publicidad

El sueño de Maripily se convirtió en un infierno

El sueño de Maripily se convirtió en un infierno

“No ha llegado el hombre que aguante un mujerón como yo. Me sentía como un maniquí", sentenció.     

Las razones por las que Maripily decidió cancelar su boda Univision Puerto Rico

María del Pilar Rivera, nombre de pila de la ponceña , rompió el silencio sobre la ruptura de su relación con el empresario Alberto Rodríguez . Maripily recientemente dio a conocer que lo que se supone fuese ‘la boda del año’ quedó suspendida y finalmente dio a conocer sus razones.

“Yo viví una incertidumbre que nadie en la vida debe vivir”, aseguró en exclusiva con Primer Impacto. Nuevamente insistió en que muchas mentiras del pasado de quien pensó era el amor de su vida fue lo que dio pie a que tomara la fulminante decisión.

La boda que sería en su natal Ponce y la cual se celebraría en el Castillo Serrallés ya quedó en el pasado. “Aquí todo lo estaba costeando yo. Ya no hay castillo, no hay boda. Ya todo eso está hablado, yo cancelé todo. También le devolví la pulsera que me dio la mamá que tenía un valor de 90 mil dólares y esa pulsera me la regaló porque quería que esa prenda siguiera de generación en la familia y se la pensaba dar a la mujer que se casara con su hijo. Yo siempre dije que cuando me casara quería que fuera para toda la vida y con el hombre de mi vida y yo pensé que era él".

En cuanto a cómo se ha afectado Joe Joe por la relación la empresaria aseguró que “Joe Joe es un niño muy inteligente. El lo quería mucho”/ De hecho confesó que la rebeldía de su hijo no era porque no lo aceptara sino porque ellos tenían peleas y “muchas  veces se dieron frente a el”. Maripily no quiso revelar cuáles son esas mentiras a las cuales hace referencia. “Por respeto a él y su familia no lo haré. Son muy personales”.

publicidad

“Yo me sentía como el maniquí y la Barbie sin corazón. Yo lo sigo queriendo y yo lo amo”, aseguró mientras recordó que “por él dejé de hacer muchas cosas. Abandoné mi reality show entre muchos otros proyectos”.

"Ya no hay castillo, no hay boda. La sortija yo la compré y se la devolví, dijo la ex participante de la tercera temporada de Mira Quien Baila. "Yo lo sigo queriendo y no puedo olvidar de la noche a la mañana. Lo que pasa es que no ha llegado el hombre que aguante una mujer como yo con pantalones, hecha y derecha. No todo tipo de hombre puede tener un mujerón como yo. No hay prueba que diga que yo vivo de los hombres. Este me lo traje yo a mi casa que la pago yo, que la compré cash. ¿Qué pagaba él? ¿la compra?", sostuvo para acallar rumores de que la beldad boricua vive de los hombres con los que sale.

Pero pese a estar pasando por un momento muy doloroso, está dispuesta a salir adelante nuevamente y continuar enfocándose en su adorado hijo Joe Joe y en sus proyectos. Ante la interrogante de si hay posibilidades de una reconciliación, para Maripily este no parece ser el caso mientras que el ejecutivo aseguró espera sea solo otra separación de tiempo entre parejas y que pronto puedan resolver la situación. Solo el tiempo dirá.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad