publicidad

ACLU da un ultimátum para que liberen a Rosa María Hernández, la niña indocumentada con parálisis cerebral

ACLU da un ultimátum para que liberen a Rosa María Hernández, la niña indocumentada con parálisis cerebral

La organización de derechos civiles ha advertido que si no ponen en libertad a la menor, que ha sido operada de vesícula y está retenida sin la asistencia de algún familiar, interpondrá una demanda este martes.

ACLU exige al gobierno federal que libere a niña indocumentada con parálisis cerebral detenida en Texas Univision

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) fijó este martes de plazo para que liberen a la pequeña Rosa María Hernández, la niña indocumentada que recientemente fue operada de la vesícula y está sin familiares en un centro de detención de inmigrantes pese a que tiene parálisis cerebral. De lo contrario el grupo tomará medidas legales contra el Gobierno.

"Demandamos que el gobierno federal libere inmediatamente a Rosa María Herández", señaló la organización en su carta, en la que señala que el arresto, el traslado de la niña del hospital al centro de detención y su permanencia en el centro para su deportación viola la normativa de la agencia de seguridad.

Relacionado
preview
Niña indocumentada es trasladada de urgencia a un hospital y ahora la Patrulla Fronteriza custodia su habitación


"El hecho de que el Departamento de Seguridad Interna y la Patrulla Fronteriza no quieran ejercer discreción en un caso como el de Rosa María habla sobre la falta de empatía de esta administración” señaló Astrid Domínguez, estratega de políticas de ACLU (Texas).

Rosa María se encuentra sola, sin ningún familiar. Su madre vive en Laredo (Texas) pero no puede viajar por temor a ser deportada. "Aunque sean indocumentados la Constitución protege ese derecho sagrado entre mamá e hija y eso va a ser la base de la demanda", explicó Alex Gálvez abogado de inmigración.

La niña era trasladada en ambulancia el pasado 24 de octubre de Laredo a un hospital infantil en Corpus Christi (Texas) para ser operada de vesícula. La compañaba su prima, Aurora Cantu, de 34 años y residente legal en el país, cuando la Patrulla Fronteriza detuvo el vehículo y pidió la documentación de ambas.

publicidad

Después de media hora, los agentes dejaron continuar al vehículo al que siguieron para iniciar un proceso de deportación de la menor a México tras la operación. La organización civil criticó la actitud de los agentes migratorios antes, durante y después de la intervención.

Relacionado
La mujer de 53 años fue al hospital porque sufría de un do...
"Me humilló en medio del dolor": cuando un viaje a urgencias termina con una agresión racista


ACLU denuncia que la menor en vez de ser entregada a su familia tras la operación fue trasladada a un centro de detención como "menor no acompañada" sin que los agentes tuvieran una orden judicial antes de llevarse a Rosa María.

Activistas denuncian que Rosa María tiene una cita médica el viernes 2 de noviembre, por lo que no puede ser deportada. "ICE no debió abrir este caso, una niña no es una amenaza", señaló Shannon Pérez, una de las manifestantes.

En la carta, dirigida al Departamento de Seguridad Interna y al Departamento de Salud y Servicios Humanos entre otros organismos oficiales, advierten que de no devolver este martes a la niña antes de las 2pm CT (3pm ET) seguirán adelante con la demanda.

publicidad

Un grupo de manifestantes marchó en San Antonio hasta la oficina del senador respublicano John Cornyn pidiendo su intervención, sin que de momento hayan obtenido respuesta.

En fotos: la desesperada carrera de una familia sudanesa a la frontera con Canadá
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad