Entretenimiento

Termina batalla legal por los restos de Charles Manson: sigue la guerra por su patrimonio

Una corte californiana determinó que el nieto del jefe de la secta que acuchilló a muerte a la actriz Sharon Tate embarazada, Jason Freeman, podrá recoger el cuerpo del asesino, que se mantiene en una nevera de la morgue desde noviembre pasado.

Hasta la batalla legal por los restos del asesino Charles Manson contó con visos extraños. Tres familiares se pelearon por la disposición final del cuerpo del psicópata, que dirigió una peligrosa secta que mató a nueve personas, entre ellas a la actriz Sharon Tate (quien estaba embarazada), hace casi cincuenta años.

Este lunes, según la Associated Press, la comisionada Alisa Knight de la Kern County Superior Court determinó que su nieto Jason Freeman, quien reside en la Florida, podrá recoger los restos del notorio asesino, que se mantienen en una nevera de la morgue del California Kern County desde que falleció el pasado 19 de noviembre, a los 83 años. El hombre, hijo de Charles Manson, Jr., nunca conoció a su abuelo, aunque en los últimos años se carteó con él.

Freeman no respondió inmediatamente que haría con el cuerpo del asesino que murió a los 83 años, de acuerdo a la agencia de noticias, pero previamente había indicado que cremaría los restos y los esparciría para acabar con el imaginario de “este llamado monstruo, esta figura histórica que no debió haber crecido tan grande como ocurrió en todos estos años”.

El proceso judicial se tornó en una suerte de circo cuando algunos amigos comenzaron a presentar testamentos supuestamente firmados por el asesino, quien extinguía una sentencia de cadena perpetua tras abolirse la pena de muerte en California, mientras aparecían familiares reclamando el cuerpo y un patrimonio que podría tornarse en un lucrativo negocio por las regalías producto los derechos de autor de canciones e imagen del temido asesino.

La Oficina del Forense interpuso una acción legal porque quería acabar con la controversia que había generado el pleito por los restos de Manson de forma expedita ya que los cuerpos se estaban apiñando en la morgue.

La pugna incluyó a Freeman, Michael Brunner, quien aseguró ser hijo del criminal; y Michael Channels, que era amigo por correspondencia del asesino y que, además de coleccionar objetos relacionados a Mason, decía tener su testamento.

En agosto de 1969, Manson ordenó a un grupo de jóvenes que se denominaba ‘La Familia’ a que incursionara en unas casas en Los Ángeles y a que atacara a las inquilinos, en una matanza que se extendió dos noches. Siete personas murieron acuchilladas, ahorcadas y tiroteadas. En la primera noche, murieron Tate, esposa de Roman Polanski y embarazada de ocho meses y medio, y cuatro de sus amigos Wojciech Frykowski, Abigail Folger y Jay Sebring, quienes la acompañaban en ese momento.

En un segundo ataque, mataron a Leno y Rosemary Labianca. Los miembros de 'La Familia' también asesinaron a Gary Hinman, Donald Sea y Steven Parent -en incidentes separados- durante ese periodo en que aterrorizaron al país.

La decisión de la comisionada Knight despeja el camino para disponer del cuerpo de Manson, pero anticipa el inicio de una agria batalla legal por el control de la herencia del asesino.


RELACIONADOS:Sharon TateCelebridades