Los tropiezos en la boda de Cameron Diaz y Benji Madden

La diva hollywoodense se convirtió oficialmente en la esposa de Benji Madden y estos fueron algunos de los detalles y tropiezos de su "boda secreta".

Después de siete meses de relación amorosa, el momento de Cameron Díaz llegó. Con 42 años de edad, la actriz dio el "Sí" al integrante del grupo "Good Charlotte", Benji Madden, quien es 7 años menor que ella.

Con una boda casi secreta, la ceremonia tuvo lugar dentro de la nada despreciable mansión de la actriz hollywoodense ubicada en Beverly Hills, misma que fue adaptada y cubierta con una enorme carpa y mucha vigilancia para el gran día.

Tener una boda tan rápida y "secreta" pudo haber ocasionado que surgieran pequeños imprevistos durante el evento, los cuales te revelaremos a continuación gracias a las declaraciones de una fuente del Mail Online:

La entrada de Cameron se vio opacada, literal, por un apagón que ocasionaron las luces mal instaladas por toda la recepción a lo largo de 10 segundos, justo antes de que la actriz hiciera su entrada triunfal.

Ante tal tropiezo, los asistentes a su "boda secreta" pudieron escuchar casi enseguida los gritos de molestia de la actriz debido al fallo de las luces: "Chin... esto ya valió ma... Debe ser una pin... broma".

La protagonista de "La cosa más Dulce" caminó hacia el altar con la canción "Stardust", de Nat King Cole, de fondo, mientras presumía a los asistentes su figura a través del hermoso escote en la espalda de su vestido de novia.

Los anillos de boda fueron llevados hasta el altar en manos del sobrino de Benji, Joel Madden, y el hijo de Nicole Richie, Sparrow; quienes accidentalmente tiraron las argollas durante el evento.

Entre las damas de honor de Cameron destacaron sus mejores amigas Nicole Richie, Drew Barrymore y su hermana Chimene, así como su asistente Jesse Lutz, mujeres que se sumaron a los invitados que escucharon a la novia decir las siguientes palabras durante el brindis: "Esperé porque no quería conformarme. Ahora tengo al mejor hombre que existe. Mi hombre especial. Él es mío".

El evento fue organizado por Yifat Oren y Stefanie Cove, destacadas por dirigir y llevar la batuta en la boda de las celebridades.

Previo al evento, pudimos apreciar la llegada de camiones repletos de flores blancas, mobiliario y el "catering" a utilizarse en el bodorrio, a pesar de que todo se llevó a cabo con mucha cautela y en secreto.

"Hay mucha seguridad y ellos están tratando de mantener la boda en secreto diciéndole a los vecinos que Cameron está teniendo una fiesta previa a los Golden Globes", informó una fuente. "Va a empezar en la noche. Están instalando todo en el exuberante patio", finalizó.

Entre los invitados estuvieron grandes celebridades del medio como Reese Witherspoon, Gwyneth Paltrow, Samantha Ronson y Robin Antin.

Antes del gran día, se llevó acabo el ensayo de la boda en Beverly Hills en donde hubo cena para invitados como Drew Barrymore, Joel Madden y Nicole Richie.

Por otra parte, el portal People reveló que la actriz tuvo una "despedida de soltera" junto a varias amigas dentro de un hotel de Los Ángeles, California.

Jamás imaginamos que de verlos pasear tomaditos de la mano, Cameron y Benji darían el gran salto en su relación apenas iniciando este 2015.

Una manera muy dulce de comenzar el año, ¿no les parece?

¡Muchas felicidades a la nueva parejita!

RELACIONADOS:Bodas de famosos