null: nullpx
Logo image
Vix

Después de 30 años congelado, los científicos lograron revivir un microscópico oso de agua

Publicado 18 Ene 2016 – 05:00 PM EST | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

La idea de la criogenia ha inspirado toda clase de mitos e historias, sin embargo, todavía estamos lejos de alcanzar el punto en que podamos congelar cuerpos humanos para revivirlos más adelante.

La criogenia con humanos está lejos, sí, pero con otros animales la historia es muy diferente. Algunos organismos pueden entrar en un estado de dormancia ante situaciones ambientales adversas que les permite, en teoría, ser congelados y revivir años después.

«En teoría», pero no tan en teoría, porque se han realizado varios experimentos de este tipo con estos organismos. El más reciente de ellos involucró a unos animalitos microscópicos apodados  osos de agua. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo.

Pequeñas estrellas

Si te dijera que un organismo microscópico logró hacerse un pequeño lugar entre las populares mascotas de la Internet probablemente no me creerías, pero, si miras este gif, quizás comiences a entender por qué es posible. 

Con sus pequeñas manitos y sus ocho patas rechonchas los tardígrados, más conocidos como osos de agua, resultan simplemente adorables, algo nada común en el mundo microscópico. Esto les ganó una cierta notoriedad en la Internet, la cual fue alimentada por noticias como el hecho de que son capaces de vivir en el espacio o que producen una especie de vidrio ecológico cuando se disecan.

Una aventura congelada

Si todo lo anterior no te había convencido de lo interesantes que son estos animalitos, esta noticia seguro lo hará. Un grupo de científicos informó haber logrado revivir exitosamente dos espécimenes adultos de osos de agua junto con un huevo de estos organismos tras 30 años de congelados.

Desafortunadamente, uno de los dos ejemplares adultos murió poco tiempo después de despertarse ya que no estaba comiendo como debería. El otro, sin embargo, no solo revivió exitosamente sino que pudo reproducirse y dar lugar a 14 crías, algo totalmente inédito.

Aunque ya se habían revivido ejemplares de otros animales tras períodos más prolongados, el récord hasta el momento para los osos de agua era de 9 años. Pero lo más increíble de esto es que los órganos reproductivos de este ejemplar se hayan mantenido intactos. Lo mismo sucedió con el huevo congelado, del cual nació un tercer ejemplar de oso de agua que, a su vez, puso huevos que resultaron en más espécimenes saludables.

El siguiente paso para los expertos será analizar qué sucede en el cuerpo de uno de estos organismos los días posteriores a ser «descongelados». Seguramente estas investigaciones arrojarán resultados muy interesantes, ¿no lo crees?

Reacciona
Comparte