publicidad

El desorden genético que hace que las niñas se vuelvan niños en la pubertad

El desorden genético que hace que las niñas se vuelvan niños en la pubertad

En Salinas, República Domincana, los "güevedoces" nacen con genitales externos femeninos, pero luego desarrollan órganos masculinos.

El desorden genético que hace que las niñas se vuelvan niños a los 12 años Univision

Cuando nacen, sus órganos genitales externos parecen femeninos, pero en verdad no lo son. Se les conoce los “güevedoces” o “pene a los 12 años” y en su mayoría se encuentran en el pequeño pueblo de Salinas en República Dominicana.

El desorden genético se explica en una reciente  investigación de la BBC y parece ser el resultado de una deficiencia de la enzima 5-alfa-reductasa, que evita que la hormona dihidrotestosterona (DHT) se forme en el útero. La primera en estudiarlo fue la endocrinóloga Julianne Imperato en los años 70.

Los órganos sexuales se desarrollan normalmente durante el segundo mes de embarazo. En los hombres, la DHT es responsable de la formación del pene. Las hembras no producen DHT, por lo que desarrollan un clítoris.

Los "güevedoces"  no poseen la enzima 5-alfa-reductasa y son incapaces de producir DHT, de modo que parecen del sexo femenino cuando nacen.

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, durante la pubertad el cuerpo recibe otra dosis de testoterona, y es así como la forma del pene y los testículos terminan de formarse por completo. 

Los nuevos órganos suelen funcionar de manera normal y los individuos siguen adelante con sus vidas como hombres, según lo explica la agencia Reuters.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad