null: nullpx
Logo image
ViX

Dormancia: el descanso más largo de los animales

Publicado 8 Feb 2012 – 12:45 AM EST | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

¿Has vivido esos días en los que te levantas por la mañana y del frío que hace sólo piensas en quedarte en la cama? Pues no eres el único ni mucho menos. En este artículo vamos a hablar sobre la dormancia, que es una especie de pausa en todos los procesos fisiológicos de un animal, para atravesar una situación climática poco agradable. Así que aguanta tus bostezos, pues se viene un artículo con el que no te irás a dormir.

¿Qué hay que saber?

Ante todo, para que los animales puedan dormitar, primero necesitan una buena fuente de energía y en cantidad, ya que pasarán mucho tiempo sin poder alimentarse. Además de comer como "animales", su organismo reducirá el gasto energético y el metabolismo del cuerpo.

Un dato curioso: si durante este periodo en el que el animal está dormitando cambia drásticamente la temperatura, puede llegar a morir.

Mira qué a gusto duerme el Panda, la verdad, me están entrando unas ganas de echarme una cabezadita sobre una almohada... pero continuemos.

La hibernación

Cuando llega el invierno el frío aumenta y los alimentos disminuyen, un problema, ¿verdad?  Primero comen mucho para aumentar su capa de grasa y así poder tener reservas energéticas y protegerse del frío. Reducen su temperatura corporal y el ritmo cardiaco hasta en un 95%.

Uno de los animales que hiberna, y que todos conocemos, es el oso (por cierto, quizá te interese este artículo sobre el peligro de extinción de los osos polares).

La diapausa

Este fenómeno se produce por cuestiones de nacimientos. La vida del insecto, y en algunos mamíferos se interrumpe entre el invierno y la primavera. Cuando se "duermen" tienen un embrión en su interior, pero el desarrollo se retrasa para que el bebé nazca en primavera.

La estivación

Es justo lo contrario a la hibernación, se da con temperaturas muy altas o ambientes muy secos, en los que el animal no se encuentra cómodo.

Para terminar con este artículo me gustaría que vieras el video que voy a poner a continuación, trata sobre la rana de la madera de América del norte, capaz de ser congelada y descongelada sin ningún tipo de daño en su organismo.

Este animal puede hacer esto porque satura sus células con azúcares, que actúa como anticongelante, y además evita que se formen cristales que puedan dañar su delicada estructura.

Reacciona
Comparte