Arrestos

'Liberen a Alejandra', la campaña por la libertad de una activista detenida por ICE en Arizona

Alejandra Pablos fue detenida sin derecho a fianza. Podría ser deportada a México en cualquier momento. Organizaciones de activistas presionan para lograr su liberación.

TUCSON, Arizona. - La activista Alejandra Pablos fue detenida por oficiales de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en Tucson cuando se presentó a cumplir una cita, informaron activistas.


En la cuenta de twitter la organización National Latina Institute for Reproductive Health, de la que Pablos es miembro y trabaja en el área de la defensa de los derechos reproductivos, la inmigrante fue detenida este miércoles sin derecho a fianza.


La acción, de acuerdo a los activistas, constituye una “represalia” por su activismo a favor de los inmigrantes, en especial tras su participación en una protesta a las afueras de las oficinas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), en Virginia, en la que ella y otros manifestantes fueron detenidos.

Pablos era residente legal de EEUU pero se encuentra en proceso de deportación después de que agentes policiales le encontraran en 2011 artículos para consumir drogas.

La mujer estuvo detenida en el Centro de Detención de Eloy, Arizona, entre 2011 y 2013. Al salir en libertad, luego de pagar de una fianza de más de 9,000 dólares, se dedicó a abogar por los inmigrantes y denunciar los maltratos que sufren en los centros de detención.


“El sistema es lento y está roto, hay pocos jueces y no hay suficiente gente trabajando en el área de inmigración. Al mismo tiempo, intentan llenar camas, nos tratan como productos, para ganar beneficios, y acabamos pasando allí mucho tiempo”, declaró en junio del año pasado en una entrevista con la agencia Efe.


La organización Mijente lleva a cabo la campaña "Liberen Alejandra" con el fin de recaudar firmas y pedir la liberación de Pablos. Hasta este jueves llevaban más de 11,000 firmas.

A través de un comunicado enviado a Univision Noticas ICE aclaró que la agencia "no ataca ilegalmente a los inmigrantes con base en las posiciones de defensa que tienen o en represalia por los comentarios críticos que hacen", señala. "Cualquier sugerencia que indique lo contrario es irresponsable, especulativa e inexacta, una amenaza a la seguridad nacional, la seguridad pública y la seguridad fronteriza".

Así mismo, la agencia afirma que de los 143,470 arrestos realizó en el año fiscal 2017, el 73.7% eran inmigrantes con antededentes criminales y el 15.5% indocumentados con cargos penales pendientes.