null: nullpx
Cine

La profecía jedi se equivocó: Anakin no era el elegido y tenemos la historia que lo prueba

Publicado 9 Abr 2021 – 02:43 PM EDT | Actualizado 9 Abr 2021 – 02:43 PM EDT
Reacciona
Comparte

Durante años, el universo de Star Wars nos ha hecho creer que Anakin era el elegido para restablecer el equilibrio en la Fuerza, pero una nueva historia podría probar lo contrario.

Según la profecía jedi en Star Wars, Anakin Skywalker era el elegido para regresar el equilibrio a la Fuerza; o al menos así la interpretaron Obi-Wan Kenobi y Qui-Gon Jinn.

En los primeros tres episodios de Star Wars, la historia muestra a Anakin como el elegido; sin embargo, el padawan se ve tentado por el lado oscuro y se convierte en Darth Vader.

Es por eso que en la trilogía original, Luke Skywalker se convierte en el nuevo elegido para equilibrar la Fuerza, pero años más tarde se vuelve un jedi apático y desilusionado que deja a un lado las creencias jedi, por lo que Rey toma su lugar.

Al final de la historia, Rey derrota a Palpatine, quien se reveló como su abuelo, y es ella quien cumplió la profecía de dar equilibrio a la Fuerza.

A pesar de que la historia cae en contradicciones en la última trilogía, el camino de los jedi no habría sido posible sin la existencia de Anakin.

Sin Anakin no habría Luke y Leia y sin los hermanos no habría Rey; por lo tanto, se cumplió la profecía y, a pesar de las complicaciones, Anakin fue un facilitador para regresar el equilibrio a la Fuerza.

No obstante, el universo de Star Wars está lleno de teorías y caminos alternos en la historias establecidos por la pregunta «¿Qué hubiera pasado si…?»

¿Qué hubiera pasado si Qui-Gon Jinn siguiera con vida?

En el Episodio I, Qui-Gon identifica a Anakin como un poderoso portador de la Fuerza e intenta canalizarlo para convertirlo en un jedi que hiciera el bien, independientemente de la profecía.

Qui-Gon se convirtió en maestro y figura paterna de Anakin, a pesar de que el Consejo Jedi se rehusó a entrenarlo.

La conexión de Anakin con Qui-Gon era especial porque el maestro jedi entendía sus emociones, miedos y cuestionamientos sobre las estrictas reglas de los portadores de la Fuerza.

Qui-Gon era un jedi flexible que no siempre estaba de acuerdo con el camino establecido por el Consejo y le daba libertades a Anakin que a él mismo le habría gustado tener.

Sin embargo, Qui-Gon murió al poco tiempo de iniciar el entrenamiento y Anakin quedó a cargo de Obi-Wan. A pesar de ser mejores amigos, Obi-Wan era un maestro más estricto porque era un jedi menos experimentado.

De esta manera, la naturaleza rebelde de Anakin lo hizo desafiar las normas jedi, ser manipulado por Palpatine y convertirse en un sith.

El nuevo libro Star Wars, Skywalker: Family At War, escrito por Kristin Baver, plantea una nueva línea temporal con la teoría de si Qui-Gon no hubiera muerto.

La escritora toma un papel de historiadora de Star Wars para explicar a detalle los acontecimientos que habrían cambiado la profecía jedi.

Según lo planteado por Baver, Anakin no nació siendo el elegido, sino las circunstancias lo obligaron a transformarse.

Si su maestro no hubiera muerto, el padawan habría tenido un entrenamiento convencional con algunas libertades que le habrían permitido explorar las posibilidades de la Fuerza sin necesariamente caer en el lado oscuro.

Qui-Gon seguiría ocupando el papel que eventualmente toma Palpatine: una figura comprensiva en la que Anakin puede confiar.

La diferencia radica en que las intenciones de Qui-Gon habrían sido puras y no habría manipulado a Anakin, sino solo habría canalizado su poder y sus emociones.

Anakin se convirtió en un sith por las condiciones en la que se desarrolló, mas no por el destino que indicaba la profecía.

Con Qui-Gon como maestro, Anakin habría tenido una vida normal y habría probado que los jedi estaban equivocados respecto a la profecía, pues probablemente él no era el elegido.

Los jedi crearon su propio destino para creer en la profecía, pero en realidad el camino y la vida de Anakin pudieron haber sido distintas.

No te pierdas:

Reacciona
Comparte