null: nullpx
Infancia

Juego de química, maletín de doctor y otros juguetes Mi Alegría que marcaron nuestra infancia

Publicado 19 Jun 2017 – 01:41 PM EDT | Actualizado 21 Mar 2018 – 03:10 PM EDT
Reacciona
Comparte

Quién no recuerda ese slogan: "Con juguetes Mi Alegría aprendemos y jugamos". ¡Y era verdad! Con estos juguetes podías pasar horas y horas de diversión, pero no sólo eso, pues también te permitían echar a volar tu imaginación y pensar en qué querías ser cuando fueras grande (no todos lo cumplieron, pero igual era padre soñar).

La historia de estos juguetes comenzó en 1956 y los primeros que se fabricaron fueron los cosméticos para niñas, los cuales eran seguros e inofensivos. Con el paso del tiempo la oferta ha crecido ampliamente y ahora los pequeños pueden tener kits para todo tipo de profesiones: químicos, chefs, científicos, médicos, etc.

Hoy nos ponemos nostálgicos y te traemos un recuento de los mejores juguetes Mi Alegría que disfrutamos en nuestra infancia. ¿Nos faltó alguno? ¿Cuál era tu favorito?

#1 Niñas fashion

Ahora que lo pienso, creo que me maquillaba mejor a los 7 años que a esta edad. Había kits de belleza para todos los gustos y presupuestos: desde los más sencillos que tenían un par de sombras para ojos y brillo de labios, hasta los más completos que incluían una paleta de sombras con al menos una docena de colores, rubor, dos o tres brillos para labios, esmalte para uñas y un juego de brochas para aplicar el bonito maquillaje.

Aquí un anuncio de hace algunos años

#2 Juego de química

El experimento del volcán que hacía erupción con bicarbonato y vinagre no es nada comparado con lo que podías hacer con este estuche, el cual contenía tubos de ensayo, probetas y todo lo necesario para sentir que eras un verdadero científico y estabas a punto de hacer un descubrimiento extraordinario.

#3 Equipo médico

Este era todo un clásico. Ya sea que tuvieras el de médico o el de enfermera (espero que los estereotipos no hayan condicionado tu elección), con este maletín podías "curar" a quien fuera: un muñeco, tu perro o alguno de tus amigos. ¡Era tan emocionante!

#4 Laboratorio de Askerobromas

Los resultados que obtenías con este juguete podían ser realmente asquerosos, pero muy útiles y divertidos para una fiesta de disfraces. 

#5 Fábrica de minigalletas

Aunque las galletas no siempre quedaban crujientes y deliciosas (por aquello de que te fallaba el cálculo al momento de medir las cantidades de los ingredientes), era muy divertido prepararlas y después compartirlas con tu familia o con tus amigos. 

#6 Microscopios

 "Desde sencillos, hasta los que tienen cámara y proyector", así lo explicaba el anuncio con el que hace muuuchos años Mi Alegría promocionaba estos microscopios que, en realidad, no era un juguete (de hecho estaban mejor que los de mi secundaria), pues realmente podías sumergirte en un mundo microscópico y ver cosas maravillosas como las patas de un insecto, los detalles de la hoja de una planta, etc.

#7 Máquina de helados

Eran súper fáciles de hacer y sabían muy ricos. También había otra opción muy buena: la máquina de raspados. ¿Las recuerdas?

Reacciona
Comparte