null: nullpx

Guía fácil sobre cómo cambiar una llanta paso a paso

Incluye este tutorial en el que te explicamos cómo reemplazar la rueda de un vehículo en tu lista de enlaces favoritos, no sabes cuando lo vas a necesitar.
27 Nov 2017 – 05:34 PM EST
Reacciona
Comparte
1/22
Comparte
Cualquier conductor puede verse en la circunstancia de tener que reemplazar un neumático en su vehículo bajo condiciones en las que no es posible conseguir ayuda especializada. Lo primero que hay que hacer en una circunstancia como esta es no desesperar y seguir esta guía fácil en la que te explicamos cómo reemplazar la llanta dañada. Crédito: Shutterstock
2/22
Comparte
1. Consigue un lugar seguro donde realizar la operación.

El lugar ideal es un estacionamiento com pocos carros y sin inclinaciones. Si tienes que arrimarte al borde de una carretera, trata de hacerlo en un lugar sin curvas donde te puedan ver los vehículos que vienen en tu misma dirección y evita los bordes angostos.
Crédito: Shutterstock
3/22
Comparte
2. Enciende las luces de emergencia. Crédito: Shutterstock
4/22
Comparte
3. Acciona el freno de estacionamiento.

Esto evitará que el auto ruede mientras realizas el cambio.
Crédito: Shutterstock
5/22
Comparte
4. Localiza y remueve el neumático de emergencia.

Normalmente esta bajo el piso del baúl, pero en algunos casos, especialmente en la camionetas, lo vas a encontrar debajo del vehículo. Consulta el manual de tu carro.
Crédito: Shutterstock
6/22
Comparte
5. Localiza y remueve el gato y la llave de tuercas de tu vehículo.

Normalmente los encontrarás en el baúl del vehículo. Consulta el manual de tu carro.
Crédito: Shutterstock
7/22
Comparte
6. Asegura la rueda diagonalmente opesta a la que vas a cambiar con una cuña.

Si tienes dis cuñas, asegura las dos ruedas del extremo opuesta al que se encuentrala rueda que vas a cambiar.
Crédito: Shutterstock
8/22
Comparte
7. Instala el triangulo de seguridad.

AAA recomienda colocarlo a 10 pies detras del vehículo en el lado que esté más cerca de la ruta.
Crédito: Shutterstock
9/22
Comparte
8. Suela las tuercas que sujetan la rueda a reemplazar.

No las retires completamente. Simplemente sueltalas, lo cual es más fácil de hacer en una rueda que aún cuenta con el peso del vehículo sobre ella.
Crédito: Shutterstock
10/22
Comparte
9. Coloca la superficie de fijación del gato en la muesca especial más cercana al neumático que vas a reemplazar.

Consulta el manual de tu carro.
Crédito: Shutterstock
11/22
Comparte
10. Eleva el vehículo.

Utiliza el gato para elevar tu carro hasta que la rueda a ser reemplazada esté a 6 pulgadas (15.25 cms) del suelo.
Crédito: Shutterstock
12/22
Comparte
11. Remueve las tuercas que sujetan la rueda a reemplazar.

Como ya las habías soltado esta operación será muy fácil de realizar. Ponlas en un lugar seguro, no las pierdas.
Crédito: Shutterstock
13/22
Comparte
12. Retira el neumático dañado.

Ponlo detrás del vehículo.
Crédito: Shutterstock
14/22
Comparte
13. Instala el neumático de repuesto.

Alinea los orificios del rin con los pernos que sobresalen de la base y empuja la rueda hasta que toque fondo.
Crédito: Shutterstock
15/22
Comparte
14. Instala las tuercas manualmente.

Enróscalas hasta que la fuerza de tu mano no sea suficiente para seguir.
Crédito: Shutterstock
16/22
Comparte
15. Baja el vehículo parcialmente.

La rueda nueva deberá tocar el suelo pero no deberá sostener el peso del vehículo en su totalidad.
Crédito: Shutterstock
17/22
Comparte
16. Aprieta las tuercas con la llave de tuercas.

Aprieta y asegura las ruedas al máximo posible, utiliza la totalidad de tu peso.
Crédito: Shutterstock
18/22
Comparte
17. Baja el carro totalmente.

Retira el gato.
Crédito: Shutterstock
19/22
Comparte
18. Dale un último apretón a las tuercas.

Asegúrate de que no hayas dejado ningún juego.
Crédito: Shutterstock
20/22
Comparte
19. Guarda el equipo y herramientas. Crédito: Shutterstock
21/22
Comparte
20. Asegúrate de que el nuevo numático este inflado correctamente.

Si la presión de aire no es la correcta dirígete a la estación de servicio más cercana. Este paso no aplica para los repuestos masizos. Consulta el manual de tu carro.
Crédito: Shutterstock
22/22
Comparte
21. Lleva el naeumático dañado a un técnico especializado.

Asegurate de que sea reparado debidamente o reemplazado. Este paso no se debe posponer por mucho tiempo ya que estarás circulando sin un repuesto. Si el repuesto que instalaste era macizo deberás reemplzarlo lo antes posible ya que tiene limitaciones de la velocidad en que pueden ser usados y son para uso estrictamente temporal.
Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Consejos AutosDo It Yourself

Más contenido de tu interés