Acoso Sexual

Larry Nassar por fin está en la cárcel: hoy es el primer día de la sentencia a 60 años del médico que abusó a más de 156 gimnastas

El que fuera el doctor oficial del equipo de gimnasia olímpica de EEUU fue trasladado este sábado a la penitenciaría de máxima seguridad de Tucson, Arizona, para cumplir la primera de las tres condenas que recaen en su contra por posesión de pornografía infantil y conducta sexual criminal contra menores.
10 Feb 2018 – 3:52 PM EST

Larry Nassar por fin está en prisión. Hoy fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad en Tucson, Arizona para cumplir su primer día de la condena de 60 años que recibió en 2017 por posesión de pornografía infantil.

De cumplir la totalidad de esta sentencia, Larry Nassar sería trasladado despúes a una cárcel en Michigan para empezar a cumplir con otra condena, la de máximo 175 años, que le interpuso la juez Rosemarie Aquilina en el juicio en el que más de 156 mujeres, entre gimnastas del equipo olímpico de los Estados Unidos y atletas, declararon en su contra.

La penitenciaria a la que fue trasladado el exmédico que, a través de engaños y justificaciones médicas abusó por más de 20 años a jóvenes deportistas, cuenta con un Programa para Criminales Sexuales, por lo que es una prisión que cuenta con una gran densidad de presos que han cometido crímenes de este tipo.


Según especifica el Buró Federal de Prisiones, este tipo de programa busca cambiar las conductas de los presos, reduciendo así la criminalidad y la reincidencia, aunque en el caso de Nassar es muy poco probable que vaya a salir algún día la cárcel, considerando las varias sentencias consecutivas que hay en su contra.

El pasado 5 de febrero, Larry Nassar fue sentenciado a entre 40 y a 125 años de prisión luego de declararse culpable de tres cargos de conducta sexual criminal en el condado de Eaton, Michigan. Se trató de la tercera y última audiencia de sentencia en contra del exmédico.


La normalidad con la que Nassar cometió sistemáticamente los abuso contra las menores fue tal que incluso llegó a hacerlo con padres presentes en el cuarto.

Su estrategia, justamente, pasaba por presentar la práctica como un tratamiento médico avalado y legítimo. El mecanismo le resultó efectivo incluso para engañar los reportes policiales en los que, como quedó registrado en 2014, la oficina del Condado de Ingham dedujo “que los tratamientos de Nassar eran médicamente apropiados”.

Ya con este agresor en la cárcel, las gimnastas aún claman porque se haga una investigación más profunda que permita entender por qué durante tanto tiempo las instituciones apoyaron a este depredador de menores.

Vea también:

En fotos: Esta es la cara de Larry Nassar, el médico que abusó de más de 156 niñas, al recibir la condena

Loading
Cargando galería
Publicidad