null: nullpx
Logo image
Vix

Desalinización: salvando el agua dulce

Publicado 14 Ago 2011 – 09:10 AM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

Cada año la situación del agua en el planeta se encarece. Sabemos que hay una cantidad finita de recursos hidráulicos, y que si no implementamos sistemas de ahorro y racionalización, en el futuro se verán afectados grandes grupos humanos, así como la propia naturaleza. Los científicos han empezado a pensar en posibles soluciones para poder recuperar agua dulce, una de ellas es la desalinización de los océanos del mundo.

Desalinizar los mares no es más que filtrar la sal que estos contienen. Si el planeta tiene mayor cantidad de agua que de tierra ―70%―, tiene sentido que tratemos de hacer potables esas aguas saladas, las cuales son prácticamente inagotables. Sin embargo, el proceso no es tarea fácil. Implicaría gastos de energía considerables cuyos costos ningún Estado puede asumir. Al parecer los estudios que se han realizado para hacer comercialmente viable la desalinización no han tenido mucho éxito.

La idea que se está manejando en investigaciones es la de usar la ósmosis inversa, según la cual el agua marina se filtraría a través de una membrana que retiene la sal. En recientes experimentos realizados para aumentar el flujo de agua en la membrana, se han empleado tubos de nanocarbono; los resultados son alentadores.  

Algunos expertos consideran que no vale la pena perder recursos ni tiempo en aumentar el flujo de la membrana pues los avances tecnológicos están casi llegando al punto máximo de eficiencia, y que realmente la ciencia debería enfocarse en mejorar las etapas de tratamiento anteriores y posteriores a la desalinización.

En cualquier caso, parece que este proceso de filtración salina desempeñará un rol muy importante en nuestra vida futura, pues no existe ninguna otra vía para obtener agua potable que garantice la continuidad de la vida en el planeta.

Reacciona
Comparte