null: nullpx
Entretenimiento

Los últimos minutos de Fanny Cano: la tragedia que apagó el fulgor de una estrella

En un accidente aéreo en Madrid perdió la vida la actriz que fue considerada 'la mujer más bella de México'.
3 Dic 2017 – 10:44 AM EST

La mañana del miércoles 7 de Diciembre de 1983, la ciudad de Madrid amaneció fría y gris; había mucha bruma en torno al aeropuerto internacional de Barajas. La terminal comenzaba a recibir el aumento de tráfico de fin de año, con las fiestas navideñas inminentes: los corredores estaban decorados con luces; mucha gente yendo y viniendo con ese aire de apremio por llegar a reunirse con sus seres queridos. En las pistas y rampas de llegadas y salidas esperaban aviones de todo tipo, entre ellos las dos flamantes naves - un Boeing 727 de Iberia y un DC-9 de Aviaco- que habrían de protagonizar una dantesca escena, tan solo en cuestión de momentos.

A las 9:40, la confiable voz del capitán Carlos López Barranco anunció a los pasajeros que faltaban solo unos minutos para el despegue del vuelo 350 de Iberia. En menos de dos horas, Fanny Cano y su esposo Sergio Luis, estarían en el aeropuerto Leonardo Da Vinci de Roma, donde pasarían la Navidad con la hermana de ella, Rosa Elvia, y su sobrina. Después de Año Nuevo, juntas las hermanas Cano Damián seguirían su camino hacia la India, para hacer un peregrinaje a Benares, donde practicarían la meditación según el rito budista.

Así era Fanny Cano: la gran estrella con final trágico

Loading
Cargando galería

Fanny, estrella de cine y TV en México, de 39 años de edad, rubia y de belleza clásica, iba sonriente, serena, vestida con un conjunto de saco y falda en color arena de Pierre Cardin; sus ojos verdes ocultos por unos amplios lentes oscuros. A su lado, Sergio Luis Cano, seis años mayor, subsecretario de Comercio en el sexenio de José López Portillo, con quien se había casado en 1980, y en ese momento director de FOMIN -Fondo para el Fomento Industrial- le acarició la mejilla, y la ayudó a ajustarse el cinturón.

A las 9:45 am, el 727 comenzó su trayecto hacia la pista, y también hacia el destino.

Como una Venus

María Francisca Isabel Cano Damián nació en Huetamo, Michoacán, el 28 de febrero de 1944 - algunas fuentes citan 1945 y hasta 1948-. Era la segunda de los seis hijos (5 niñas y un niño) nacidos de Francisco Cano Romero y Aurelia Damián de Cano. De grandes ojos verdes y una disposición dulce, Fanny es recordada aún hoy por los vecinos de la localidad, como una niña comedida y buena, que junto con sus hermanos recorrían las calles de la ciudad y cruzaban los arroyos para ir a comprar pan como una más de las típicas familias de ese poblado, aun sin pavimentar ni servicio de electricidad.

La niña creció en una familia tradicional con fuertes principios morales; era la sobrina consentida de su tío Tomás Cano, quien fuera el párroco del pueblo, aunque años más adelante él la regañar+ia severamente al verla en la pantalla grande ligera de ropa, algo que contrastaba con su verdadera personalidad, más bien reservada y tímida.

Destino final: estrellas apagadas por trágicos y sorpresivos accidentes aéreos

Loading
Cargando galería


"Fanny era muy distinta a lo que se pudiera pensar de ella," dijo su hermano menor, Francisco Cano Damián, en una entrevista de televisión en 2003 "no le interesaban los lujos, era más espiritual. Algunas veces, mientras crecíamos, vi cómo a ella le daba pudor ser tan hermosa. No era que no se gustara, solo que sentía que los demás solo la veían como una cara o un cuerpo, pero a nadie parecía importarle lo que sintiera o pensara. Y ella era mucho más que una cara bonita."

Cuando Fanny tenía diez años, su familia se mudó a la capital, donde llevó una vida sosegada de jovencita de clase media, en las calles de la colonia Nueva Santa María, donde tenían su domicilio; además de ser una estudiante aplicada, le gustaba jugar voleibol con sus compañeras de la secundaria, asistir a misa, escuchar música y cuidar niños pequeños, algo de lo que tenía mucha práctica, habiendo ayudado a su madre con la crianza de sus hermanos.

En la primavera de 1962, estudiaba la licenciatura en psicología en la Universidad Nacional Autónoma de México, cuando fue descubierta en la cafetería de la Facultad de Filosofía y Letras por José Luis Rodríguez, 'Palillo', emblemático personaje de la máxima casa de estudios, y creador de la célebre porra: “¡Cachún, cachún ra-ra! ¡Cachún, cachún ra-ra! Goya, Goya, Universidad" y el periodista de espectáculos Jaime Valdez quienes la convencieron de participar en el certamen de 'Reina de los estudiantes', organizado por la Federación Estudiantil Universitaria, del que resultó ganadora. Fue también entonces donde dejó de usar su nombre de pila, 'María', para convertirse en 'Fanny'. El periodista tenía un olfato certero y había descubierto algo sumamente valioso, casi por accidente: una estrella natural.


9:46 am

La autorización para pasar a pistas fue concedida y el 727 se movió entre la espesa niebla molesta para alcanzar la pista asignada. Sergio Luis tomó la mano de su esposa, que se asomaba por la ventanilla. Qué pena que fuera un día tan gris; en Roma seguro los recibiría el sol. Rosa Elvia estaba muy emocionada de que ella y su hermana irían a recibir la bendición papal en San Pedro y celebrarían Navidad en la ciudad eterna.

Es la primera vez en mucho tiempo que Fanny no pasa esas fechas con sus padres, pero todo se ha conjugado tan bien, que pareciera como si una mano mágica lo hubiera acomodado: un viaje de negocios para Sergio, el que Rosa Elvia y su hija estén en Italia, que el Maharishi Mahesh Yogi diera taller de meditación en Benares al inicio del año.

¿Y después? Quién lo sabe. Tal vez tener un hijo al que dedicarse cuando por fin se retire de la actuación. Hay una propuesta de Ernesto Alonso para grabar una telenovela en Televisa a mediados de 1984, y quizá acepte, si el personaje que le ha prometido la escritora Fernanda Villeli en 'La Traición' es realmente tan bueno: Después de 4 años del exilio en Francia, Amelia Guerra vuelve a México, en donde encontrará el amor, pero también sufrimiento, misterio y pasión. Será la primera vez que regrese a los foros de San Ángel, desde que terminaron las grabaciones de ' Espejismo' en 1981, una producción que la dejó insatisfecha y pensando seriamente en el retiro. Tantos planes en su cabeza. Será por eso que este viaje es como un cierre y también un nuevo comienzo. Fanny devuelve el apretón a la mano de su marido y sigue con los ojos fijos en la bruma que poco a poco se disipa.

Mientras esto sucede, en otro lugar del aeropuerto se mueve otro aparato, un bimotor a reacción McDonnell Douglas DC-9 de la aerolinea española Aviación y Comercio S.A. Aviaco, hoy ya descontinuada, que llevaba a bordo a 37 pasajeros y 3 sobrecargos. Al mando va el capitán Augusto Almoguera, saliendo a cubrir el vuelo 134 con destino a Santander, de carácter doméstico. Una vez todos sus pasajeros a bordo el capitan Almoguera es autorizado a salir a rodaje para pasar a pistas, debía tener cuidado, la niebla estaba muy densa, en teoría el capitan Almoguera y su primer oficial debían seguir los señalamientos para ir por las calles de rodaje sin peligro alguno hasta alcanzar la pista asignada para su despegue.

La mujer más bella de México

Ser reina estudiantil la llevó a ser fotografiada en todos los periódicos de circulación nacional y las conexiones de Jaime Valdez la llevaron a obtener un pequeño papel como amiga de Angélica María, en ese entonces la juvenil 'Novia de México', en la película ' El cielo y la tierra', filmada en julio de 1962. Según cuenta la historia, cuando Fanny se vio en la pantalla ese mismo año, estaba tan molesta por su apariencia (¡en la película sale como morena!) y su actuación tan pobre, que juró nunca hacer otra película. Sin embargo, Valdez la inscribió a estudiar arte dramático con el legendario maestro Seki Sano - que fuera mentor de figuras como Ofelia Guilmáin, Silvia Pinal, Rita Macedo y Jacqueline Andere- y Fanny pronto cambió de opinión. En febrero de 1963, vio su carrera comenzar en serio, con un papel importante en la película de Cantinflas ' Entrega inmediata', filmada en mayo de ese año. En total, hizo cinco películas en 1963 y tres el año siguiente. Pronto, 'Fanny Cano' era el nombre que estaba en boca de todos. El diario Excélsior la llevó en primera plana de espectáculos con el titular 'La mujer más hermosa de México'.

¡Sus tragedias marcaron a las telenovelas!

Loading
Cargando galería

Su siguiente película fue 'Buenas noches, año nuevo', donde apareció precisamente haciendo triángulo con la Pinal y el célebre Ricardo Montalbán, quien por única ocasión estaba de regreso en el cine mexicano, después de años de trabajo en Hollywood - muchos lo recordarán como el protagonista de la famosa serie 'La isla de la fantasía'- . En la película, Fanny hacía de una vedette con provocativos escotes, algo que se convertiría en una de sus características más marcadas- y de hecho, era habitual que se mostrara su figura de medidas perfectas en lencería, ropa escotada o bikinis. Su largo cabello rubio se agregó a su imagen, y su cara tenía un rasgo distintivo, sus pómulos altos y una belleza clásica, casi renacentista. A Fanny le frustró muy pronto que solo le dieran papeles de símbolo sexual; y más cuando su tío Tomás, el cura de Huetamo, la regañara luego de verla en una película con poca ropa: "Tú eres una buena muchacha. Esto no es para ti", no obstante, para 1965 era una de las grandes estrellas del momento y además fue la antagonista junto a Julissa y Enrique Lizalde, en ' La mentira', una telenovela de Ernesto Alonso, basada en un exitoso libro de Caridad Bravo Adams, que se convirtió, en su momento, en un fenómeno de popularidad.

Julissa, hija del productor Luis de Llano Palmer y la diva Rita Macedo, formó con ella desde entonces una sólida amistad que duró hasta la muerte y la recuerda así en exclusiva para Univision Entretenimiento: " Fanny era la mujer más buena que he conocido. Buena en el sentido de que no podía ver a alguien en necesidad: de inmediato se ofrecía para ayudar. A las maquillistas de Televicentro las ayudaba económicamente, más si tenían hijos. Era generosa y amable. También algo tímida y reservada, lo que contrastaba con su imagen de mujer fatal. Era más espiritual, más mística. Le interesaba estudiar las religiones del mundo y se volvió vegetariana siendo aún muy joven. Era sumamente empática y cariñosa, pero también tenía miedo de ser lastimada y por eso tardaba mucho en establecer relaciones serias. No tenía novio, aunque salía con amigos, pero el verdadero amor le llegó mucho más tarde, hasta conocer al hombre que sería su esposo."

En 1966 viajó a España para presentarse con el famoso actor José Luis López Vázquez en la comedia ' Operación secretaria' y actuó con Arturo de Córdova en ' Los perversos', donde tuvo un papel complejo: una joven que trata de seducir a un sacerdote - su hermano recuerda que pidió a su madre que le hiciera prometer a su tío Tomás que no la vería- y en 1968 actuó con Jacqueline Andere y Maricruz Olivier en ' Tres noches de locura' una cinta antológica de tres episodios, en el que encarnaba a una secretaria sin escrúpulos que cambia a su novio por un hombre más rico y en venganza él arregla que ella sea violada multitudinariamente por unos mineros. La cinta causó un escándalo y aunque el guión le había gustado, el resultado final no la hizo feliz.

En esa época, protagonizó dos telenovelas muy populares: ' Rubí'(1968) y ' Yesenia' (1970), que dejaron profunda huella en la mente del público y ayudaron a cimentar lo que sería, años más tarde, su leyenda.

9:47 am

Un problema que ya había sido notado en el aeropuerto de Barajas, y que fuera causa de un tremendo accidente apenas una semana antes - en el que perdió la vida el célebre satirista y novelista mexicano Jorge Ibargüengoitia - era que las pistas estaban deficientemente señalizadas y la niebla las hacía aún más invisibles. Esa mañana, la vista al frente era de cuando mucho unos 300 metros. Tanto la aeronave de Aviaco como la de Iberia rodaban sin que se pudieran ver desde la torre de control que, dicho sea de paso, no contaba con el indispensable radar de tierra para saber en qué posiciones estaban las naves.

El aparato de Iberia alcanzó la cabecera de la pista 01 que era la que tendría que tomar para su vuelo a Roma, en cabina de mandos el capitan López Barranco y el primer oficial con su ingeniero de vuelo, estaban a la espera de recibir autorizacion de despegue, no esperaban nada anormal, y en cuanto la tuvieron, aceleraron las turbinas: el vuelo 350 se iniciaba. Mientras, Fanny veía cómo iba recediendo la pista bajo las alas, aún tomada de la mano de su esposo.

Los motores aumentaban su potencia en pos de la velocidad de despegue óptima, conocida entre los pilotos como "el punto del no retorno" porque si algo saliera mal no habría la posibilidad de realizar aborto de despegue y sólo les quedan dos opciones: despegar o estrellarse, los pilotos miraban atentamente el indicador de velocidad. Todo iba bien, pero entonces sucedió lo impensable: otro avión se acercaba a toda velocidad hacia ellos mientras se levantaban del suelo.

El precio de la fama

El éxito más grande en la carrera de Fanny hasta ese punto, y su personaje más recordado sin duda es ' Rubí', telenovela basada en un famoso cómic creado por Yolanda Vargas Dulché. Los telespectadores jamás habían visto algo semejante; una telenovela donde la protagonista era una mujer cruel, malvada, sin escrúpulos, criada en la pobreza y la mediocridad, por lo que crece obsesionada con el dinero y la posición social. Rubí es extraordinariamente bella, y eso le abre muchas puertas, llevándola incluso a traicionar a Maribel, su mejor amiga y compañera de internado, una joven dulce y sensible, con una parálisis secuela de poliomielitis, a la que le roba al novio y a la que atormenta cruelmente tildándola de "coja infeliz".

Después de grabar escenas en las que agredía a Irma Lozano - la actriz que interpretaba a su amiga -, Fanny inmediatamente corría a disculparse, con los ojos llenos de lágrimas. En su momento, Irma Lozano (fallecida en 2013), recordaría estos momentos en una entrevista: " Fanny era tan noble, que le causaba conflicto tener que decirme 'coja' en las escenas que teníamos en 'Rubí'. Se arrepentía de todas las cosas horribles que hacía su personaje. Era tan tierno verla hacer eso, que era imposible creer que una muchacha tan de buen corazón, pudiera interpretar con tal naturalidad a un monstruo."

Sus vidas terminaron en tragedia

Loading
Cargando galería

Su otra telenovela de éxito, 'Yesenia', también fue una producción de Valentín Pimstein, y fue la propia Yolanda Vargas Dulché quien la eligió para encarnar a la joven gitana que se enamora de un soldado. Esta telenovela fue realizada en color y en ella Fanny compartió de nuevo créditos con Irma Lozano y Jorge Lavat. Aunque no tan famosa como lo fuera 'Rubí', la trama tuvo gran seguimiento y aún hoy se le recuerda como un hito en la televisión mexicana. Las versiones cinematográficas de estas historias, llevaron en los papeles principales a Irán Eory y Jacqueline Andere, respectivamente.

Si bien la fama la había alcanzado, Fanny tenía una vida personal más solitaria. Era cercana a su familia, pero vivía sola en un apartamento elegante aunque sin mucho lujo, en Polanco; no conseguía hacer sólida ninguna relación y de hecho, evitaba a los pretendientes que la asediaban, creyendo que en la vida real, sería como en sus películas: una mujer sensual y apasionada, donde quienes la conocieron la recuerdan más bien cercana a la virtud. Leía mucho y hacia 1969, comenzó a practicar Yoga, a invitación de la célebre actriz Elsa Aguirre, encontrando en la meditación y esta disciplina, algo que serenara su soledad.

9:50 am

Alguien en cabina del vuelo de Iberia (nadie recuerda quién, pero era una mujer, quizá la misma Fanny, que tenía asiento de ventanilla) exclamó: "¿y esas luces?", dos segundos después hubo un estruendo, chocaban con algo; el impacto los sacudió, según relataron algunos escasos sobrevivientes a los medios: Se sacudieron y de pronto todo estaba quieto, había que salir de allí pero no sabían cómo.

En la torre de control escucharon el estruendo pero no se veía nada a causa de la niebla, sin embargo mandaron a los equipos de emergencia a verificar, entre tanto los operarios de la torre de control intentaban comunicarse ambas naves sin obtener respuesta, así se percataron de que se habían estrellado entre sí. En la cabina de Iberia imperaba el pánico, con los pasajeros que no habían resultado heridos en el impacto, tratando de dejar sus lugares y huir, pero fue solo cuestión de segundos para la explosión y una vorágine de fuego.

Retrato de una mujer casada

Los 70 fueron una época de cambio para Fanny. A principios de la década, protagonizó 4 películas, todos melodramas en los que era el personaje femenino principal: 'Una mujer honesta' (adaptación moderna y mexicana de una novela de Emilio Zolá, que ella misma coprodujo, con Julissa y Jaime Valdez), 'La amante perfecta', 'Las cadenas del mal' y 'Flor de durazno'. A pesar de que estaba en la cima de su popularidad, Fanny comenzó a reducir gradualmente su trabajo cinematográfico.

En 1971, Julissa y ella protagonizan y producen 'Las cautivas', basada en un argumento de Carlos Fuentes, en la que encarnaban a una muchacha de sociedad y su sirvienta, que son esclavizadas sexualmente por el chófer ( Jorge Rivero), que después las enfrenta para que se destruyan mutuamente.

Después de esto, Fanny estuvo fuera de la pantalla durante cuatro años, pero permaneció en el ojo público. En 1972, adquirió en subasta una colección de joyas que había pertenecido a la legendaria Esperanza Iris, artista teatral de principios del siglo XX, que incluía un collar valorado (en ese entonces) en un millón de pesos. Viajó varias veces a India, hizo teatro -' De repente en el verano', de Tennessee Williams- y una telenovela de éxito: ' Muñeca', la primera telenovela mexicana de denuncia social, en la que encarna a una joven que vive en un cinturón de miseria, que trata de sacar adelante a los suyos, enfrentándose a un miserable magnate que quiere destruir sus viviendas y construir un edificio de lujo. Por este trabajo, Fanny obtuvo un premio ACE en su segunda edición.

Las bellezas con finales más trágicos

Loading
Cargando galería

El famoso director Emilio 'El indio' Fernández, había querido trabajar con ella, desde tiempo atrás. El guión de la película ' Paloma herida' (1965) lo encargó a Juan Rulfo precisamente para ella, pero al final fue Patricia Conde quien protagonizó esa historia. De nueva cuenta, la buscó en 1975 para protagonizar 'Zona roja', escrita por el aclamado autor y periodista José Revueltas, y la cinta marcó el regreso de Fanny a la pantalla, en la historia de un grupo de prostitutas que viven en una ciudad portuaria tropical, y fue una de las pocas actrices en la película que no tuvo una escena de desnudos ( en el momento de su muerte, los periódicos confirmaron que Fanny Cano nunca había aparecido desnuda, aunque esto se implicara entre escenas). El crítico Emilio García Riera, uno de los más connotados de México, señaló que la película era innecesariamente sórdida, pero que Fanny deslumbraba con su carisma, que la acercaba a las grandes figuras de épocas anteriores, llenando la pantalla sin necesidad de ser estridente.

Posteriormente, apareció en dos películas de época en 1977 - 'La güera Rodríguez' y 'La leyenda de Rodrigo' -. Su última aparición en la pantalla cinematográfica fue un cameo, junto con otros artistas famosos en el drama ' Adriana del Río, actriz' ese mismo año, bajo la dirección de Alberto Bojórquez. Con esta cinta, Fanny se retiró en gran parte de la vida pública. Esto obedeció, principalmente, a que, en 1973, había conocido a Sergio Luis Cano, un miembro del gabinete de Gustavo Díaz Ordaz primero y posteriormente, de José López Portillo. Maduro, interesante, separado de su primera esposa, Cano - la coincidencia en los apellidos les había hecho gracia- había empezado a cortejarla. Su comprensión por su deseo de independencia y de seguir trabajando (algo poco común, ya que muchas artistas jóvenes de la época, como Rosa María Vásquez o Patricia Conde habían sido retiradas por sus cónyuges), así como su estímulo a sus actividades caritativas y búsqueda espiritual, fueron factores decisivos para que la rubia lo aceptara en su vida.

"Fanny vino a verme y me contó del hombre que la pretendía." recuerda Julissa "Era un político, guapo y formal. Unos cinco años mayor que ella, y todavía estaba casado. Ella no iba a acceder a nada más que una amistad, hasta que se divociara. Y pasaron varios años con él en el panorama. En 1978, Jaime Humberto Hermosillo nos ofreció hacer una película juntas, llamada ' Amor libre'; yo iba a ser la mujer liberada que sale desnuda y tiene un amante casado y Fanny iba a ser un personaje más apegado a su personalidad, una joven recatada y sencilla. Pero al final no pudo aceptar, porque se iba a India y después a alcanzar a Sergio en París: la esposa le había concedido el divorcio y por fin iban a estar juntos. Llevaban cinco años de verse, pero nunca habían estado juntos. ¿Te imaginas eso? Él de veras la quería y supo esperar. La película igual la hicimos, y su papel, Jaime Humberto se lo dio a Alma Muriel. Me dio pena no actuar más con Fanny, pero estaba tan feliz, que no podría reprochárselo. Se merecía esa felicidad que se le había escapado tanto tiempo."

Un año después que fue formalizado el divorcio, como dictaba la ley, y en 1980 Fanny se casó con Sergio Luis, aunque no tuvieron hijos. "Yo creo que no le dio tiempo de procrear hijos" dijo su hermano Francisco " amaba a los niños. Era una tía muy consentidora y le encantabn. Pero cuando se casó, ya tenía más de 35 años y no era tan fácil poder tener bebés como ahora, pero sí, soñaba con ser mamá, pero le ganó el tiempo."


"Esto es un infierno, señores"

La torre de control envió enseguida a los socorristas y cuando estos llegaron a la pista, las escenas eran de destrucción total, los rescatistas no daban crédito a lo que veían, cadáveres que se asomaban de entre el fuselaje llameante, sobrevivientes que intentaban salir de allí, entre gritos de terror.

Primero vieron a un avión, luego al otro, no sabían por dónde empezar, identificaron al aparato de Aviaco, allí se quedó una parte del equipo de rescatistas a tratar de ver a quién salvaban, pero conforme pasaron los minutos se vió que nadie de ese aparato sobrevivió. Los esfuerzos se concentraron entonces en lo que quedó del aparato de Iberia, allí hallarían con vida a 42 personas entre ellas los pilotos, y de pronto también se habían metido varios medios a cubrir el incidente, mostrando imagenes espeluznantes que tenían literalmente pegados a sus pantallas a los televidentes. "Esto es un infierno, señores" reportó el jefe de socorristas a la torre, exigiendo la llegada de bomberos.
Fanny y Sergio, sentados sobre el ala izquierda, no lograrían sobrevivir.


Un extraño presentimiento

La última vez que Francisco Cano Damián vio a su hermana, fue el 30 de noviembre de 1983, cuando ella estaba preparando su equipaje para viajar a Madrid y luego Roma e India.
La visitó en la mansión de las Lomas, donde se había mudado al casarse con Sergio Luis, y la encontró en su habitación, con un gesto sombrío, mientras examinaba las maletas. Su hermano recordaría que al preguntarle si había algo mal, ella cambió su expresión para volver a ser la misma de siempre, jovial, aunque sus palabras no lo eran.
"Me siento extraña," le dijo " tal vez no debería de ir a este viaje con Sergio."
"Yo le comenté que tenía que estar allá y alcanzar a Rosita en Roma, que pasarían una Navidad preciosa, pero ella dijo que se sentía rara y no sabía por qué. Me dijo "mira, aquí están todos los papeles que hay que llevar al abogado (por unas transacciones comerciales), las joyas están en la caja de seguridad del banco, y te voy a dejar un par de cheques firmados, para los gastos de la casa."
"Pero por qué dos, Fanny. No hace falta" dijo él, a lo que ella respondió con una sonrisa dulce "Quién sabe, hermanito, a lo mejor no regreso".

Los restos del desastre

Las investigaciones se iniciaron en seguida y desde luego el principal factor a considerar era la espesa niebla dada la hora del accidente, y conforme fueron ahondando descubrieron que el capitán del aparato de Aviaco se equivocó terriblemente al meterse a la pista 01 que era justo en donde corría el avion de Iberia. Este error fatal, le costaría la vida.

De hecho al recuperarse los suficiente de sus graves heridas se interrogó a los pilotos sobrevivientes del avion de Iberia, López Barranco señaló que todo iba bien hasta que vieron unas luces que no tenían por qué estar allí, supieron que se trataba de algún avion que se les había metido en su pista, intentaron hacer una maniobra evasiva pero estaban demasiado cerca y además iban muy rápido, no les dió tiempo mas que de ver impotentes cómo el ala izquierda de su avion literalmente rebanaba al DC-9 de Aviaco.

Actrices de telenovela con vidas trágicas

Loading
Cargando galería


Del aparato de Aviaco los 42 ocupantes murieron, del de Iberia murieron 51 personas. En total fueron 93 los muertos. Solo se salvaron 42 personas, todas elllas tripulantes y pasajeros del aparato de Iberia. Entre los muertos, estaba el matrimonio Cano.

El veredicto de responsabilidad fue contra el capitan Almoguera y al primer oficial del aparato de Aviaco por meterse a una pista en lugar de seguir por la calle de rodaje que le correspondía, pero tambien hubo un fuerte llamado de atención a la administración del aeropuerto Barajas por la falta de radar de tierra y de señalizaciones adecuadas para casos de niebla extrema, tras esta tragedia las medidas de seguridad fueron tomadas para evitar otro desastre así.

La primera en recibir la noticia, fue Rosa Elvia, que esperaba en el aeropuerto de Roma, y al enterarse, colapsó en brazos de su marido, por la impresión. Pronto, todas las agencias tomaron la información y la noticia dio vuelta al mundo. Días después, los restos de Fanny y Sergio Luis fueron repatriados y la noticia causó un impacto terrible: Julissa lloró por días enteros la muerte de su amiga tan cercana; Ernesto Alonso, desolado, pospuso algunos meses las grabaciones de 'La Traición' y finalmente el rol ofrecido a Fanny para su regreso a la televisión se otorgó a Helena Rojo, otra de sus amigas y compañeras de actuación. En el panteón Jardín, su nombre se grabó en una tumba que aún hoy recibe visitas de quienes recuerdan con amor a la mujer que, al menos por un momento, fue la más bella de México.

También te puede interesar:

Más contenido de tu interés