null: nullpx
Fashion Week

Selena Gomez celebrada (y criticada) en París

La cantante parece ganar un buen lugar en el ranking de fashinonistas por encima de Kendall Jenner y Gigi Hadid.
10 Mar 2016 – 10:49 AM EST

Por Graciela Miramontes| @univisiontrends

Apenas bajó del avión y sólo se habla de ella. Selena Gomez, llegó a París como parte de los invitados especiales al desfile de Louis Vuitton y desde el primer momento, el mundo de la moda sólo tiene buenas impresiones de sus elecciones de estilo para estos días.

Aunque sus amigas las modelos Kendall Jenner y Gigi Hadid, han robado cámara con sus andanzas en la ciudad de la luz, Selena fue la única de las tres en recibir una invitación al show de la firma.


Durante el día entero, la cantante tuvo varios cambios de atuendo. Para el desfile, hizo una elección casual (pero muy chic) de falda de dénim, camisa blanca, abrigo negro y bolso y botines (de piel de serpiente) de la casa francesa. Después, se cambió a un par de pantalones rojos de cuero a la cintura, top y abrigo en negro y un bolso Vuitton.


Pero no todo fueron aplausos. El escotado vestido negro que llevó a una fiesta el día anterior al desfile dio mucho de qué hablar. No solo dejó en evidencia que no llevaba sujetador, algo cada vez más común ante las exigencias de los escotes profundos de las alfombras rojas, sino que, la abertura del vestido negro tipo gabardina era tan profunda que, ante algunas imágenes indiscretas, se levantó revuelo en las redes que debatían si llevaba ropa interior o no.

En realidad, la ropa interior parece ser un accesorio cada vez más prescindible para las estrellas de Hollywood, así que en realidad no sería ninguna novedad que no llevara.


La relación entre Selena y la casa Louis Vuitton se fortaleció el año pasado cuando la firma quiso que su cara latina y emblema entre la juventud representara los nuevos aires que traía Nicolas Ghesquière a la casa.

La intérprete de “Good For You” ha logrado refinar su estilo a últimas fechas y el cierre de la semana de la moda, fue la cereza en el pastel. Al parecer, el lado más joven de Hollywood le ha puesto brillo a las pasarelas y París, que fue su único fashion week entre toda su agenda de proyectos musicales, fue el escenario ideal para que la cantante reafirmara su status de fashionista.


Más contenido de tu interés