null: nullpx
Logo image
Vix

Nueva York siente la escasez: miles hacen fila en los hospitales ante el desabasto

Publicado 27 Mar 2020 – 02:21 PM EDT | Actualizado 4 Sep 2020 – 04:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

La pandemia del coronavirus (COVID-19) sigue causando estragos. Si bien en China —donde se detectaron los brotes iniciales de la enfermedad— los casos disminuyeron paulatinamente, el resto del mundo apenas inicia su travesía en cuestión de protocolos sanitarios.

Estados Unidos es actualmente uno de los países donde la propagación del COVID-19 comienza a reflejarse con mayor fuerza: cuenta con más de 80 mil casos positivos en todo el territorio.

En días pasados, se confirmó que Nueva York se encontraba en estado de emergencia al tener una de las mayores cantidades de contagiados con COVID-19.

La ayuda del gobierno se manifestó con la presencia de la Guardia Nacional y los fondos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Si bien se están tomando las medidas necesarias para combatir el coronavirus en poco tiempo, los casos están rebasando la capacidad del gobierno de atender a todos los pacientes.

Ésta es la situación actual de Nueva York, que por hora se encuentra en el centro de los medios estadounidenses. Las autoridades mencionaron que en las últimas horas, los pacientes que buscan atención médica se han disparado en un 40%.

A través de redes sociales, tanto entidades mediáticas como usuarios corroboran las largas filas fuera hospitales: los médicos no se dan abasto desde hace semanas.

Existen hospitales que no estaban preparados para la cantidad de afluencia que tendrían, lo cual ha hecho más difíciles las cosas para los doctores y enfermeras que hacen lo posible para optimizar el espacio y recursos con los que cuentan.

Múltiples materiales en redes muestran largas filas de personas dando vueltas enteras a las calles, sólo para alcanzar un turno y lograr atención por parte del personal médico.

Por su parte, el prestigioso cirujano Jerome Adams plantea un escenario donde el país podría “convertirse en Italia”, reiterando que allí los médicos se ven obligados a racionar la atención en los hospitales llenos, e incluso deben elegir quién recibe un respirador.

Mientras tanto, los funcionarios de Nueva York se encuentran presionando a los diversos hospitales para que aumenten la capacidad. Es una tarea cíclica y difícil cuando nadie responde por el origen de los recursos o su uso directo. Sólo Nueva York alberga el 6 % de los casos confirmados de coronavirus en el mundo.

Aunque existen planes para construir hospitales, enviar camas, adquirir más ventiladores, mascarillas y equipo médico, el virus gana más territorio y hace falta tiempo para cubrir las necesidades.

Cabe resaltar que el gobierno americano ya actúa para apoyar a tres entidades en específico: Nueva York, Washington y California, mismas que se declararon en "estado de emergencia" desde hace días. Se espera que todas las estrategias resulten exitosas ante la clara permanencia de la enfermedad en el país.

Ve también:

Reacciona
Comparte