null: nullpx

¡Que no te suceda! Estos son los errores más comunes cometidos durante el examen de conducir

Si eres de los que no aprobaron el examen en el primer intento, es muy posible que hayas cometido algunos de estos errores. Repasa esta lista y prepárate mejor para tu siguiente cita.
14 Dic 2020 – 06:25 PM EST
Reacciona
Comparte
1/14
Comparte
Manejar con una sola mano

Confianza al volante no significa manejar con una sola mano; mucho menos con el respaldo del asiento demasiado reclinado. Por el contrario, es un hábito pésimo que pone en riesgo tu seguridad y te hace más lento al realizar maniobras imprevistas. Tu evaluador restará puntos a tu calificación por este detalle.
Crédito: Shutterstock
2/14
Comparte
Distractores al volante

Con tanta tecnología y conectividad a bordo como celulares, equipo de sonido, GPS, a la gente le cuesta mucho trabajo mantenerse concentrado en el camino. Esto también es cierto durante el examen de manejo. Las reglas de la Dirección de Vehículos Motorizados (DMV, por sus siglas en inglés) prohiben llevar dispositivos electrónicos encendidos, pero hay quienes pasan por alto esta medida.
Crédito: Pexels
3/14
Comparte
Frenadas bruscas

Es importante practicar durante muchas horas antes de presentar tu examen. Tienes que aprender a medir y calcular la fuerza que necesitas aplicar en el pedal del freno de tu coche. Así no realizarás frenadas bruscas y violentas las cuales restan puntos durante la evaluación.
Crédito: Shutterstock
4/14
Comparte
Paradas incompletas

Una señal de STOP significa alto total durante unos segundos. Olvídate de solo bajar la velocidad o frenar lentamente para saltarte dicha señal. Tu evaluador calificará severamente esta falta.
Crédito: Shutterstock
5/14
Comparte
No saber incorporarse a la autopista

Aunque no es común que tu exámen de conducir incluya tramos en autopista, debes estar preparado para entrar a estas vialidades. Es recomendable no detenerte al final de la rampa de incorporación y fusionarte con el tránsito.
Crédito: Shutterstock
6/14
Comparte
Manejar rápido

Si otros carros van rápido y no respetan el límite de velocidad no significa que tú tengas que hacer lo mismo. Acata las reglas y considera los cambios de velocidad cuando pasas cerca de una escuela o centros de trabajo.
Crédito: Shutterstock
7/14
Comparte
Confusión en cruces de cuatro direcciones

Al llegar a una intersección de cuatro direcciones en la que solo hay señalización de Stop debes hacer alto total y esperar tu turno para cruzar. Cuando dos autos llegan al mismo tiempo a un cruce (cada uno de diferente lado), cruzará primero el coche de la derecha. No olvides poner tu luz direccional en caso de que vayas a girar.
Crédito: Shutterstock
8/14
Comparte
Cambiar de carril en un cruce

Aunque el carril al que te quieras cambiar esté despejado, no hagas el cambio mientras estés en una intersección. Tienes que esperar a que la hayas pasado para moverte al otro carril.
Crédito: Shutterstock
9/14
Comparte
Cambios inapropiados de carril

Los nervios te pueden traicionar y hacer que realices esta acción de manera precipitada y quizá provoques el enojo no sólo del observador, sino del automovilista que está en el carril adonde te quieres dirigir. Cuando se te pida un cambio de carril no olvides encender la luz de cruce y revisar los espejos retrovisores. No desaceleres, mantén la velocidad.
Crédito: Shutterstock
10/14
Comparte
Manejar rápido con mal clima

Si la zona donde realizas el examen tiene un límite de 60 mph, pero tuviste la mala suerte de encontrar neblina o lluvia, no trates de manejar a esa velocidad. Tendrás que reducirla. Lo peor que puedes hacer es tratar de impresionar al evaluador con habilidades que no tienes.
Crédito: Shutterstock
11/14
Comparte
Estacionarse mal en paralelo

No en todos los estados requieren demostrar habilidad para realizar esta maniobra, pero en caso de que te toque acerlo ten en mente que el observador restará puntos por golpear a otros vehículos o por subirte al borde de la acera. Te recomendamos no tomar el examen de conducción antes de tener bien dominada esta maniobra.
Crédito: Shutterstock
12/14
Comparte
No mirar los espejos retrovisores

Los nervios hacen que olvides pasos tan elementales como éste. Observar con frecuencia los espejos exteriores así como el retrovisor interno es considerada una medida de precaución.
Crédito: Pexels
13/14
Comparte
Acercarte demasiado a los otros autos

Es un mal hábito que puede provocar frenadas bruscas y choques. Siempre mantén una distancia de prudente entre tu coche y el de enfrente, de manera de poder reaccionar con tiempo cuando sea necesario. Pexels
14/14
Comparte
Mal estado de tu vehículo

Tu carro debe lucir impecable, por dentro y por fuera y todo en él debe funcionar a la perfección (luces, limpiaparabrisas, llantas bien infladas). Llevar el parabrisas roto, los vidrios rayados o las luces rotas solo dejará una mala impresión en el evaluador.
Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Consejos AutosAutos

Más contenido de tu interés