null: nullpx
Logo image
ViX

La fórmula del polvo de zombie de la tradición vudú y sus efectos reales según la ciencia

Publicado 2 Ago 2017 – 05:15 PM EDT | Actualizado 23 Mar 2018 – 11:31 AM EDT
Reacciona
Comparte

En la cultura popular los zombies son muertos vivientes hambrientos de carne humana, criaturas autómatas capaces de infectar a los seres humanos con una mordida. En la tradición vudú de África Occidental y Haití, los zombies son muertos levantados de sus tumbas mediante un rito de magia negra que incluye una fórmula preparada por los bocors o sacerdotes de esa religión. 

Hace poco más de 3 décadas el antropólgo y etnobotánico canadiense Wade Davis viajó a Haití para analizar los componentes de la famosa poción que convierte a los muertos en zombies, conocida como polvo de zombie, y determinar su verdadero efecto en el cuerpo humano. Davis se reunió con Max Beauvoir, a quien muchos reconocían como el Papa del vudú. Beauvoir conectó a Davis con un bocor que le mostró la fórmula del polvo de zombie.

El científico envió una muestra al Columbia Presbyterian College de Nueva York y los resultados de la investigación fueron publicados en un libro escrito por Davis en 1985 titulado The Serpent and the Rainbow. Esta fueron sus conclusiones:

Entre sus ingredientes se encuentran el tejido humano, el polvo de lagarto azul, polvo de sapo y el polvo de pez globo. Este último es el ingrediente más poderoso y podría ser clave para convertir a una persona en zombie, ya que contiene una sustancia llamada tetrodotoxina ( TTX). Esta toxina bloquea la distribución de sodio necesaria para la transmisión nerviosa, provocando insensibilidad, descoordinación al hablar, parálisis, fallas respiratorias, entre otros efectos.

La muestra de Davis fue aplicada en ratas de laboratorio, las cuales reaccionaron cayendo en un estado comatoso donde se pudo observar actividad eléctrica en el cerebro y ritmo cardiaco. Esto le hizo pensar a Davis que en efecto el polvo podría provocar un estado parecido al de los zombies.

Pero un sector de la comunidad científica no está muy seguro de las afirmaciones de Davis. Muchos plantean que es difícil convertir a un ser humano en un ente autómata capaz de seguir órdenes (lo cual es el objetivo de la zombificación en el vudú) usando TTX. Tendría que manipularse bajo circunstancias muy precisas como manejo de la dosis, el monitoreo de las reacciones, etc. Además de que el polvo no contiene suficiente concentración de TTX para crear tales efectos.

Según el Center for Disease Control and Prevention ( CDC), esta toxina sólo es tóxica por ingestión, no tiene la capacidad de crear ningún efecto adverso a través del agua, el aire, o el suelo, por lo que el polvo debe ser ingerido para que tenga algún efecto.

El libro de Davis también fue tildado de anti ético por tratarse de un producto que contiene tejido humano. Sin embargo, la publicación fue un éxito y sirvió de inspiración para una película del mismo nombre, la cual fue una pieza fundamental en el boom de los zombies en la cultura popular que ha llegado hasta la actualidad. ¿Qué crees al respecto?

Ver además:

Reacciona
Comparte