publicidad
Un estudiante no puede costear su universidad trabajando a tiempo parcial.

Aunque tengan beca, cada vez menos familias pueden pagar por los estudios universitarios

Aunque tengan beca, cada vez menos familias pueden pagar por los estudios universitarios

Un nuevo estudio indica que el costo de la educación superior ha aumentado tanto durante los últimos cinco años que ni siquiera los colegios comunitarios pueden considerarse asequibles.

Un estudiante no puede costear su universidad trabajando a tiempo parcial.
Un estudiante no puede costear su universidad trabajando a tiempo parcial.

El costo de la educación superior ha aumentado tanto durante los últimos cinco años que ni siquiera los colegios comunitarios pueden considerarse asequibles y cada vez menos familias -sobre todo las de minorías como los hispanos- pueden pagar por los estudios aunque sus hijos obtengan becas, según un reciente estudio de la Universidad de Pennsylvania.

A este ritmo, para el año 2020 ninguno de los 50 estados del país contará con la fuerza laboral que requieren para mantener una economía pujante, y la educación superior se convertiría en un mecanismo de "estratificación" de la sociedad en lugar de un mecanismo de movilidad social.

publicidad

Las conclusiones se desprenden del reporte College Affordability Diagnosis elaborado por la Escuela Posgraduada de Educación de la Universidad de Pennsylvania, que analizó el costo de estudiar en instituciones de educación superior en los 50 estados del país. Se tomó en consideración el costo de estudiar en colegios comunitarios e instituciones universitarias de dos años, y universidades públicas y privadas de cuatro años y posgrado.

El último reporte completo sobre el tema se elaboró en 2008, pero desde entonces ni siquiera la Gran Recesión, como se le conoce a la crisis económica de 2008 a 2015, frenó los aumentos en el costo de estudiar, sino todo lo contrario, advierte el documento.

El estudio analiza, por ejemplo, el costo de estudiar en un colegio comunitario en los 15 estados más pobres del país, una tercera parte de ellos con grandes poblaciones de latinos como Texas, Arizona, Florida, Nuevo México y Georgia.

Para ejemplificar, en Arizona, una familia pobre o rayando en la pobreza, con ingresos de menos de $30 mil anuales, necesitaría destinarle el 39% de su presupuesto anual a pagar por los estudios de colegio comunitario de un hijo o hija. Asimismo, una familia tendría que destinar 38% de su presupuesto en Florida, 33% en Texas, 31% en Nuevo México y 29% en Georgia.

Esas cifras incluyen los descuentos por becas federales, estatales y ayuda institucional otorgada por los centros de estudio que puedan recibir los estudiantes.

publicidad

Los costos de estudiar en una universidad pública de cuatro años son aún más onerosos. La misma familia tendría que invertir 67% de sus ingresos anuales para enviar a un hijo a la universidad en Georgia, 51% en Texas, 46% en Nuevo México y 42% en Florida.

"Las familias de bajos ingresos ya pagan más de lo que ganan en el costo de vida. Requerirles a estas familias cualquier tipo de contribución financiera para sus gastos educativos pareciera ser irreal y fuera de su alcance", advierte el reporte.

El estudio asegura que ya ni siquiera un estudiante promedio puede costear su universidad con un trabajo a tiempo parcial.

Según los datos, un estudiante necesitaría trabajar más de 20 horas a la semana en cualquier estado del país para poder pagar su universidad pública de cuatro años, a riesgo de que se perjudiquen sus estudios o eventualmente los abandone.

"Las investigaciones demuestran que los estudiantes que trabajan más de 15 a 20 horas a la semana están en riesgo de detenerse, abandonar o no beneficiarse" de los estudios, dice el reporte.

Según el reporte, en solo 12 estados del país -Alabama, Arkansas, Connecticut, Georgia, Hawaii, Illinois, Kentucky, Michigan, Mississippi, Utah, Virginia y West Virginia- es más probable poder costear los estudios de un college de dos años de duración, con un trabajo a tiempo parcial.

publicidad

Pero en la vida real muchas veces los ingresos de un joven en edad universitaria se destinan a apoyar a su familia, no a la universidad.

"Si estás ganando de 10,000 a 30,000 dólares al año, y necesitas de 10% a 15% del presupuesto familiar para ir al colegio comunitario, sencillamente no va a ocurrir", dijo la autora del estudio, Joni Finney, profesora de la Universidad de Pennsylvania. Incluso "si los estudiantes trabajaran, trabajarían para ayudar con el presupuesto familiar, porque las familias están viviendo al límite", agregó.

Los investigadores argumentaron que gran parte del enorme costo de estudiar radica en las políticas de los estados que financian los colegios comunitarios o las universidades públicas, y que los gobiernos estatales pueden revertir los efectos.

" Durante muchos años las políticas estatales a institucionales aseguraron que las colegiaturas se mantuviesen bajas en instituciones de acceso abierto, incluyendo los colegios comunitarios y las instituciones públicas de cuatro años", dice el estudio.

Pero de acuerdo con el informe, en el siglo XXI, todo comenzó a cambiar.

William R. Doyle, profesor de política pública y educación superior de la Universidad de Vanderbilt que colaboró en el reporte dijo que la Gran Recesión fomentó fuertes subidas porque "la mayor parte de los aumentos en colegiatura ocurrieron luego de rápidos declives en la financiación estatal de la educación superior". "Pero las colegiaturas también aumentaron cuando las asignaciones estatales subieron", agregó.

publicidad

El estudio recomienda a los funcionarios de gobierno experimentar con múltiples vías la manera de hacer más asequible y más eficiente la educación superior, entre ellas con programas de acceso gratuito al college, matrículas ajustadas a los ingresos familiares, aumento en las ayudas financieras y el acceso gratuito a libros de texto y otros materiales educativos.


Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
publicidad