null: nullpx
Chevrolet

Más de 3.45 millones de pickups y SUVs son llamadas a revisión por defecto en el sistema de frenado

La Administración Nacional de Seguridad Vial de Estados Unidos (NHTSA) informó que varios modelos de General Motors cuentan con un desperfecto en la bomba de vacío que pudiera afectar la sensibilidad de frenado y requerir que el conductor haga mayor presión sobre el pedal, lo que incrementa el riesgo de un accidente.
11 Sep 2019 – 3:01 PM EDT

General Motors anunció este miércoles un llamado a revisión para 3,456,111 vehículos vendidos en Estados Unidos con el fin de solucionar una falla en la bomba de vacío que pudiera dificultar el frenado.

El llamado involucra a varias de sus pickups y SUVs, en ediciones que van desde 2014 hasta 2018, entre las que se encuentran la Cadillac Escalade, Chervolet Silverado, Chevrolet Tahoe, GMC Sierra, Chevrolet Suburban y GMC Yukon.

Según el fabricante, la cantidad de vacío creada por la bomba puede disminuir con el tiempo, lo que pudiera afectar la sensibilidad de frenado, requerir que el conductor haga mayor presión sobre el pedal e incluso que al vehículo le tome más distancia para detenerse.


3 millones y medio de pickups y SUVs son llamadas a revisión por desperfecto en el sistema de frenos

Loading
Cargando galería

Esta bomba de vacío se encuentra lubricada con aceite de motor, el cual fluye a su interior a través de un filtro. Bajo ciertas condiciones y durante un período de tiempo, desechos pueden acumularse en el filtro, lo que puede restringir el flujo de aceite en la bomba y reducir gradualmente la presión de vacío generada.

Para solucionar el desperfecto, General Motors planea reprogramar el módulo de control electrónico de frenos con una nueva calibración que mejoraría la forma en que el sistema utiliza la función de asistencia de freno hidráulico cuando se agota la asistencia de vacío.

General Motors adicionalmente afirmó que las ediciones anteriores de estos modelos usan un diseño de sistema de asistencia de frenado diferente, y que los vehículos fabricados después de 2018 no llevan el diseño afectado.

El fabricante aún no ha dado detalles sobre cuándo empezará a notificar a los propietarios para que acudan al concesionario de su preferencia, donde se le dará solución a la falla sin ningún cargo adicional.



Lea también:

RELACIONADOS:ChevroletCadillacGMCRecalls

Más contenido de tu interés