presidente Xi Jinping fue comparada con Winnie the Pooh, el gobierno de China borró todas las imágenes de este personaje en las redes sociales de su país, para evitar que los memes invandieran Internet.

No es la primera vez que surge la comparación del mandatario asiático con el tierno osito amarillo. La primera ocasión ocurrió en el 2013, durante la visita de Xi Jinping a Estados Unidos y su encuentro con el entonces presidente de ese país Barack Obama.

Dos años más tarde surgió otra imagen en donde se mostraba al presidente chino de pie en un carro alegórico y a un lado a Winnie Pooh en un coche de juguete. Esta composición fue llamada “La imagen más censurada de 2015” por la consultora Global Risk Insights.

Sin embargo, la condena hacia estas imágenes se ha vuelto más dura en los últimos días, debido a que se aproxima el 19 Congreso del Partido Comunista de China, un importante acontecimiento en el que se espera una renovaciòn del liderazgo político de este país asiático.

La censura se ha aplicado en todos los mensajes de Sina Weibo (algo así como el Twitter chino) que mencionan a Winnie the Pooh o tienen una imagen del tierno osito, así como en los gifs que circulaban en la app de mensajería instantánea WeChat. El bloque llegó a tal grado, que cuando los usuarios de Weibo intentan publicar el nombre de Winnie en caracteres chinos les aparece la leyenda “contenido ilegal”.

Si bien el gobierno chino no ha emitido alguna declaración oficial sobre la censura, algunos académicos se han manifestado al respecto. Qiao Mu, profesor asistente de medios de comunicación de la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín, explicó para Financial Times: “Históricamente no se han permitido (en China) dos cosas -la organización política y la acción política- pero este año se ha añadido a la lista la tercera, hablar del presidente”.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:ActualidadChinaMéxicoNoticiasVix