Política

Entre un 'ciberescándalo sexual' y denuncias de corrupción se realizan las primarias del Distrito 8 en Arizona

Con el temor de que se repita la experiencia del candidato republicano a senador por Alabama, Roy Moore, muchos republicanos temen que gane Steve Montenegro, un pastor de origen salvadoreño, que apoya la construcción del muro fronterizo y la terminación de DACA.
27 Feb 2018 – 2:39 PM EST

PHOENIX, Arizona.- Las elecciones primarias especiales para el Congreso de Estados Unidos por el Distrito 8 para ocupar la vacante que dejó Trent Franks, quien renunció en diciembre pasado, por su propio escándalo sexual, tomaron un interés nacional tras el escándalo sexual que involucra al candidato republicano Steve Montenegro.

Los votantes de West Valley deciden este martes los candidatos republicanos y demócratas para ocupar un escaño vacante. Los ganadores se enfrentarán en las elecciones generales especiales el 24 de abril.

Montenegro, de 36 años y origen salvadoreño, es un ministro cristiano, exsenador estatal, casado y padre de una niña de 5 años. Al igual que otros republicanos que se postulan por este puesto en West Valley, apoya la "construcción del muro", se opone a una "amnistía" para inmigrantes indocumentados, apoyó la decisión del presidente Donald Trump de poner fin a DACA y otras políticas migratorias.

Montenegro fue traído a Estados Unidos cuando tenía 5 años, sus padres emigraron de El Salvador huyendo de la guerra civil de los años 80.

"Creo que es una locura o incluso usaré la palabra dementes, sugerir que lo moral o cristiano o incluso lo correcto es simplemente dejar entrar a todos los que quieran una vida mejor porque ningún país podría sobrevivir con ese nivel de inmigrantes ", dijo Montenegro al The Arizona Republic.

La campaña de Montenegro se vio envuelta en un escándalo sexual a una semana de las elecciones tras descubrirse una ciberrelación que tuvo con Stephanie Holford, empleada del Senado estatal, con quien supuestamente tuvo un intercambio de textos y fotos explícitas.

Tom Ryan, abogado de Holford, dijo en una conferencia de prensa que su representada tuvo una aventura cibernética con el exsenador que comenzó en febrero de 2017, cuando las conversaciones por mensaje de texto se volvieron más personales.

"Él la estaba preparando para una relación sexual", dijo Ryan, sosteniendo copias de los mensajes de texto.

A través de su abogado Holford dijo que envió fotos desnudas al senador en múltiples ocasiones y afirmó que ambos tuvieron discusiones sexuales explícitas.

"A lo largo de los meses, empezamos a coquetear. Me sentí lo suficientemente cómoda con la relación que comencé a enviar fotos en varios estados de desnudez", dijo Holford en el mensaje leído por Ryan. "El senador Montenegro me pidió que las enviara en Snapchat. Tuvimos conversaciones sexuales sobre esas imágenes. Estas conversaciones fueron detalladas e íntimas".

Snapchat permite a los usuarios enviar fotos y mensajes de video que luego se autodestruirán. Ryan dijo que no tenía acceso a esas imágenes. The Arizona Republic publicó el intercambio de textos de más de 150 páginas.

Montenegro dijo que los comentarios de Ryan eran "no solo falsos y difamatorios, sino también peligrosos".

"Tom Ryan ... hizo una serie de acusaciones infundadas, admitiendo que a menudo eran cosas de las que no tenía constancia, en un esfuerzo por sensacionalizar esta historia para hacerme daño, a mi reputación y mi campaña. Esto es un teatro político y un paquete de mentiras para afectar esta contienda”, enfatizó Montenegro en un comunicado.

De acuerdo al candidato y exsenador, ellos eran solo amigos y permitió que la amistad fuera “demasiado familiar” y aclara que no le pidió que le enviara fotos inapropiadas.

"Nunca tuve una relación inapropiada con ella o alguien más", afirmó.


Esta situación tiene en vilo a algunos republicanos que temen ver la repetición de un ' Alabama' con el ejemplo de Roy Moore, el candidato republicano al Senado contra quien surgieron a un mes de las elecciones denuncias de varias mujeres que aseguran que las cortejó cuando ellas eran menores de edad, tres décadas atrás. Moore terminó perdiendo un escaño que era considerado seguro para el Partido Republicano.

Antes de los escándalos, Montenegro,quien cuenta con el respaldo de Franks y el senador Ted Cruz, igualaba en las encuestas a la tambien candidata republicana Debbie Lesko, su excolega en el Senado estatal, ambos se retiraron de la cámara para postularse, cada uno con un 21 por ciento de las preferencias, según una encuesta de OH Predictive Insights publicada a fines de enero.

Contribuciones ilegales

Pero los malos vientos no son solo para Montenegro, Lesko que también apoya la construcción del muro, más agentes de Patrulla Fronteriza y "mejorar la tecnología para detener esta invasión", según uno de sus anuncios publicitarios, sufrió un traspié en los últimos días de la campaña.

Otro de los candidatos republicanos, Phil Lovas, quien se desempeñó como presidente estatal de la campaña de Trump en 2016, presentó una denuncia ante la Comisión Federal de Elecciones (FEC) contra la campaña de Lesko por dirigir presuntamente 50,000 dólares de su cuenta del Senado estatal a un Comité de Acción Política (PAC) que apoya su candidatura para el congreso.

"Este es un plan ilegal de lavado de dinero", dijo Lovas a The Arizona Republic la semana pasada. "Están claramente en violación de la ley. Sabían que el 70 por ciento de los votos entrarían en el momento en que esto salga a la luz ".

La campaña de Lesko ha negado cualquier acto ilegal y amenazó con demandar a Lovas.

Los otros candidatos republicanos Lovas seguía a Montenegro y Lesko en las encuestas con un 12 por ciento y Bob Stump, un expresidente de la Comisión de Corporaciones de Arizona, recibió el 10 por ciento.

El candidato del Partido Republicano deberá ganar las elecciones especiales del 24 de abril. El presidente Donald Trump ganó ese distrito, con base en los suburbios al norte y al oeste de Phoenix, por 21 puntos en 2016. Si un demócrata derrotara a Montenegro, el escaño aún estaría en las elecciones generales de noviembre.

Interés demócrata

Los votantes del Partido Demócrata debe escoger entre las candidatas Hiral Tipierni y Brianna Westbrook.

Esta elección ha despertado más interés del esperado, hasta el jueves había 63,000 papeletas emitidas en las primarias republicanas y 33,000 para los demócratas. Esos números subirán a medida que las personas voten este martes.

Eso se traduce en una participación del 30 por ciento hasta ahora para los demócratas y un poco menos del 34 por ciento para los republicanos.

Este es un contraste con la última vez que West Valley tuvo una elecciones por una silla en 2002.

El interés demócrata es especialmente notable teniendo en cuenta que el partido no presentó un candidato en 2014 y 2016.

RELACIONADOS:EleccionesArizona