publicidad

Texas detuvo la construcción de 482 kilómetros de muro fronterizo por caro

Texas detuvo la construcción de 482 kilómetros de muro fronterizo por caro

Tras una larga batalla política, el Congreso de Estados Unidos detuvo la construcción del muro fronterizo por ser demasiado caro y dudoso.

Buscan alternativas

McALLEN, Texas - Un tramo de 482 kilómetros (300 millas) del muro fronterizo que el gobierno de Washington construye en la frontera con México fue anulado esta semana tras la exigencia de varios parlamentarios, quienes consideraron que los fondos invertidos, varios cientos de millones de dólares, pueden ser utilizados de mejor manera para resguardar la seguridad de Estados Unidos.

Un reporte de The Associated Press el viernes dio cuenta que miembros del Congreso anularon una provisión que requería la construcción de un tramo de la valla que cruza territorio de Texas y que se encintraba incluida en una iniciativa de asignaciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

La construcción del muro en la frontera con México, de un largo total de 700 millas (1,220 kilómetros) fue aprobado por el Congreso federal entre el 14 y el 28 de mayo de 2007 luego del fracaso del debate de la reforma migratoria.

Conocido como "el muro de (George W.) Bush", el proyecto ha enfrentado innumerables criticas por su alto costo y el riesgo que constituye para miles de inmigrantes indocumentados que cada año ingresan a Estados Unidos en busca de trabajo, quienes se ven obligados a buscar rutas más inhóspitas y ponen en serio peligro sus vidas.

El gobierno federal asegura que el proyecto forma parte de los planes de seguridad adoptados tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y que, además de detener el cruce de indocumentados, permite a las autoridades un mayor control sobre el narcotráfico y el tráfico de armas, entre otros crímenes.

publicidad

Caro y dudoso

Según dijo The Associated Press, los legisladores texanos consideraron que los fondos requeridos para la construcción de los 482 kilómetros de valla en ese estado deberían gastarse mejor en medidas alternas de seguridad.

Además de la oposición en Texas, en el resto de la frontera afectada por el proyecto residentes y funcionarios se han opuesto al levantamiento de la valla, e incluso han entablado juicios en cortes federales para detenerlo.

La valla a construirse en Texas incluía cámaras de TV, equipos de visión nocturna y sensores de diversa índole para detectar a distancia tráfico de personas.

"Necesitamos invertir y asegurar nuestra frontera y nuestras entradas por tierra sin estar sujetos a una enmienda que está fuera de las necesidades fronterizas", dijo el representante Henry Cuéllar en un comunicado citado por AP.

Según el legislador texano, el tramo habría costado $6,500 millones, dinero que podría utilizarse de mejor forma en otras medidas de seguridad.

¿Qué opina del muro fronterizo? Comente aquí.

Danza de millones

A mediados de septiembre, un informe dado a conocer por el gobierno federal reveló que la construcción del muro, incluyendo el tramo de 482 kilómetros en Texas, era la suma aportada por Cuéllar, pero advirtió que esa cantidad se agregaba a los $2,400 millones ya gastados.

Pese al elevado monto del polémico plan sugerido por republicados durante la administración del ex presidente Bush y respaldado por demócratas, entre ellos el entonces senador de Illinois, Barack Obama, la Casa Blanca y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) no tienen todavía forma de evaluar si el costoso plan está frenando el ingreso de indocumentados al país, según la última evaluación de la Oficina de Contaduría del Gobierno (GAO).

publicidad

Hasta ahora se han levantado casi 1,000 kilómetros de muro en la frontera con México, que tiene un largo total compartido de 3,200 kilómetros.

Lleno de fallos

El informe de la GAO emitido en septiembre también detalló que al 14 de mayo se habían registrado 3,363 infracciones en la cerca, y que la reparación de cada una de ellas le cuesta al gobierno federal estadounidense cerca de $1,300.

El representante demócrata Bennie Thompson, titular del Comité de Seguridad Nacional en la Cámara de Representantes, dijo que la cerca era un "exigente desafío" heredado por el gobierno de Obama, y que las conclusiones de la GAO eran inquietantes.

El tramo total de 700 millas se estaba construyendo en varias partes, la mayoría en Texas y Arizona.

Historia del muro

Tras el fracaso del debate migratorio de 2006, el Congreso aprobó en septiembre de ese año la construcción de un muro en la frontera con México para detener la inmigración indocumentada y mejorar la seguridad nacional.

El proyecto original tenía un costo interior a los $2 mil millones para tramos que en total sumarían 700 millas (1,226 kilómetros).

Pero un informe posterior de la GAO determinó que el proyecto era más costoso que la cifra aportada por el Congreso y advirtió que el plan demoraría más tiempo de lo anunciado para su construcción.

El muro virtual

publicidad

El proyecto no sólo consta de una valla física. A fines de septiembre de 2006 Boeing Co. ganó un multimillonario contrato con el gobierno federal para colocar 1,800 torres de vigilancia y otros complejos sistemas de seguridad electrónica en la frontera sur de Estados Unidos.

Una primera zona escogida por el DHS para erigir el muro virtual fue un segmento de 45 kilómetros entre Tucson, Arizona, y México, el que se conoció como P-28.

El área es considerada por Estados Unidos como una de las principales rutas de acceso de indocumentados.

Demoras inesperadas

En marzo de 2008 el proyecto virtual sufrió retrasos a causa de un fallo generalizado en las torres de vigilancia y el plan fue detenido temporalmente para ser revisado.

Pese a la suspensión provisional del proyecto, el DHS explicó que el muro virtual forma parte del plan SBInet ideado tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Una vez levantado, ha asegurado en varias ocasiones el DHS, se transformará en la "frontera del siglo 21".

Siete semanas después de adjudicado el contrato a la compañía Boeing Co. para la construcción del muro virtual, a un costo inicial de $2 mil, un estudio elaborado por la oficina de contabilidad del propio DHS reveló que el proyecto podría costar 15 veces más, es decir, unos $30 mil millones.

El reporte de auditoría dio pie a nuevas interrogantes sobre la viabilidad de los esfuerzos del gobierno federal estadounidense -y el Congreso- para modernizar las políticas migratorias.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad