null: nullpx
famosas

Ana Bárbara y la hija de Mariana Levy tuvieron un dueto improvisado que demostró su cariño

Publicado 20 Feb 2020 – 02:54 PM EST | Actualizado 20 Feb 2020 – 02:54 PM EST
Reacciona
Comparte

Ana Bárbara ha demostrado ser una mujer noble y una mamá dedicada. No sólo ha criado con mucho amor a sus 3 pequeños, también integró a su familia a Paula y José Emilio, hijos de su ex-pareja, José María Fernández.

La cantante se reencontró con Paula de una manera muy especial, que dejó claro lo mucho que se quieren.

Ana Bárbara conoció a Paula y a José Emilio cuando inició una relación con el arquitecto José María Fernandez, mejor conocido como 'El Pirru', padre de los niños.

María (la hermana mayor), José Emilio y Paula perdieron a su madre, Mariana Levy, en 2005. La actriz falleció a causa de un infarto provocado por un intento de asalto, en la Ciudad de México.

Paula y José Emilio eran muy pequeños cuando pasaron por ese difícil momento. Ella tenía tan sólo 3 años y José Emilio, por lo que su custodia quedó a cargo de 'El Pirru'.

Por su parte, María (la hija mayor de Mariana) fue criada por su abuela Talina Fernandez y su papá biológico, el actor Ariel Padilla.

Fue en 2006 que Ana Bárbara inició una relación con 'El Pirru' y de inmediato se encariñó con Paula y José Emilio.

A partir de ese momento, se convirtió en una segunda madre para ellos, pues les ofreció cuidados y todo su amor.

En 2010, la relación de la cantante y el arquitecto culminó de manera definitiva. Sin embargo, ella no dejó de frecuentar y preocuparse por los niños, con quienes sigue conviviendo en la actualidad.

Hace unos días José Emilio volvió a verla, pues la acompañó a un compromiso y ahí se tomaron algunas fotografías juntos. Tanto él como Paula se refieren a ella como mamá.

En cuanto a Paula, ella acudió con la cantante a su último concierto. Así lo mostró Ana Bárbara en un video donde cantaron a dueto uno de los temas de la compositora. Es evidente que la adolescente también tiene talento para la música.

El caso de Ana Bárbara demuestra que no se necesita de un vínculo sanguíneo para formar una preciosa familia. ¡Se ven muy felices!

mini:


Sigue leyendo:

Reacciona
Comparte