null: nullpx
Diseño

5 sillas diseñadas por arquitectos famosos

Publicado 10 Jul 2012 – 08:00 AM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Son varias las incursiones de arquitectos en el mundo del diseño de mobiliario.  Son tareas naturales, podría decirse, fruto de una visión integral de su disciplina. Para ilustrar algo de esto, hoy me propongo mostrarte algunos ejemplos del mobiliario de arquitectos reconocidos.
 
Si estás buscando una silla especial o una idea inspiradora, sólo tienes que tomar en cuenta alguna de estas sillas diseñadas por arquitectos famosos.


LC1 de Le Corbusier

silla de Le CorbusierCassina

La silla MR de Mies van der Rohe

La silla 66 de Alvar Aalto

Alvar Aaltosilla de Aaltosillas de madera

La Quinta de Botta

 
Ahora voy a dar un salto en el tiempo, y me referiré a la maravilla creada por Mario Botta. La Quinta, tal como la bautizó este arquitecto italiano, me remite inmediatamente a la silla del querido Mies que mencioné antes.
 
Su imagen es mucho más moderna, es cierto. Esto sucede porque parece una evolución formal de la silla de Mies, con un gesto innovador: retoma las líneas curvas, les quita espesor y les agrega chapas de metal perforadas y a medio plegar. Logra simplificar las formas, hacerlas más livianas y despojadas. No sé en qué lugar de mi casa la pondría, pero me resulta fascinante. 


La silla Z de Zaha Hadid 


 
Elegí a Zaha Hadid un poco invadido por el espíritu olímpico, ya que esta arquitecta británica de origen iraquí es la diseñadora del London Aquatics Centre, una de las postales más increíbles de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
 
La Z, diseñada en 2011, está muy emparentada con la silla Lo Res de Rem Koolhaas. Si pudiéramos reducir las formas de ambas sillas a una línea trazada en el papel, seguramente, encontraríamos que son como primas. Sin embargo, lo que el diseño de Koolhaas tiene de anguloso y agresivo, en la silla Z se torna más puro y despojado. Más dinámico, incluso.
 
Si me costaba decidir dónde colocar la de Botta, esta silla de metal bien podría estar en un pedestal y hacerla pasar por una escultura. ¿Tú que crees? 


Reacciona
Comparte