null: nullpx
ViX

10 jefes de videojuegos que parecían invencibles y casi te hacen romper el control

Publicado 10 Dic 2020 – 05:27 PM EST | Actualizado 10 Dic 2020 – 05:27 PM EST
Comparte

Uno de los mayores logros para un jugador es derrotar a un jefe de nivel extraordinariamente poderoso, enviarlo de vuelta a las profundidades del abismo de donde vino y celebrar la victoria con tus aliados.

Pero, a veces un jefe es tan injustamente poderoso que incluso los gamers más veteranos han tenido el impulso de destrozar su mando y no volver a tocar ese videojuego de la frustración.

Los jefes han sido una parte vital de los videojuegos, ya que no puede imaginarse a Mario sin Bowser o a Link sin Ganondorf, pero hay algunos que toman muy en serio lo de desafiar a los jugadores, llevando a quien los enfrente al extremo de la desesperación.

A continuación te presentamos los 10 jefes de videojuegos más difíciles, que provocaron pesadillas en los gamers.

#1 Dark Link- Zelda II: The Adventure of Link

Puede que Zelda II: The Adventure of Link no sea una de las entregas más reconocidas de la saga, pero tiene una de las peleas más competitivas contra un jefe final.

Dark Link tiene exactamente la misma velocidad y poder que nuestro héroe, por lo que enfrentarse a él es muy complicado.

Solo aquellos con reflejos precisos, y un poco de suerte, podían atacar y bloquear casi al mismo tiempo a Dark Link.

#2 Drácula- Castlevania

El rey de los vampiros no es tan difícil de derrotar en la actualidad como lo era antes, ya que cuando se lanzó Castlevania por primera vez, sin Internet o alguna guía, los primeros jugadores tuvieron que descubrirlo por su cuenta. Lo que significaba que tenías que jugar casi todo el juego varias veces para encontrar la mejor estrategia

.

El jugador recibe cuatro veces más daño que el vampiro, por lo que era necesario ir a la batalla con exceso de corazones, y mucha, mucha agua bendita.

#3 Ornstein y Smough- Dark Souls

¿Qué es mejor que un super jefe final? Pues dos jefes finales extremadamente poderosos, al menos así lo pensaron los desarrolladores de Dark Souls.

El asesino de dragones Ornstein y el verdugo Smough nos dan una de las batallas contra jefes más desafiantes de toda la franquicia.

Lo peor, es que si consigues derrotar a uno de ellos, el otro absorberá sus poderes, por lo que la mejor opción es concentrarse en atacar a uno de ellos y evitar los ataques de ambos.

#4 Alma- Ninja Gaiden

Ninja Gaiden del 2004 se considera un videojuego con villanos muy rudos, pero la peor de todas es sin duda Alma.

Es poderosa y veloz, además de que lanza unos proyectiles muy peligrosos. Alma se acerca al jugador a una velocidad tal que es casi imposible reaccionar. La paciencia y el análisis de sus movimientos son clave para derrotarla.

#5 Mike Tyson- Punch- Out!!

El deporte de los puños tiene uno de los videojuegos más difíciles de todos los tiempo, gracias en gran parte al jefe final, el gran Mike Tyson.

Como jugador, dispones de un arsenal más pequeño y menos potente de movimientos en comparación con Mike.

Si quieres derrotarlo (o por lo menos durar más de un round) tienes que esquivar lo mejor que puedas sus primeros golpes y contraatacar si tienes la oportunidad.

Es importante que no intentes predecir el movimiento de Mike, porque lo más seguro es que te sorprenda y termines en la lona.

#6 Senador Armstrong- Metal Gear Rising: Revengeance

El Senador Armstrong es el cómplice de la empresa militar antagonista del juego. Los gamers deben de asumir el papel de Raiden, un cyborg con la misión de acabar con esa organización secreta.

Gracias a nanomáquinas, Armstrong es más fuerte y resistente que un humano promedio.

La clave para vencerlo es estudiar la coreografía de sus ataques, pero sobre todo mantenerte lejos de sus poderosos puños.

#7 Orphan of Kos- Bloodborne

Al igual que Dark Souls, a Bloodborne le encanta estresar a sus jugadores, pero una de las batallas más complicadas es en el DLC The Old Hunter, en donde te enfrentas cara a cara contra Orphan of Kos.

El enemigo usa ataques de larga y corta distancia, pero la mayoría de sus ataques son por el lado derecho, por lo que si te mantienes a la izquierda podrías tener cierta ventaja.

En la primera parte de la batalla puede saltarte encima, lo que significa una oportunidad para apuñalarlo.

#8 Sephiroth- Kingdom Hearts

Curiosamente, este híbrido humano alienígena es más difícil de derrotar en Kingdom Hearts que en Final Fantasy VII.

En Kingdom Hearts, Sephiroth puede bloquear la mayoría de los ataques del jugador, además de contraatacar con un muy poco tiempo de margen de reacción.

Para esta batalla es mejor prepararse que pensar en una estrategia. No te molestes en intentarlo si su nivel es inferior a 70, además de que debes tener todos los recursos posibles para mejorar tu fuerza y tu vida.

#9 The Nameless King- Dark Souls III

Su batalla es tan complicada, que es un jefe opcional en Dark Souls III. Una táctica habitual para derrotarlo es mantener la distancia, pero eso solo provocará que saque su dragón.

Lo mejor es mantenerse cerca y apuntar a la cabeza para buscar una abertura, y cuidarte de uno de sus ataques especiales, ya que puede provocar una derrota instantánea.

#10 Absolute Virtue- Final Fantasy XI

Absolute Virtue es tan poderoso que raya en el ridículo, ya que provoca que los jugadores pasen horas tratando de derrotarlo. Después de algunas quejas, los desarrolladores agregaron un parche al juego para reducir la vida de Absolute Virtue casi a la mitad.

También se implementó un límite de tiempo de dos horas para evitar que los jugadores pasen todo el día pegados a una pantalla.

Aún con todo eso, prepararte para derribarlo puede requerir semanas de modificaciones a tu personaje para que esté a la altura del enemigo.

¿Conoces a otros jefes difíciles de los videojuegos? Compártelos en los comentarios.

Échale un ojo a esto:

Comparte