Libra

Libra– Viernes 26 de agosto: Tus premoniciones darán en el clavo

Este viernes ocurre una verdadera revolución interior dentro de tu signo. Más... Por el Profesor Zellagro
25 Ago 2016 – 6:00 PM EDT

Por el Profesor Zellagro. Tu intuición se acentúa y descubres nuevas vías de expresión, tanto en los aspectos sentimentales como profesionales. Lo insólito e inesperado te aguarda con sorpresas agradables, pero fuertes. El tránsito de regente, Venus, te indica claramente el tono sensual y apasionado que te espera a partir de hoy. De repente te encuentras con quien anhela revivir una pasión intensa. Pon en marcha tus recursos internos y no te quedes callado cuando tu corazón está estallando por dentro y deseando abrirse al amor.


Amor
Este viernes la Luna se está desplazando al signo de Cáncer. Los planetas Urano, Neptuno y el planetoide Plutón siguen retrógrados. No te inquietes por una noticia triste pues posiblemente se trate de una gran exageración. No es un día de nostalgias sino de alegrías y aunque te digan algo preocupante antes de dar crédito a lo que escuches piénsalo y luego decide. Siempre debes poner a funcionar el beneficio de la duda, librano.

Salud
Con un ritmo de vida adecuado lograrás superar muchos de tus problemas de salud y enfrentarlos de manera positiva. Estás en un buen ciclo astral y ahora todo lo que hagas redundará en tu bienestar y superación física y mental, librano.

Trabajo
Contarás con el apoyo de tus compañeros de trabajo quienes te darán una mano a fin de ayudarte a dominar una tecnología nueva en tu empresa. No te desanimes si te equivocas inicialmente. Es parte del proceso de aprendizaje en un trabajo.

Dinero y fortuna
Te envuelve un movimiento económico sumamente favorable que se extiende a diferentes áreas de tu vida y particularmente al sector económico. Un dinero pendiente llega en el momento preciso y el pago esperado resuelve un problema. No habrá más interrupciones a lo que esperas recibir, Libra.

RELACIONADOS:LibraHoróscopo DiarioHoróscopos

Más contenido de tu interés