null: nullpx
Logo image
Vix

Cuidar de los hijos cansa más que trabajar: lo dice la ciencia

Publicado 23 Mar 2018 – 05:07 PM EDT | Actualizado 24 Oct 2019 – 08:53 PM EDT
Reacciona
Comparte

Ayudar en la casa, administrar las actividades extracurriculares, preparar la comida... Criar a un hijo no es una tarea fácil pero, por amor a los pequeños, muchos padres terminan descubriendo habilidades que nunca habían imaginado que tenían.

De un modo general, ser madre o padre en tiempo completo no es reconocido por la sociedad como una actividad compleja que, así como otros trabajos ejercidos fuera de casa, exige mucha dedicación.

Cuidar de los hijos cansa más que trabajar

Un estudio de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, descubrió que cuidar de los hijos cansa más que trabajar, además de que es más gratificante . En la investigación, 2 mil padres fueron encuestados, y 1 de cada 10 afirmó que cuidar a los hijos compromete la salud emocional y física.

Los resultados mostraron que el 13 % de los participantes poseía altos niveles de cansancio y sentimiento de incapacidad. Los índices varían del 11,6 % para los padres al 12,9 % para las madres.

Sin embargo, no todo es negativo, la investigación concluyó que:

«Los padres en promedio están contentos en un 35% de sus actividades de cuidado infantil, en comparación con el 19% de sus actividades remuneradas. De hecho, el nivel de felicidad que experimentan cuidando a sus hijos es sólo un poco más bajo que el de su tiempo libre 41%».


smiling-young-mother-father-standing-their-762865435_shutterstock_762865435.jpg

¿Qué es la fatiga parental?

La fatiga parental es una ramificación del síndrome de fatiga, un problema psíquico causado por la sobrecarga y el estrés extremo, generalmente en el trabajo y en este caso, al cuidar a los hijos. Las causas exactas del problema no son conocidas, pero se sabe que está ligado a la sobrecarga cognitiva.

El instituto médico Mayo Clinic revela algunos síntomas:

  • Pérdida de memoria o concentración.
  • Dolor de garganta.
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos del cuello o las axilas.
  • Dolor articular y muscular sin causa aparente.
  • Dolores de cabeza.
  • Sueño no reparador.
  • Agotamiento extremo que dura más de 24 horas después de realizar ejercicio físico o mental.
«Si trabajas al límite de tu capacidad por mucho tiempo, hay agotamiento nervioso y consecuentemente, fatiga», afirma el psiquiatra Fernando Portel, de la Asociación Brasileña de Psiquiatría (ABP).

Es importante que acudas al médico porque esta afección puede tener las siguientes complicaciones: depresión, aislamiento social, restricciones en el estilo de vida y ausencia laboral.

También te puede interesar:

Original Author: Letícia Leite Original Author URL: https://www.vix.com/pt/users/leticia-leite
Original ID value: 547658
Original Site: pt
Original URL: https://www.vix.com/pt/maes-e-bebes/547658/ciencia-prova-o-que-toda-mae-sabia-cuidar-dos-filhos-cansa-mais-do-que-trabalhar

Reacciona
Comparte