publicidad
Un grupo de mujeres en Santiago de Chile se une a las protestas convocadas desde Argentina.

América Latina grita "Ni una menos": las protestas contra los feminicidios toman las capitales

América Latina grita "Ni una menos": las protestas contra los feminicidios toman las capitales

Buenos Aires fue este miércoles el epicentro de una masiva protesta contra la violencia machista, que se extendió por siete capitales de toda la región.

Miles de manifestantes marcharon contra el feminicidio en México y Argentina /Univision

BUENOS AIRES, Argentina. “No queremos ser valientes, queremos ser libres”, decía el primer cartel instalado en la plaza de las Repúblicas, frente al Obelisco de Buenos Aires, que este miércoles por la tarde se convirtió en el epicentro de una masiva protesta contra los feminicidios, que tuvo réplicas en media docena de capitales de América Latina.

De a poco y en plena lluvia llegaron las mujeres vestidas de negro, cumpliendo con los requisitos de la convocatoria. Muchas venían de participar en el paro de mujeres del denominado Miércoles Negro, al que se adhirieron varias empresas privadas y muchas instituciones públicas, entre la 1:00 y las 2:00 de la tarde. Solo en la capital argentina la concentración sumó unos 100,000 manifestantes. Mientras otras miles se agruparon en Montevideo, Sao Paolo, Asunción, Santiago, La Paz, Bogotá y Lima, a la misma hora y bajo el mismo lema que corrió como pólvora en las redes sociales: “Ni una menos”.

publicidad


El detonante de estas protestas fue la muerte, hace 11 días, de Lucía López, una joven de 16 años que fue secuestrada y brutalmente asesinada en la ciudad turísitica de Mar del Plata, a 600 kilómetros de Buenos Aires. La noticia del salvaje crimen se conoció justo el fin de semana en que una violenta represión puso fin al Encuentro Nacional de Mujeres que se realizaba en la ciudad de Rosario. Y Lucía es una entre muchas: solo entre el 1° de junio de 2015 y el 31 de mayo de 2016 ocurrieron 275 femicidios en Argentina, de acuerdo a cifras del Observatorio de Femicidios.

Por esa indignación acumulada, varias organizaciones reunidas en la sede de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) decidieron convocar al Paro Nacional de Mujeres contra la violencia machista, algo inédito en este país. “Por todas las mujeres que faltan, por las asesinadas y desaparecidas, contra la violencia y el terrorismo machista, contra la impunidad, contra el encubrimiento, contra la inacción y complicidad estatal y policial”, decía el llamado.

Un grupo de mujeres en Santiago de Chile se une a las protestas convocad...
Un grupo de mujeres en Santiago de Chile se une a las protestas convocadas desde Argentina.

Como ya sucedió en las dos anteriores marchas de Ni Una menos, las primeras en llegar fueron los manifestantes que no pertenecen a ninguna organización. Algunas mujeres llegan por solidaridad, otras fueron víctimas de algún tipo de violencia. Otras perdieron a algún familiar.

Gilda López lleva un cartel gigante con la cara Laura, su hermana, y cuenta su historia: “El año pasado vine a la marcha con ella. No porque hayamos sufrido violencia hasta ese momento, sino porque queríamos acompañar. Hoy estoy sin ella que nos acompaña a todas las que estamos acá desde el cielo”.

En La Paz, Bolivia, también resonó la consigna "Ni una menos".
En La Paz, Bolivia, también resonó la consigna "Ni una menos".

La hermana de Gilda se mudó con su novio en diciembre y dos meses después apareció muerta en el río Carabelas, en la localidad bonaerense de San Fernando. Unos días antes de ese fin de semana fatal, Gilda le reprochó a Laura que no la veía desde que se había ido a vivir con su novio. “Estás con un tipo violento”, cuenta que le dijo y su hermana lloró a través del teléfono. Fue la última vez que hablaron. “El Estado me debe una respuesta”, afirma Gilda. “En la fiscalía me dicen que me tienen paciencia por mi dolor, pero yo quiero que investiguen a fondo”.

Relacionado
Miles de manifestantes marcharon contra el feminicidio en México y Argen...
Cientos de mexicanas también gritaron #NiUnaMenos con su propio dolor a cuestas
Como en otros puntos de América Latina, en Ciudad de México también salieron a exigir a la sociedad y las autoridades que se haga justicia de los casos de violencia de género, que deja siete mujeres menos cada día en México.

Isabel prefiere no dar su apellido y carga consigo la foto de dos mujeres. “Son mi tía y mi prima, las mató un vecino violento, loco que quiso aprovecharse de ellas. La policía no les dio importancia a las denuncias hasta que las mató”, explica. El supuesto victimario está ahora preso en Brasil por denuncias de violencia doméstica, pero la justicia argentina no ha tomado ninguna medida en su contra.“Estoy por ellas acá pero también por mí. He sido una mujer golpeada y hace doce años cuando me pasabatodo ese infierno no tenía a quién recurrir. Hoy falta muchísimo por hacer pero esto de hacernos visibles nos ayuda a lograr muchas cosas”, agrega Isabel y se pliega al canto de “Ni una menos, vivas las queremos".

publicidad

La columna gigante de manifestantes avanza bajo la lluvia y llega a Plaza de Mayo donde se realiza el acto central. Antonella Ibáñez camina junto a sus hijas esquivando los charcos de agua que se filtra por las baldosas flojas. “El año pasado también vinimos nosotras tres”, comenta señalando a sus hijas de 16 y 8 años. “Quiero que ellas vean lo que es la importancia de que las mujeres exijan sus derechos. Que sepan que tenemos derechos. Yo sufrí violencia de género por parte de mi exnovio y de mi exmarido por eso quiero que concienticemos y que esto no les pase a ella. Quiero un futuro mejor para mis hijas, que se termine la violencia con nosotras”.

A un costado, Lucas, uno de los tantos hombres que se plegaron a la marcha mira cómo se desarrolla el acto. “Ayer tuve un conflicto ético porque no sabía bien si venir o no. Muchas corrientes decían que había que respetar la autonomía de las mujeres respetar su protagonismo en esta lucha, por eso me replanteé las ganas de participar y hablé con unas compañeras que me alentaron. Estuve en las otras marchas porque pienso que al patriarcado lo tenemos que eliminar entre todos”, afirma el muchacho que exige justicia para una de sus compañeras de la carrera de Trabajo Social, Laura Iglesias. “Fue violada y asesinada en una causa que nunca se resolvió porque no hay culpables, pero sí hubo ocultamiento por parte de la policía. Vengo a decir basta de tanta impunidad y de todo tipo de violencia machista física o verbal machista que se presenta en la vida cotidiana”.

publicidad

Cuando llega la noche, la multitud está parada en el mismo lugar donde las Madres de Plaza de Mayo iniciaron sus primeras rondas para pedir justicia. Y el grito ritual de los pueblos originarios, llamado "afafan" (hecho con la palma de la mano sobre la boca abierta para convocar a los espíritus a fortalecer la lucha) se expande por todo el lugar.

Relacionado
Romina Lerda, de 39 años, es la autora de este retrato que muchas person...
Estas son las ilustraciones con las que los argentinos están diciendo #NiUnaMenos
Mientras miles de personas marchan y hacen huelga en Argentina contra la violencia de género, estas ilustraciones para pedir que acaben los abusos y asesinatos de mujeres se han vuelto virales.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad