null: nullpx
Logo image
ViX

Los vikingos quemaban sus barcos y hacían sacrificios humanos en sus funerales, te contamos la razón

Publicado 28 Ago 2020 – 12:11 PM EDT | Actualizado 28 Ago 2020 – 12:11 PM EDT
Reacciona
Comparte

Los vikingos tenían costumbres supersticiosas y creían en la vida después de la muerte; es por eso que sus rituales funerarios fueron distintivos de su cultura.

Una de las características de la cultura vikinga fue la construcción de enormes barcos de madera, los cuales se han encontrado enterrados y, junto a ellos, restos humanos.

Los estudios arqueológicos apuntan que, además de servir para navegación cotidiana, los barcos fueron parte importante de los rituales funerarios.

El barco representaba el viaje al más allá; sin embargo, no todos los vikingos eran despedidos en una embarcación y los rituales no siempre fueron los mismos.

Existieron dos tipos de rituales funerarios en la cultura vikinga: la incineración del barco, que podía ser quemado desde tierra y empujado al mar, o era encendido con flechas incendiarias que lanzaban desde lejos.

Los barcos eran cubiertos con aceite o algún otro material que ayudara a la rápida incineración del cuerpo, las ofrendas y la embarcación.

La segunda forma de despedir a los difuntos vikingos era la inhumación; también acompañados de un barco.

Las embarcaciones vikingas enterradas han sido fuente importante de información para arqueólogos e historiadores que investigan la cultura nórdica.

Algunos cuerpos y barcos enterrados se conservaron en perfectas condiciones gracias a la arcilla azul con la que construyeron los montículos funerarios encima de la embarcación.

Los rituales funerarios en embarcaciones estaban acompañados de ofrendas con objetos del difunto e incluso se han encontrado evidencias de sacrificios animales y humanos.

Las inhumaciones o incineraciones en barco no eran para cualquier habitante del pueblo vikingo, pues eran rituales especiales para miembros de la nobleza.

El museo vikingo en Oslo, Noruega alberga tres embarcaciones desenterradas que pertenecían a jefes vikingos.

Uno de ellos pertenecía a la reina de Oseberg, una líder vikinga con influencia política y religiosa. El cuerpo estaba acompañado de una ofrenda con objetos personales y también fue hallado el cadáver de una joven presuntamente sacrificada.

Otro de los hallazgos es nombrado el barco de Gokstad y también fue enterrado con un jefe vikingo junto a una ofrenda que incluía sacrificio de animales.

En el caso de vikingos de menor rango, se cavaba una tumba para el cadáver y se cubría con un adorno de piedra que simulaba el contorno de un barco, pero también eran acompañados de posesiones importantes.

Los esclavos tenían tumbas modestas y eran enterrados a una profundidad suficiente para que no regresaran a perturbar a la población vikinga, según las creencias.

Cuando un jefe importante moría, algunos esclavos eran sacrificados para que acompañara a su amo en el viaje. Por eso se han encontrado embarcaciones con más cuerpos, además del difunto principal.

No te pierdas:

Reacciona
Comparte