null: nullpx
Logo image
Vix

¿El casamiento entre primos es riesgoso?

Publicado 27 Jun 2014 – 05:00 PM EDT | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

Es común que, cuando nos enteramos de una relación amorosa entre dos personas emparentadas, escuchemos que los hijos van a nacer con cola u otra deformidad mitológica; ello porque ambos padres comparten una genética similar. La ciencia ha estudiado este tema y, lo que alguna vez fue un tabú, ahora ya no lo será tanto. Hoy vamos a contarte si es que el casamiento entre primos es peligroso.

Casamiento entre primos, ¿peligro para los hijos?

Que dos primos se enamoren, se casen y piensen en tener hijos es visto no solo como un incesto, sino que también como una sentencia para sus hijos, los que seguramente cargarán con algún problema genético.

La ciencia decidió estudiar el tema a fondo y los resultados terminan con el mito acerca del casamiento entre primos: sus hijos, tienen apenas un poco más de posibilidades de presentar alguna enfermedad, un porcentaje similar a quienes nacen de madres mayores de 40.

La creencia acerca de los terribles efectos en los hijos producto del matrimonio entre personas emparentadas, se basa en la idea de que, si ambos cargan con un gen defectuoso, el bebé desarrollará la enfermedad sí o sí.

La posibilidad de que ambos carguen, en forma recesiva, con un gen que cause algún defecto de nacimiento existe, pero es baja, por lo que no debería ser una preocupación. En caso de que existan casos en la familia, ambos padres pueden hacerse un perfil genético para estar seguros.

El matrimonio entre primos en la historia

Muchos países tienen leyes acerca del casamiento entre primos: algunos lo prohíben completamente, mientras que otros lo autorizan solo si se trata de primos en segundo grado. En otras partes del mundo, el matrimonio entre primos es completamente aceptado y común.

Es más, se estima que 80% de los matrimonios en la historia de la humanidad han sido entre primos de segundo o primer grado. Incluso Charles Darwin, el evolucionista por excelencia, se casó con su prima directa.

Actualmente, las tasas son menores; solo un 10% de los casamientos son entre primos y, ello se debe a que ahora las personas están expuestos a una mayor cantidad de gente y culturas, ello producto de la vida en ciudades y la migración. Antes, era común que pueblos enteros o diferentes ramas de familias estuviesen emparentadas. La realeza europea es un buen ejemplo de ello.

Es más, a la hemofilia se le conoció por mucho tiempo como la enfermedad de los nobles, ya que la condición se hizo común entre algunas dinastías, ello dado que los nacidos entre casamientos entre primos, continuaban la costumbre, por lo que el gen que la producía estaba presente en casi todos. 

A la reproducción entre dos personas emparentadas, se le llamó endogamia y, si bien el porcentaje de posibilidades de que nazca un niño enfermo aumentan, es tan poca el alza que no debería ser impedimento para detener una relación entre dos personas que se aman.

¿Estás de acuerdo con el matrimonio entre primos?

Reacciona
Comparte