null: nullpx
Sega

¿Por qué fracasó el chip Sega Virtua Processor de Mega Drive?

Publicado 30 Sep 2016 – 02:44 PM EDT | Actualizado 5 Abr 2018 – 01:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

Como dijimos en un artículo sobre los chips especiales que contenían algunos cartuchos de Super Nintendo, las consolas de 16 bits debían ingeniárselas para competir con la evolución tecnológica con la que la computadora sí podía contar. Algunas alternativas fueron crear pseudo consolas que se conectaban con la original ( Sega Mega-CD y Sega 32x fueron claros ejemplos de la Mega Drive) para no morir tan pronto, y los chips especiales fueron otra de las soluciones introducidas.

Nintendo creó varios chips, siendo el Super FX fue el que más sobresalió (se utilizó en juegos como el Star Fox), y cuando llegó el turno de SEGA y su Mega Drive (o Genesis, de acuerdo al país), nació el Sega Virtua Processor ( SVP).

El procesador digital de señales fue lanzado en 1994 como respuesta al Super FX y su objetivo principal fue el de agregarle capacidad de procesamiento de imágenes en 3D a los videojuegos.

El chip

El SVP fue un procesador desarrollado por Samsung modelo “ SSP1601 Fixed Point DSP” de 16-bit bajo la firma de SEGA.

Virtua Racing

El funcionamiento del chip era realmente agradable. Se lo implementó en el popular juego de SEGA —surgido originalmente en los arcades— Virtua Racing. La adaptación fue más que aceptable y se transformó en el primer juego de polígonos 3D de la consola.

Publicaciones como GameFan, Electronic Games, CVG y EGM le dieron altas calificaciones. Además el juego ganó premios como el GamePro de 1994 y el GameFan Mega Awards de 1994.

Un éxito que llevó al fracaso

El chip Sega Virtua Processor funcionaba de maravillas, prueba de ello fue la publicación del bien recibido Virtua Racing. Incluso la arquitectura del mismo era superior a la de los chips RISC implementados por Nintendo para su SNES (permitía mayor frame rate y generaba una sensación de mayor suavidad en la imagen). Poco tiempo después esperaban lanzar los también populares Daytona USA y Virtua Fighter. Sin embargo, esto nunca sucedió. ¿Qué fue lo que pasó?

La prematura muerte del SVP

Mientras que los chips especiales de SNES formaron parte de varios títulos, el Virtua Racing literalmente se convirtió en el único juego de la historia en incorporar el SVP. ¿Por qué? Porque el chip encarecía demasiado los costos de producción del cartucho y, por ende, el del precio final para el consumidor.

Para dejarlo en números, mientras que un juego promedio podía costar unos 40 dólares, el Virtua Racing costaba 100 dólares.

Además, la empresa optó por focalizarse en la Sega 32x y en el proyecto Saturn para recuperar el terreno perdido. No solo eliminó la posibilidad de continuar desarrollando juegos con el chip —a riesgo de saber que poca gente lo compraría por su precio—, sino que también abandonó íntegramente la segunda posibilidad, que era la de crear un artefacto con el chip integrado que pudiera conectarse a la Mega Drive para así darle sus beneficios tecnológicos (de esa manera se evitaría implementarlo en los cartuchos).

Conclusiones

SEGA, al igual que las otras empresas, debió tomar decisiones ya que sabía que ingresaba en una guerra de consolas en donde iba a batallar con Nintendo, Sony, Amiga, Atari, Aiwa, Apple, SNK, NEC, Philips, Pioneer y Bandai.

¿Hubiese vendido mucho más juegos si continuaba con el SVP? Probablemente no, ya que estaba en el medio del salto tecnológico entre las consolas de 16 a 32 bits. Más allá de lo que sucedió posteriormente, el haber intentado mantenerse en vigencia y competitiva pareció ser la opción correcta para SEGA, y tampoco tiene mucho sentido plantearse hoy qué hubiese pasado si el SVP hubiese visto la luz un par de años antes de lo que lo hizo.

¿Recuerdas el Virtua Racing?

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:SegaVideojuegosViX