null: nullpx
Logo image
ViX

9 sorprendentes cosas que no sabías sobre las malas palabras

Publicado 19 Ago 2014 – 06:00 PM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

Si te pegaste contra una mesa o perdiste una prueba, entonces sabes que decir malas palabras es la primera reacción. Es liberador, es gratis y da una sensación de rebeldía que pocas cosas nos aportan. Sin embargo, también es mal visto en determinados contextos, y si no cuidas tu lengua, puede traerte problemas. Aquí te dejo algunas curiosidades sobre las malas palabras que seguro no sabías, por lo menos para sentirte mejor porque no eres el único que las usa.

9. Quienes las usan no son perezosos

La clásica frase que dice que los perezosos insultan porque no quieren pensar una frase elaborada es mentira. En realidad son personas creativas y el insulto exige una selección y combinación.

8. La gente las usa mucho

Aproximadamente un 0,7% de las palabras que usamos en el día son de este tipo, lo que las pone al nivel de los pronombres que tienen más o menos el mismo rango.

7. Los niños las aprenden muy temprano

A los dos años un niño ya sabe por lo menos una mala palabra, y ni siquiera sabe el abecedario, ¿No te parece sorprendente… o bastante malo?

6. Tienen miles de años

Las mismas palabras que hoy usas para insultar o aliviar tu ira fueron usadas por las personas del siglo V. Poco han cambiado en el correr del tiempo, lo que las hace de las pocas palabras en tener una mínima variación.

5. En la época medieval no eran rechazadas

Se dice que las malas palabras involucran la vergüenza del afectado, quien se ve identificado en esa palabra dirigida hacia él. Si no siente vergüenza entonces pierde su efectividad. En la época medieval las relaciones sexuales eran prácticamente públicas, y por tanto no les daba demasiada vergüenza. Así es que se acostumbraron a usarlas comúnmente sin culpa.

4. La clase media alta maldice menos

En la clase media alta se maldice menos y esto también tiene una explicación histórica. En la época victoriana, decir malas palabras era descortés y esto se mantuvo en el tiempo, sobre todo en esta clase social, la cual deseaba ser aceptada por los superiores o más ricos.

3. Afecta al cuerpo

No todo es negativo para las maldiciones, porque se dice que quienes repiten malas palabras tienen más tolerancia al dolor y a las temperaturas extremas.

2. El síndrome de Tourette no siempre resulta en maldiciones

Se suele pensar que quienes tienen síndrome de Tourette maldicen mucho, pero en realidad esto le ocurre solamente a un 15% de los afectados. El resto solamente suele gesticular mucho de forma descontrolada.

1. Los hombres dicen mayor cantidad de malas palabras

Es uno de los datos más conocidos, pero es interesante remarcarlo en la época moderna, donde la igualdad ha avanzado mucho. Cuando un hombre está frente a una mujer disminuye la cantidad de malas palabras en su vocabulario.

Interesante, ¿no? ¿Tú dices malas palabras? ¿Cuán a menudo y frente a qué situaciones?

Reacciona
Comparte