null: nullpx
Logo image
Vix

Astrónomos encontraron oxígeno en una galaxia lejana... pero será complicado llegar allá

Publicado 19 Feb 2020 – 04:46 PM EST | Actualizado 19 Feb 2020 – 04:46 PM EST
Reacciona
Comparte

Uno de los elementos más abundantes del universo es el oxígeno (el tercero, después del hidrógeno y el helio). Está presente sobre todo en las nubes interestelares y es muy importante para comprender el papel del gas molecular en las galaxias.

En una galaxia lejana, a más de 500 millones de años luz de distancia, un equipo internacional de astrónomos detectó oxígeno molecular: la tercera detección de este tipo fuera del Sistema Solar y la primera lejos de la Vía Láctea.

Los astrónomos han buscado oxígeno una y otra vez mediante la identificación de longitudes de onda de radio emitidas por las moléculas y con una técnica llamada espectroscopia, que analiza el espectro de esas longitudes de onda.

Junzhi Wang, líder de la investigación, aseguro que esta búsqueda ha dado lugar a una desconcertante ausencia de moléculas de oxígeno, lo que significa que aún falta una imagen completa de la química del oxígeno en los diferentes entornos interestelares.

En estudios anteriores, se ha detectado una considerable cantidad de oxígeno molecular en la nebulosa de Orión.

Pero, esto puede deberse a que cuenta con estrellas muy jóvenes cuya intensa radiación golpea el hielo aferrado a los granos de polvo espacial y provoca una sublimación, lo que divide sus moléculas, liberando el oxígeno.

Markarian 231, por su parte, se encuentra a 561 millones de años luz de distancia y cuenta con un cuásar, que es un núcleo galáctico extremadamente luminoso con un agujero negro supermasivo en su centro.

Son los objetos más brillantes del universo, y el más cercano a la Tierra es el que se encuentra en Markarian 231.

Los astrónomos piensan que Markarian 231 podría tener dos agujeros negros supermasivos activos en su centro, girando uno alrededor del otro a un ritmo vertiginoso.

El cuásar activo impulsa las salidas moleculares, produciendo choques continuos del tipo que podría liberar oxígeno del agua en las nubes interestelares.

Los investigadores usaron el radiotelescopio IRAM de España para observar a Markarian 231 durante cuatro días en busca de sus longitudes de onda. Los resultados arrojaron una firma espectral de oxígeno.

«Con observaciones profundas hacia Markarian 231 utilizando el telescopio IRAM de 30 metros y NOEMA, detectamos la emisión de oxígeno molecular en una galaxia externa por primera vez», explicaron los investigadores.

Los investigadores calculan que la abundancia del oxígeno en comparación con el hidrógeno era aproximadamente 100 veces mayor que la encontrada en la nebulosa de Orión. Es posible que la intensa actividad de Markarian 231 esté replicando lo que sucede en esa galaxia, pero a un ritmo mayor.

Wang y su equipo aceptan que necesitan hacer más observaciones para poder conocer más los efectos que tiene su descubrimiento en el estudio de las salidas moleculares activas en los cuásares.

Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte