publicidad
Baños transgénero

Nueva demanda contra distrito escolar de Illinois que no permitió a estudiante transgénero el uso de vestidores

Nueva demanda contra distrito escolar de Illinois que no permitió a estudiante transgénero el uso de vestidores

Según la querella, el Distrito Municipal Escolar de Enseñanza Secundaria 211 le negó a la estudiante el uso del vestidor de mujeres para que se cambiara para la clase de educación física. En 2013, otra joven transgénero demandó a este mismo distrito por este tema.

Baños transgénero
Baños transgénero

CHICAGO, Illinois. De nueva cuenta un estudiante transgénero está luchando por el acceso al uso de vestidores en el Distrito Municipal Escolar de Enseñanza Secundaria 211, el distrito escolar de Illinois donde hace unos años se libró una histórica batalla por este tema.

De acuerdo con la demanda presentada el jueves por la Unión Americana de Libertades Civiles a nombre de Nova Maday, de 18 años de edad, el distrito violó la Ley de Derechos Humanos de Illinois al tratar a la estudiante de manera diferente de otras jóvenes.

La querella indica que el distrito ubicado en Palatine le negó a la estudiante el uso del vestidor de mujeres durante la clase de educación física, lo que afectó sus calificaciones así como su salud mental.

Maday se identificó como mujer desde octubre de 2014, se vestía y peinaba como una chica, usaba un nombre femenino y pronombres, así como baños para mujeres en áreas públicas.

"La capacidad de Nova de vivir como una mujer en todos los aspectos de su vida ha sido esencial para tratar su disforia de género. Antes del tratamiento, Nova tenía depresión severa. Después del tratamiento, la depresión mejoró, así como sus calificaciones en todas sus clases, con excepción de educación física".

A partir de otoño de 2015, Maday comenzó a experimentar ansiedad y depresión debido al requisito de su escuela de cambiarse de ropa para la clase de gimnasia separada de las demás estudiantes.

publicidad

De acuerdo con la demanda, autoridades escolares le solicitaron a Nova que se cambiara para esta clase en la oficina de la enfermera o en un vestuario que era para una sola persona y que tenía que ser abierto por un maestro, lo que hacía que Nova llegara tarde a esa clase con frecuencia.

A pesar de querer participar en esa actividad, Maday finalmente decidió tomar una exención de la clase mientras ella y su mamá intentaban trabajar con la escuela para llegar a una solución.

De acuerdo con el Chicago Sun Times, en julio pasado, los administradores del distrito se reunieron con las dos por primera vez y les ofrecieron usar el vestuario de las chicas con la condición de que Maday se vistiera en "un área privada no especificada". La joven y su madre rechazaron la oferta "porque el distrito no requiere que las jóvenes que no son transgénero se vistan en un área separada”.

Basados en las conversaciones de Maday con otras jóvenes, ella cree que los estudiantes de su escuela "no se desvisten por completo cuando se cambian en los vestidores para la clase y toman medidas para minimizar la posibilidad de que otras chicas vean sus cuerpos". La demanda indica que Maday "haría lo mismo".

Ser excluida del vestuario de mujeres "ha sido extremadamente traumático" para la joven y ha hecho que la menor se sienta “marginada” dice la querella.

Por su parte Daniel Cates, superintendente del distrito escolar expresó en un comunicado que las acusaciones "tergiversan las adaptaciones extendidas a la estudiante".

“El Distrito 211 ha proporcionado apoyos comprensivos para estudiantes transgénero durante años, incluyendo estudiantes que usan baños y vestidores de su identidad de género en múltiples escuelas. Cada estudiante transgénero en el Distrito 211 que ha solicitado el uso de vestidores de su identidad de género se le ha ofrecido dicho acceso, junto con otros apoyos dentro de un plan de apoyo individual”, dice el mensaje.

Este distrito escolar, localizado al noroeste de Chicago, ya había acaparado titulares a nivel nacional cuando otro estudiante transgénero identificado públicamente como 'estudiante A' presentó una demanda ante las autoridades federales en 2013 para que pudiera usar el vestidor de mujeres.

Una investigación realizada por funcionarios federales le dio la razón a la estudiante transgénero y le exigió al distrito que tomará medidas o perdería el financiamiento de Título IX, una ley federal que prohíbe la discriminación por motivos sexuales en la educación.

Los administradores acordaron entonces darle acceso a la joven al vestuario de mujeres mientras hacían cambios en el área para que fuera más privada, pero un grupo de padres que se opusieron, demandaron al distrito y al gobierno federal ante un tribunal federal, argumentando que esto violaba el derecho constitucional a la privacidad y creaba un ambiente hostil para otros estudiantes. Esta demanda aún está en curso.

publicidad

En respuesta a la acción legal emprendida por Maday, una portavoz de ese grupo de padres dijo al Chicago Tribune que los estudiantes deben estar separados por sexo biológico y que un "vestuario al aire libre" no es una solución.

Por su parte, Maday indicó que sólo busca un trato igualitario.

“Solo quiero que me traten como a cualquier otra chica en nuestra escuela", dijo Nova en una declaración por escrito al medio.

Con su demanda la joven está solicitando que el Distrito 211 permita a todos los estudiantes tener acceso a instalaciones que coincidan con su identidad de género, así como una remuneración por daños no especificados por angustia emocional.

"Es un día triste para los inmigrantes" opinan hispanos de Chicago sobre el anuncio de retiro de Luis Gutiérrez
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad