null: nullpx
Entretenimiento

Nuevos detalles de la muerte de Paul Walker: estaba vivo cuando el auto se incendió

El actor de 'Fast & Furious' no murió instantáneamente, como se había dicho en 2013.
25 Mar 2017 – 8:34 AM EDT

Cuando Paul Walker murió en un accidente automovilístico el 30 de noviembre de 2013, peritos habían dictaminado que el actor de Fast & Furious había perdido la vida instantáneamente. Sin embargo, nuevas evidencias reveladas por el abogado Craig McClellan sugieren que Walker seguía respirando después del accidente.

Según un reporte de RadarOnline, tras el choque, Walker quedó atorado entre el tanque de gasolina y el motor de su Porsche Carrera GT, por lo que no pudo escapar a pesar de que seguía vivo. Las llamas lo calcinaron un minuto después.

Walker era conocido por su papel como Brian O'Conner en la saga de películas de Fast & Furious. El actor murió a los 40 años en un accidente automovilístico en Valencia, California, el 30 de noviembre de 2013. Su amigo, Roger Rodas, iba manejando al momento del choque.

La familia de Walker y la de Rodas demandaron a Porsche por el accidente bajo el argumento de que había sido ocasionado por defectos de fabricación y seguridad. El juez federal encargado de la demanda de Kristine Rodas, viuda del conductor, dictaminó que Porsche no era responsable del accidente en abril de 2016.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Más contenido de tu interés