null: nullpx
Logo image
Vix

Estos increíbles nanorobots impresos en 3D pueden detectar, absorber y limpiar toxinas

Publicado 6 Dic 2016 – 02:18 PM EST | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Agua contaminada, residuos peligrosos y todo tipo de líquidos dañinos para nuestra salud pueden filtrarse y entrar en contacto con nosotros provocando intoxicación y envenenamiento.

Sin embargo, científicos de la Universidad de San Diego desarrollaron unos pequeños robots con forma de peces capaces de absorber las toxinas presentes en los líquidos y aprovechan de moverse más rápido, siendo dirigidos mediante el uso de magnetismo.

Nanorobots nadadores

Cuando pensamos en robots, nos imaginamos máquinas grandes, pero lo cierto es que pueden ser de cualquier tamaño, tal como los creados por los investigadores de la Universidad de San Diego, ya que estos solo miden 120 micrómetros de largo, lo que corresponde a 0,12 milímetros.

Impresos en 3D, estos minúsculos robots son capaces de detectar ciertos materiales, como por ejemplo toxinas, y alertar ante la presencia de un contaminante. Aún en etapa de experimentación, mueven su cola y cambian de color al encontrarse con la toxina que buscan.

Estos nanorobots, cuyo grosor es de 0,03 milímetros, cumplen un doble trabajo, ya que además de detectar ciertos químicos dañinos, también serían capaces de absorber las toxinas, limpiando el líquido en el que se encuentren de manera total.

Claro que los planes de los científicos van por otros lados y ya están probando el uso de nuevos químicos en la impresión que sirvan para activar la cola del nanorobot en forma de pez ante la presencia de veneno como el de abeja o integrarlos como método de diagnóstico y tratamiento en medicina.

Avance en la nanorobótica al servicio de la humanidad

Jinxing Li, uno de los participantes del equipo científicos que trabaja en hacer realidad estos útiles nanorobots, cree que su uso puede ir mucho más allá del detectar y absorber toxinas, ello gracias a su facilidad de desplazamiento mediante el uso de materiales magnéticos.

Gracias a su cola, estos peces falsos pueden nadar muy rápido y moverse en zonas ultrapequeñas, por lo que servirían para llevar medicamentos y drogas a áreas específicas del cuerpo humano, haciendo el tratamiento de enfermedades como el cáncer más efectivos y menos invasivos, doble ventaja para el paciente.

El rol que vayan a tener estos nanorobots, depende del material químico utilizado en su impresión, la cual se realiza en 3D. En el caso de las toxinas, la cola reacciona al producirse una reacción entre su material y la toxina, cambiando de color, por lo que también servirían para diagnosticar intoxicaciones en la sangre u otros fluidos humanos.

Si bien el proyecto de estos nanorobots 3D se ve muy prometedor, todavía está en etapas tempranas en el laboratorio y, podrían pasar años antes que salgan a nadar limpiando todo tipo de líquidos o, llevando sustancias sanadoras a cualquier zona del cuerpo humano.

Reacciona
Comparte