null: nullpx
Entretenimiento

Esta famosa derrotó en los tribunales la idea de que no pasa nada por agarrarle el trasero a una mujer

La cantante Taylor Swift empleó su fortuna para hacer justicia contra el acoso machista que sufren muchas mujeres que no tienen medios para defenderse.
15 Ago 2017 – 5:11 PM EDT

La cantante Taylor Swift logró ganar en los tribunales este lunes una batalla que muchas mujeres sufren a diario y sin poder hacer nada más que quejarse o resignarse ante el agresor, que un hombre les manosee el trasero.

La estadounidense demandó a un antiguo locutor de radio en Denver luego de que en una sesión de fotos privada previa a uno de sus conciertos en Colorado, él se propasara con ella sin creer que eso tendría consecuencias.

"Fue definitivamente un manoseo, un manoseo muy largo. Fue intencional, se quedó agarrado a mi trasero. Noté cómo me agarraba el trasero por debajo de la falda", dijo la joven de 27 años durante su testimonio en corte, reveló la agencia de noticias EFE.

Por cariño o por irrespeto, a estas celebridades les han agarrado el trasero en público

Loading
Cargando galería


Después del incidente ocurrido en el 2013, la madre de Taylor y uno de sus representantes reportaron la agresión a la emisora en la que trabajaba el locutor, David Mueller (KYGO-FM), quien fue despedido.

Mueller decidió poner una demanda en el 2015 para reclamar a Swift 3 millones de dólares de indemnización, ya que se había quedado sin empleo, pero la artista, lejos de ignorar el pleito, optó por contraatacar con otra demanda ese mismo año para poner en cuestión sus acciones en un juicio. Para Swift era una cuestión moral, tanto es así que solo pedía una indemnización simbólica de un dólar. Se trataba de que sirviera como ejemplo.

“Quiero agradecer al juez William J. Martínez por su delicada consideración. A mis abogados Doug Baldridge, Danielle Foley, Jay Schaudies y Katie Wright, gracias por luchar por mí y a cualquier persona que me ofreció apoyo en este proceso de cuatro años y dos años de juicio”, declaró Swift en un comunicado de prensa.


En el litigio que duró solo una semana y fue llevado a cabo en la ciudad de Denver, el juez desestimó la petición del locutor y determinó que la madre de la cantante y representante estaban en todo su derecho de reportar la agresión.

"Reconozco el privilegio que disfruto en la vida, en la sociedad y en mi capacidad para absorber los enormes costos de defenderme durante un juicio de este tipo. Mi esperanza es ayudar a hacer que las voces de aquellos que también deben ser escuchados ", añadió la intérprete de 'Shake It Off' quien prometió hacer donaciones a asociaciones benéficas destinadas a ayudar a víctimas de agresiones y abusos sexuales.


Más contenido de tu interés