null: nullpx
Logo image
Vix

Panspermia: la teoría científica del origen de la vida en la Tierra que afirma que todos somos extraterrestres

Publicado 6 Oct 2015 – 07:00 PM EDT | Actualizado 5 Abr 2018 – 01:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

¿Conoces la teoría del origen de la vida en la Tierra llamada Panspermia? Según los defensores de esta hipótesis, los seres humanos podemos provenir de cualquier parte del universo, y no exclusivamente de este planeta. Es más, probablemente fuimos concebidos en el espacio exterior, en forma de organismos vivos que alcanzaron este mundo llegados a lomos de cometas y meteoritos que impactaron aquí.

¿Qué es la Panspermia?

La panspermia hace referencia a la llegada a la Tierra de formas microscópicas vivas que alcanzaron el planeta gracias a los impactos de meteoritos y cometas. Las moléculas orgánicas contenidas en estas rocas espaciales fueron las causantes del origen de la vida, que posteriormente evolucionó hasta nuestros días.

Panspermia natural y dirigida

También los investigadores y científicos que defienden la panspermia como el origen de la vida en la Tierra defienden dos tipos de teorías, la natural y la dirigida.

Panspermia natural

La panspermia natural se basa en la formación de la vida en la Tierra de forma aleatoria y normal, a través de las rocas que chocaron contra nuestro planeta y que contenían organismos vivos.

Panspermia dirigida

Como suele ser habitual, en torno a la panspermia suele haber teorías más atrevidas y conspiratorias. En este sentido, existen personas que creen que la llegada de organismos a la Tierra fue «un proceso artificial y dirigido». En este sentido, la panspermia dirigida establece que los microorganismos que originaron la vida en nuestro planeta llegaron a él de forma deliberada, es decir, que alguien o algo los envió a conciencia. También cabe destacar en este orden de cosas que la panspermia dirigida se mueve en dos direcciones. Por un lado tenemos el envío de organismos a la Tierra para crear vida, y de nuestro planeta hacia el exterior para hacer lo propio en otros mundos que orbitan estrellas lejanas.

¿Quién sabe? Tal vez la misión Voyager 1, el objeto fabricado por el ser humano más alejado de nuestro planeta, porte microorganismos destinados a formar vida en planetas exteriores cuando alcance algún sistema solar dentro de miles de millones de años. Se ha detectado por otra parte que existen organismos capaces de sobrevivir en el vacío exterior. Es más, científicos de la Estación Espacial Internacional hablan de formas microscópicas que se adhieren a las paredes externas de la nave.

Sea como fuere, la panspermia tiene tantos defensores como detractores. ¿Son los microorganismos capaces de sobrevivir al brutal impacto de un meteorito contra la Tierra? ¿No mueren al sufrir cambios de temperatura tan extremos? De momento, lo único que tenemos son teorías y centenares de preguntas sin respuesta.

Reacciona
Comparte