Acuario - Martes 25 de agosto: Una visita que te alegrará

Tiempo de regalarte algo a ti mismo, de mimarte y cuidarte. Más... Por Profesor Zellagro
Univision
24 Ago | 4:00 PM EDT
Por el Profesor Zellagro. Un martes de sextiles planetarios-o sea, aspectos favorables de 60 grados entre diferentes planetas- una etapa en la que tendrás muchos motivos para alegrarte ya que van a ocurrir situaciones felices dentro de tu familia y en tu vida personal. La noche promete ser muy vivaz y divertida así que vete preparando desde ahora, con una actitud mental fresca, típicamente acuariana, para sacarle el mayor partido posible a lo que vas a tener frente a ti en las próximas horas. Asimismo te llegará una noticia de alguien que está en el extranjero y que pronto te visitará. Sin embargo, como tu regente está retrógrado, tiendes a pensar que las cosas no te saldrán como esperas ¡elimina esa actitud derrotista que no tiene que ver contigo!


Amor

Hoy martes la Luna sigue transitando por Capricornio y los planetas Venus, Urano, Neptuno y el planetoide Plutón continúan retrógrados. Es hora ya de poner ese toque creativo acuariano en una relación si notas que está faltando la espontaneidad y no disfrutas plenamente del sexo a la hora de la intimidad. Recuerda que eso es parte fundamental en una vida de pareja.


Salud

Si has estado padeciendo de trastornos renales o que tengan que ver directa o indirectamente con tus vías urinarias durante estos días experimentarás una gran mejoría. No te agobies, si te sientes mal, consulta tu médico y saldrás de dudas.


Trabajo

Algunos acuarianos están pasando momentos laborales difíciles como consecuencia del tránsito retrógrado de tu regente, Urano, pero hay buenas noticias. El mes de septiembre, que ya está a las puertas, promete un ciclo cargado de opciones, inclusive mejores de las que pensabas.


Dinero y fortuna
Si en el pasado has querido viajar y no has podido por falta de recursos en estos momentos la situación es diferente pues tendrás en tus manos el dinero que necesitas para regalarte ese pequeño gusto que tanto mereces como recompensa a tus esfuerzos.