null: nullpx
Entretenimiento

El misterio de Miroslava: los últimos minutos de una estrella del cine mexicano

El suicidio de la hermosa actriz de origen checo ha generado leyendas y especulaciones por décadas, pero en realidad, ¿por quién se quitó la vida?
31 Dic 2017 – 11:01 AM EST

Nadie estaba con Miroslava Stern al momento de su muerte: nadie la vio, nadie la oyó. Únicamente la acompañaban la misma soledad que había tenido por muchos años y los lujosos adornos del dormitorio en su mansión, ubicada en la elegante colonia Anzures de la Ciudad de México.

Sobre la cama, como una especie de bella durmiente de un cuento, yacía la rubia mujer de rasgos eslavos, con su cabellera reposando sobre la almohada. En la mesilla de noche, un retrato dedicado del torero Luis Miguel Dominguín, un florero, un cenicero con un cigarrillo a medio fumar, que se había apagado... las manos de la mujer de 29 años sobre su pecho. Este es el retablo que encuentra María del Rosario Navarro viuda de Nava, su ama de llaves, mujer de toda su confianza, al asomarse a las nueve de la mañana del miércoles 10 de marzo de 1955.

Actrices que murieron jóvenes y en pleno éxito de su carrera

Loading
Cargando galería


Rosario llegó, como todas las mañanas, a las ocho y preparó el desayuno habitual: pan tostado, huevos tibios, jugo de toronja y café negro -el régimen de la señora para cuidar la línea-. Puso dos rosas en un vaso y subió la escalera. No había visto a la señora desde el lunes anterior: "Me dijo que me tomara el martes porque iba a salir y regresaba tarde", declararía la empleada más tarde, el mismo día, aún tan impactada, que no había podido llorar; mientras los inspectores tomaban nota. El hallazgo se hizo justo a tiempo para que los periódicos vespertinos dieran la noticia y los rotativos del día siguiente la llevaran en titulares, acompañada de una imagen de su rostro clásico, su melena dorada, su sonrisa melancólica: " MIROSLAVA HA MUERTO". "SE MATÓ MIROSLAVA".

No hay duda, ese es el reporte; mientras los fotógrafos retratan la habitación y el cuerpo con rigor mortis, bajo una sábana, llevado en una camilla a la ambulancia, se consigue la dispensa de la autopsia y comienza la leyenda.

La mujer que vino del frío

Para la Época de Oro del cine mexicano, la presencia rubia y luminosa de Miroslava Stern -mejor conocida por su nombre de pila, la primera actriz que formalmente encabezó repartos con un solo nombre- significó un fascinante toque cosmopolita acorde con los turbulentos años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial. Los grupos de inmigrantes que llegaron a México provenientes de Europa y el Cercano Oriente se integraron a una sociedad burguesa en plena expansión y contribuyeron, de manera importante, a la vida cultural del país.

Sin embargo, y con toda honestidad, el cine mexicano no supo qué hacer con Miroslava. Su belleza extraordinaria era muy diferente a la del resto de las actrices de su generación como Columba Domínguez o María Victoria, y su rango interpretativo, si no limitado, por lo menos resultaba poco aprovechado. De ahí que su filmografía fuera sumamente dispareja, aunque con algunos títulos interesantes como ' Ensayo de un crimen', dirigida por Luis Buñuel, que es posiblemente su mejor película junto con 'Escuela de vagabundos', que hizo al lado de Pedro Infante. Muy escasas joyas en medio de numerosas películas menores.

Pedro Infante, el actor que encarnó lo mismo curas que borrachos

Loading
Cargando galería


La fascinación contemporánea hacia Miroslava la llevaron a convertirse en una especie de 'Marilyn Monroe a la mexicana'. Este fenómeno tiene como punto de partida el aura romántica generada por su suicidio justo cuando su carrera por fin parecía estar en su mejor momento y conducirla a alguna parte. Reservada, elegante, con un gesto entristecido, muchos críticos contemporáneos y actuales consideran que no era la mejor actriz del cine mexicano, la clasificaban como correcta, aunque siempre rígida; pero su carisma, que sabía encender ante una cámara o al entrar en una habitación, bastó para darle una carrera fulgurante.

Más allá de los foros cinematográficos su vida personal -al menos lo que dejaba asomar- mostraba su verdadero yo: criada como una migrante desde su infancia, la joven tenía un carácter contradictorio, ansioso y depresivo, nadie podía controlar su ansiedad ni sus ataques de pánico, por lo que se habría beneficiado de la psicología moderna, si hubera creído en ella.

Encontraba su terapia en la pantalla grande, donde podía interpretar a una mujer distinta a la que era en realidad, y en una breve carrera de solo 9 años amasó una filmografía de 30 títulos, que, como en el caso de su contarparte masculina, James Dean -un actor convertido en mito por lo prematuro de su deceso- sirvió para hacerla más famosa después de su muerte de lo que fuera en vida.

Miroslava y los hombres

Hija única de un padre posesivo e inseguro y de una madre frágil que murió cuando su hija aún era adolescente, Miroslava llegó a México a los 18 años de edad, hablando muy poco español y con una timidez paralizante. Sin embargo era ese estilo suyo, tan contrastante con el de la época, lo que la llevó a convertirse en reina del baile blanco y negro del Country Club de la capital, y a hacer sus primeras pruebas cinematográficas.

Llamaba la atención la blancura de su piel y la forma almendrada de sus ojos, por lo cual la timidez tuvo que quedar de lado. Con una aparición en una película, Miroslava ganaba más que lo obtenido por su padre en un mes. Así hizo papeles pequeños en 1946, y en 1947 obtuvo su primer papel importante al lado de Mario Moreno 'Cantinflas' en la cinta 'A volar, joven', lo que cambió su vida para siempre.

Para ese momento Miroslava ya era divorciada. A los 20 años se había casado con Jesús Jaime Gómez Obregón, a quien apodaban 'Bambi'. Él era un sobrino del difunto presidente Álvaro Obregón y miembro de la alta sociedad. La boda fue uno de los momentos más notables de la temporada, pero el matrimonio no duró más que seis meses: Gómez Obregón, se dice aún, era un homosexual encubierto y su joven esposa lo descubrió con un amigo. Esta experiencia traumática causó un duro golpe en su psique, algo que Guadalupe Loaeza detalla en el relato que escribió a fines de los 80 acerca de la actriz, y que se convertiría en una película en 1992.

A lo largo de su carrera tuvo romances fugaces con algunos de sus compañeros, como Arturo de Córdova, el estadounidense Steve Cochran, Pedro Armendáriz (quien era casado), el millonario Jorge Pasquel, Pedro Infante y por supuesto, 'Cantinflas', con quien tuvo la relación más larga, antes de conocer a su último amante más notorio, el torero español Luis Miguel Dominguín.

10 cosas que no sabías de... Cantinflas

Loading
Cargando galería


La relación entre Miroslava y 'Cantinflas' era discreta, además ella reunía todas las características que más atraían al 'Mimo de México': era rubia, europea, refinada, una réplica más joven y estilizada de su propia esposa, la rusa Valentina Ivanova y de su amor frustrado, la aristocrática Natasha Gelman, esposa de su socio, Jacques. Para ella, Mario era una fuente de seguridad, alguien con quien podía hablar de sus ansiedades sin encontrar presión o juicios, sino consuelo.

Sin embargo la relación más sonada hacia el fin de su vida fue con Dominguín, padre de Miguel Bosé, a quien conoció en 1954. El célebre matador era un hombre rodeado de bellezas, había sido amante de Ava Gardner, la despampanante exesposa de Frank Sinatra; pero al mismo tiempo que se veía con Miroslava frecuentaba a Lucía Bosé, ex Miss Italia y actriz de cine quien había alcanzado la fama internacional con 'Las amigas', de Michelangelo Antonioni. En diciembre de 1954, Lucía quedó embarazada de su primera hija, y el 1 de marzo de 1955 Dominguín se casó con ella. Al no haber roto formalmente con la actriz, Miroslava tomó muy mal la noticia, que supo por boca de 'Cantinflas', según reza la leyenda negra, por lo que impulsivamente decidió quitarse la vida.

La última noche

Hay muchas versiones de esa última noche. La prensa de la época reportó que Miroslava había hecho un auténtico ritual del momento de su suicidio: se había dado un largo baño en agua de rosas, se puso un elegante negligée de seda y encaje, se peinó y maquilló con esmero, y antes de tomar la dosis fatal de barbitúricos que la mató, escribió tres cartas: una de ellas dirigida a su padre, para luego meterse a la cama. Otra de las versiones decía que a la hora de su muerte llevaba un vestido rojo y una foto de su íntima amiga, la rumbera Ninón Sevilla, sobre el pecho. Otras más aseguraban que se había tomado las pastillas por capricho, para llamar la atención y que el berrinche había salido mal.

Durante el úlitmo día de su vida hizo varias cosas: se le vio en su auto, un Mercury verde, por distintos puntos de la ciudad. Había acudido con la peinadora y la modista, quien le estaba haciendo alteraciones a un vestido de fiesta. Había comido con Ninón en un restaurante, y durante la conversación surgida entre platillos, la actriz y bailarina cubana no notó que el humor de su amiga fuera distinto a como era en otras ocasiones.

Se la vio pasar muy discretamente por el edificio Rioma, ubicado en Avenida de los Insurgentes, donde 'Cantinflas' tenía su despacho personal. La entrevista entre ambos fue, según testigos que declararon tiempo después, expedita y silenciosa. Cuando Miroslava salió del despacho, iba con paso firme y apresurada. Muchos sostienen aún hoy, que fue el propio Mario Moreno, en un arrebato de celos o en un acto de crueldad, quien le mostró el periódico donde venía la noticia de la boda de Dominguín y Lucía Bosé.

Tantas versiones que colisionan, se contradicen: nunca han existido pruebas para afirmar que Miroslava murió por capricho o por depresión. La historia oficial del suicidio tampoco es del todo coherente, solo hubo un misterio que creció y creció, mientras México recibía la noticia del suicidio con auténtico estupor.

Sus vidas terminaron en tragedia

Loading
Cargando galería


¿Por quién se mató: el torero o la estrella?

Sobre esta tragedia, la escritora mexicana Guadalupe Loaeza escribió un cuento en su libro 'Primero las damas', en el que reproducía con algunos datos periodísticos y abundante imaginación, lo que pretendían ser los dos últimos días de la actriz de origen checo. Entusiasmado con el cuento de Guadalupe, Ignacio Durán, quien fungía como director del Instituto Mexicano de Cinematografía en 1992, planeó producir una película que dirigiría Alejandro Pelayo y estaría guionizada por el prestigiado dramaturgo y periodista Vicente Leñero.

"Acepté de inmediato", recordó el autor de 'Los albañiles' y 'La mudanza', en un texto escrito para la revista semanal mexicana de corte político ' Proceso', en el marco de los 50 años de la muerte de Miroslava. "Desde las primeras películas en las que participó Miroslava yo era, como tantos, su enamorado platónico por su belleza deslumbrante".

La principal fuente de información sobre Miroslava que tuvo Leñero fue Ernesto Alonso, el célebre actor y creador revolucionario del género de la telenovela. Alonso, además de compañero y amigo, fue guía, consejero y protector de Miroslava, tanto en vida, como después de muerta. Nadie sabía tanto de los secretos de la actriz como él.

Miroslava y Ernesto Alonso se habían conocido en 1949 durante el rodaje de 'Trotacalles', un filme de la directora Matilde Landeta. Desde un inicio se dio entre ellos una gran complicidad, y el actor y productor fue de las pocas personas que logró establecer un vínculo de confianza total con la actriz. De hecho, la última película que filmó, 'Ensayo de un crimen', de Luis Buñuel, fue a su lado.

Para hablar del guión, Alonso citó a Pelayo y Leñero, narró este último, en su lujoso apartamento de Polanco. Una vez ahí, 'El señor Telenovela' les dijo que encontraba el guión bien hecho, sin sensacionalismos, pero -hizo hicapié- su principal objeción al guión era que la causa real del suicidio de Miroslava nada tenía que ver con Dominguín.

" Esa versión se dio como cierta “oficialmente”; y no la quise desmentir para no causar escándalos," dijo Alonso, mientras bebía melancólico un whisky. La película no podía mostrar al torero español como objeto de la obsesión de Miroslava. Eso era mentira. Ella se había enredado con Dominguín por despecho, pero el hombre por el que había enloquecido de amor era un mexicano importante, muy importante. "Mil veces le prometió divorciarse de su mujer para contraer matrimonio con ella, pero nunca se lo cumplió. Fue un cobarde que por siete años jugó con los sentimientos de Miroslava", prosiguió Alonso. "Cuando ella se dio cuenta del engaño se hundió en una profunda depresión de la que ya no se recuperó".

–¿Quién era ese tipo tan importante? –preguntó Leñero.

No se puede decir. Unos cuantos lo sabemos.

–Se habló de Alejo Peralta o Jorge Pasquel, los dos importante magnates.

–No es verdad.- repuso Ernesto Alonso.

También se dijo que era lesbiana y andaba con Ninón Sevilla.

–¡Esas son pendejadas! –se enojó Alonso. El fiel amigo de la actriz apuró su último trago de whisky. –Te puedo decir su nombre, aquí, en confianza, si me prometes guardar el secreto, Vicente. Ese hombre todavía [en 1992] vive y no quiero tener problemas con él. No es mi amigo, pero esto podría perjudicarme si se sabe.

–Claro, Ernesto, cuenta con eso, te lo juro – Leñero levantó la mano derecha al mismo tiempo que lo observaba Alejandro Pelayo, tensos ambos por la curiosidad.

–Fue Mario Moreno.

Hubo un silencio que solo pudo romper Leñero pasados unos minutos –¿Fue por 'Cantinflas' que se mató Miroslava?

Según puntaliza Leñero en su texto, Ernesto Alonso agregó datos bochornosos del cómico mexicano para que no cupiera duda y dio por terminada la conversación. Cuando los acompañó hasta la puerta de su departamento, recordó Leñero en su texto, el célebre lo detuvo de un brazo. –No se te olvide. Prometiste que nunca vas a revelar esto.

Tuvieron que pasar un par de décadas, ya con Alonso y Mario Moreno muertos y enterrados, para que Leñero (fallecido en 2015) contara esta anécdota, que sirve quizá como confirmación de la leyenda de Miroslava como una de las figuras más misteriosas e inolvidables del mundo artístico.

También te puede interesar:

RELACIONADOS:Entretenimiento

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.