publicidad

Sentencian a Los Hermanos Flores capos mexicanos en Chicago

Sentencian a Los Hermanos Flores capos mexicanos en Chicago

Los gemelos Flores recibieron sentencias de 14 años de prisión por operar una billonaria red de narcotráfico en Chicago conjunto al Cartel de Sinaloa. 

Duro golpe al Cártel de Sinaloa en Chicago /Univision

CHICAGO,ILLINOIS-   Los hermanos mexicanos Pedro y Margarito Flores fueron sentenciados hoy a 14 años de prisión federal cada uno por su participación en el tráfico de drogas para el Cartel de Sinaloa en Chicago y otras ciudades de Estados Unidos.

El juez Rubén Castillo dijo durante la audiencia, en donde fueron vistos los hermanos por primera vez en público desde que se convirtieron en los principales informantes del Gobierno contra el cartel, que estaba frente a los peores traficantes que había procesado en 20 años de carrera.

Calificó de "horrendos" y "devastadores" los crímenes cometidos por los mellizos de 33 años, aun cuando la Fiscalía Federal del Distrito Norte de Illinois había solicitado una sentencia mínima por su colaboración como "testigos extraordinarios" para desmantelar las operaciones de dos carteles mexicanos de drogas en Estados Unidos y Canadá.

Castillo detalló que pudo haberlos sentenciado a 12 años, pero dijo que la colaboración "no fue perfecta" porque aún detenidos intentaron realizar una transacción de 276 kilos de drogas y quedarse con el dinero.

El juez aseguró que, de todas maneras, los 14 años de los cuales se descontarán los seis que pasaron detenidos bajo protección especial, equivale efectivamente a una prisión perpetua porque tanto los hermanos como sus familias van a temer por siempre la venganza del cartel.

publicidad

"Cada vez que enciendan su automóvil van a temer una explosión", manifestó Castillo.

La sala de la corte fue rodeada de medidas especiales de seguridad y, al hablar ante el juez, Margarito Flores dijo con voz entrecortada que se sentía avergonzado de poner a su familia en peligro. "Nunca me lo voy a perdonar", manifestó.

A su vez, su hermano Pedro dijo que se hacía responsable de su carrera de traficante de drogas y del daño que causó.

En un memorando dirigido al juez Castillo, el fiscal federal Zachary T. Fardon solicitó a la corte un castigo "del mínimo de diez años o cercano al mínimo".

Según el fiscal, "a pesar de un gran riesgo personal y de sus familias", los hermanos Flores se convirtieron a partir de 2008 en "testigos extraordinarios" que permitieron apuntalar casos sin precedentes contra miembros del Cartel de Sinaloa y la Organización de los Beltrán Leyva.

Los informantes realizaron a pedido del Gobierno estadounidense más de setenta grabaciones telefónicas incriminatorias con miembros de ambos carteles, incluyendo dos de "El Chapo" Guzmán y su hijo y lugarteniente, Jesús Alfredo Guzmán Salazar.

También fue grabado Ismael "El Mayo" Zambada, quien actualmente estaría al frente del Cartel de Sinaloa desde que "El Chapo" ingresó en prisión en México y su hijo, Vicente Zambada Niebla, alias "Vicentillo", está preso y aguarda una sentencia reducida en Chicago por haberse convertido también en informante del Gobierno.

publicidad

El fiscal Fardon anunció hoy que la causa contra el Cartel de Sinaloa en Chicago se amplió con acusaciones de tráfico de drogas contra Jesús Raúl Beltrán León, detenido en México en noviembre, y los fugitivos Heriberto Zazueta Godoy, Víctor Manuel Félix Beltrán, Héctor Miguel Valencia Ortega, Jorge Mario Valenzuela Verdugo y Guadalupe Fernández Valencia.

Asimismo, Álvaro Anguiano Hernández y Jorge Martín Torres, ambos detenidos por separado en noviembre en Estados Unidos, enfrentan cargos de lavado de dinero para el Cartel de Sinaloa, mientras que Venancio Covarrubias fue arrestado por ser un cliente de alto nivel del cartel. 

Documentos distribuidos por la corte previo a la sentencia del martes y publicados por EFE, señalan que entre 2005 y 2008, los hermanos y su equipo "obtuvieron y distribuyeron" desde Chicago, Los Ángeles y otras ciudades del país un promedio de 1.500 a 2.000 kilos mensuales de cocaína y heroína enviada desde México.

Por los mismos canales por los que recibieron la droga enviaron a México unos 1.800 millones de dólares en efectivo.

V arios depósitos del área de Chicago fueron usados para almacenar cocaína y heroína que luego se vendió al menudeo en el área metropolitana y otras ciudades fuera de Illinois, como Milwaukee, Detroit, Cincinnati, Columbus, Filadelfia, Nueva York y Washington, así como en Vancouver y la Columbia Británica en Canadá.


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad