publicidad

El rey de España condena en un duro discurso la "deslealtad inadmisible" y la "irresponsabilidad" del gobierno catalán

El rey de España condena en un duro discurso la "deslealtad inadmisible" y la "irresponsabilidad" del gobierno catalán

Felipe VI se dirige a los españoles con un mensaje excepcional en el que apoya sin fisuras al gobierno y no condena la actuación policial que dejó centenares de heridos durante el referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña.

En video: El discurso sin precedentes del rey de España en medio de la crisis catalana Univision

El Rey de España, Felipe VI, apareció este martes ante la nación para atacar el referéndum celebrado el pasado domingo en Cataluña y apoyar al gobierno español, que ordenó la represión policial que dejó más de 800 heridos. El monarca habló de una "situación de extrema gravedad", al mismo tiempo que decenas de miles de catalanes estaban en las calles protestando.

El mensaje del rey de España ha sido excepcional. En primer lugar, por el momento: siguiendo una tradición heredada de su padre, Juan Carlos I, Felipe VI solo se dirige a la nación a través de un mensaje televisado una vez al año, en un discurso en Nochebuena que suele ser tibio y conciliador. Y en segundo lugar, por el tono y el contenido: este ha sido su mensaje más duro y político desde que asumió su reinado, en 2014. En España, el monarca tiene funciones más institucionales que políticas.

publicidad

Su padre sólo se dirigió a la nación por televisión fuera de Nochebuena en tres ocasiones: en el intento de golpe de estado de 1981, tras los mortíferos atentados de marzo de 2004 reinvindicados por Al Qaeda y en su abdicación.

Estas son las cinco claves del discurso excepcional:

1. Respaldo total al gobieno

El Rey de España cerró filas en torno al gobierno, presidido por el conservador Mariano Rajoy, y defendió las decisiones que tomó el domingo 1 de octubre mientras en Cataluña se celebraba el referéndum declarado ilegal.

Durante la jornada, la policía clausuró decenas de centros de votación y reprendió a ciudadanos que participaron en el referendo. Para Felipe VI, es reponsabilidad de los poderes españoles garantizar "la vigencia del Estado de Derecho y el autogobierno de Cataluña", y el referéndum iba en contra de todo ello.

2. Condena de la "deslealtad inadmisible"

El gobierno catalán, formado por partidos independentistas, convocó el referéndum y logró poner las urnas, pese a que la justicia lo declaró ilegal por ir en contra de la Constitución Española. Ante esos hechos, el Rey acusó a las autoridades catalanes de haberse situado "al margen del estado de derecho y de la democracia".

"Con sus decisiones han vulnerado de una manera sistemática las normas aprobadas legal y legítimamente, demostrando una deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado", dijo el monarca.

publicidad

3. Sin mención a la violencia policial

Los miles de policías españoles desplegados en la región catalana durante el referéndum arremetieron duramente contra los participantes y manifestantes, causando más de 800 heridos, según cifras del gobierno de Cataluña. Sin embargo, Felipe VI evitó toda referencia a esa violencia que inundó de imágenes impactantes las redes sociales y los medios internacionales.

No habló de los heridos ni de la actuación policial, la cual el gobierno español tachó el pasado domingo de impecable y necesaria.

Relacionado
Durante toda la jornada electoral se registraron en videos fuertes im&aa...
Estos videos dan cuenta de la violencia durante el referéndum en Cataluña

4. Ningún llamamiento al diálogo

No ha habido en sus palabras ningún llamamiento al diálogo entre los gobiernos regional y nacional, sino que ha condenado solo a una parte, a "determinadas instituciones" que han “quebrantado los principios democráticos del estado de derecho” y “han pretendido quebrar la soberanía nacional”.

5. Apoyo a los catalanes no independentistas

Es significativo que Felipe VI haya mostrado dentro de su discurso su apoyo explícito a los catalanes que no están de acuerdo con la actuación de su gobierno autonómico. El referéndum del pasado domingo, declarado ilegal por los tribunales y celebrado sin garantías, dio como resultado un apoyo del 90% a la independencia, pero en él se contaron apenas 2.2 millones de votos de los 5.5 millones de catalanes con derecho a voto.

publicidad

Ha afirmado que es consciente de que en Cataluña "también hay mucha preocupación y gran inquietud con la conducta de las autoridades autonómicas". "A quienes así lo sienten, les digo que no están solos, ni lo estarán; que tienen todo el apoyo y la solidaridad del resto de los españoles, y la garantía absoluta de nuestro Estado de Derecho en la defensa de su libertad y de sus derechos", ha dicho.

También se ha referido al conjunto de los españoles que "viven con desasosiego y tristeza estos acontecimientos", y les ha dicho que se trata de momentos muy complejos, pero que "saldremos adelante".

En fotos: La violencia policial marca la consulta popular de los catalanes
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad