null: nullpx
Angelina Jolie

Si te critican por ser "demasiado sensible", Angelina Jolie tiene la respuesta perfecta

Publicado 11 Sep 2019 – 05:55 PM EDT | Actualizado 11 Sep 2019 – 07:03 PM EDT
Reacciona
Comparte

Angelina Jolie es la representación de una mujer fuerte que no teme luchar por las causas que la apasionan. En un mundo en donde se plantea que ser duro es la clave del éxito, la actriz afirma que también hay espacio para la sensibilidad. Es más, incluso asegura es necesaria para seguir adelante a pesar de las adversidades.

Es probable que muchos de nosotros hayamos escuchado el reclamo: «es que eres demasiado sensible» (como si sentir fuera malo). La sociedad nos ha enseñado que ser vulnerable, mostrar nuestras emociones y hasta derramar una lágrima son características indeseables. La debilidad es vista como algo negativo y fingir que nada nos afecta porque somos como rocas es ⁠— supuestamente⁠— lo ideal.

La buena noticia es que cada vez reconocemos más los efectos negativos de reprimir las emociones y las ventajas de ser auténticos. Una de las defensoras de esta forma de vivir es Angelina Jolie, como explicó en una entrevista con Hello! Magazine.

En la conversación comentó que, a pesar de su trabajo constante y las causas que defiende con perseverancia, ella aún se asume como una persona sensible. Y no sólo eso, sino que también al aceptar esa parte de suya encontró un poder interior que desconocía.

«Cuando sí me tomo tiempo para mí misma, re-descubro esa suavidad de la que hablo... Y también me doy cuenta de que hay más pelea y resiliencia en mí de lo que creía. Pero en mi centro soy suave y vulnerable. No es mi sueño sólo ser fuerte. Quiero que se me permita ser suave y no quiero que me hieran o dejen de apoyarme cuando lo soy».

Angelina educa a sus seis hijos con esa misma mentalidad. Ante los desafíos sociales, políticos, medioambientales y económicos actuales (y los que se avecinan), para ella es importante que sus pequeños crezcan con las herramientas necesarias para enfrentar la situación. El enfoque de su crianza se basa en el cuidado de uno mismo y de quienes los rodean, no de competir con los demás.

«Amabilidad, hacia los demás y para ellos mismos. Es importante ser humilde, conocer las libertades que tienes, tus bendiciones y asegurarte de ayudar a otros. Y siempre recordar tu lugar: todos somos humanos y con muchas fallas. Somos piezas pequeñas en un mundo mucho más grande. «Al crecer, veo que mis hijos son individuos fuertes, pero que mantienen una mente abierta. Intento enseñar con el ejemplo y ser amable y cortés como lo era mi madre, así como amorosa y tolerante. Pero cuando hay una pelea que debe tenerse, métanse. Necesitamos preparar a la próxima generación porque muchas cosas están sucediendo en el mundo, y ellos se enfrentarán a ellas».

Es momento de reconsiderar aquellos atributos que relacionamos a la fortaleza y a la debilidad, por nuestro bien y el de nuestra comunidad, ¿no crees?

Te recomendamos seguir con:

Reacciona
Comparte