publicidad
Donald Trump propuso créditos contributivos para ayudar a pagar por guarderías infantiles.

Donald Trump propone créditos contributivos para ayudar en el pago de guarderías infantiles

Donald Trump propone créditos contributivos para ayudar en el pago de guarderías infantiles

Recibe críticas porque las familias de más bajos recursos no podrían acogerse al beneficio y tampoco contarán con ayuda para pagar por el cuidado de sus hijos.

Donald Trump propuso créditos contributivos para ayudar a pagar por guar...
Donald Trump propuso créditos contributivos para ayudar a pagar por guarderías infantiles.

El candidato presidencial republicano Donald Trump propuso este lunes que se les permita a las familias estadounidenses deducir de sus impuestos el costo total de las guarderías infantiles para sus hijos, en el primer planteamiento oficial que hace sobre política educativa durante su campaña.

En un discurso pronunciado en el Club Económico de Detroit sobre sus planes económicos de convertirse en presidente, Trump expresó que "mi plan ayudará a reducir el costo de las guarderías permitiéndoles a los padres deducir por completo de sus impuestos el gasto promedio en guarderías".

Relacionado
Para trabajadores con salario mínimo las guarderías son impagables.
Dejar el empleo para cuidar a los hijos en casa podría ser hasta cuatro veces más caro que pagar por una guardería

Trump no dio más detalles, pero su pronunciamiento es el primero que hace sobre el tema de manera oficial luego de que su hija Ivanka se refiriera al asunto durante la pasada Convención Nacional Republicana.

Actualmente el gobierno estadounidense permite, dependiendo del ingreso del contribuyente, deducir de impuestos hasta 35% del costo de las guarderías infantiles, hasta un máximo de $3,000 dólares al año por un dependiente o $6,000 dólares por dos dependientes o más.

Bajo el plan de Trump la deducción sería del total del costo de la guardería, aunque un asesor de Trump, el economista conservador Stephen Moore, dijo que habría un ingreso máximo para ser elegible para la deducción.

Aunque la cifra no es final, Moore explicó que las familias elegibles deberían tener ingresos de entre $30,000 a $100,000 o $150,000 dólares anuales.

publicidad

"No creo que Britney Spears necesite un crédito para la guardería. Lo que queremos hacer es ayudar financieramente a las abrumadas familias de clase media para que tengan algún alivio en los gastos", dijo Moore.

La deducción también podría utilizarse para pagar a niñeras residentes, una opción más cara, pero en ese caso la exención estaría limitada al costo promedio de cuidar a un niño en el estado de residencia.

Trump no dio más detalles sobre el costo de su plan.

El año pasado el candidato propuso un plan para recortar impuestos que expertos dijeron aumentaría la deuda del país en $10 billones de dólares (10 seguido de 12 ceros) durante la próxima década. Desde entonces el candidato ha revisado sus propuestas y el lunes presentó recortes más moderados.

Aparte del discurso de este lunes Trump ha dicho poco sobre el tema de la educación inicial (y de la educación en general), excepto por algunas declaraciones surgidas a raíz de preguntas que le han hecho sobre el tema.

Cuando le preguntaron en noviembre del año pasado en Iowa cómo trabajaría para hacer más asequible el acceso a guarderías, Trump explicó que "es algo que una empresa puede hacer, creo, muy fácilmente".

Relacionado
La ciudad de Nueva York tiene uno de los escasos programas de prekínder...
Sigue siendo desigual el acceso a programas preescolares estatales de alta calidad

Trump dijo que sus empresas cuentan con dos guarderías para sus empleados, y que las mismas no requieren una gran inversión. "Necesitas una o dos personas, y necesitas algunos bloques, algunos columpios y juguetes. No es caro, no es algo caro. Yo lo hago en todas partes, y por eso consigo (contratar) gente buena".

Según una encuesta del Instituto de Familia y Trabajo hecha en 2014 entre 1,051 patronos a nivel nacional con 50 o más empleados, solo el 7% de ellos ofrece guarderías para los hijos del personal en el lugar de trabajo o cerca, y esa cifra disminuyó desde 2008.

En otra ocasión en que una mujer le preguntó por su postura en torno al acceso a guarderías, contestó al vuelo: "Amo a los niños. Es un gran tema querida. ¿Quiere saber qué pienso sobre el cuidado de los niños? Vamos, hablaríamos durante unas 10 horas" .

publicidad

Las críticas a la más reciente propuesta de Trump no se hicieron esperar, sobre todo porque el plan está estructurado como una deducción y no cómo un crédito, y beneficiará más a las familias más pudientes.

"Un crédito contributivo no ayudará al 45% de los hogares que están en el fondo y que no pagan contribuciones sobre ingresos aunque paguen contribuciones de nómina (Medicare, Seguro Social)", dijo Larry Mishel, presidente del Economic Policy Institute (EIP), una entidad que ha estudiado el costo de las guarderías infantiles en el país.

Las familias de cuatro personas que viven en el límite o bajo el nivel de pobreza de $24,000 dólares al año destinan el 36% de sus ingresos a pagar porque le cuiden a sus hijos, dijo Katie Hamm del Center for American Progress.

Las que tienen ingresos de hasta $48,000 gastan 20% de sus ingresos y las que tienen ingresos de más de $48,000 destinan solo 9%.

"Cuando miras a las familias más apretadas por el costo de las guarderías, no están aquí" en la propuesta de Trump, dijo Hamm.

Relacionado
La ciudad de Nueva York tiene uno de los escasos programas de prekínder...
Sigue siendo desigual el acceso a programas preescolares estatales de alta calidad

Por otro lado la rival de Trump, la candidata demócrata Hillary Clinton, expresó que el plan económico de Trump "es sólo un reenvasado de la economía del 'derrame' y no ayuda a nuestra economía o a la vasta mayoría de los norteamericanos".

La propuesta de Clinton para controlar el coste de las guarderías infantiles también incluye créditos contributivos pero agrega subsidios del gobierno federal para que el gasto por una guardería no exceda el 10% del ingreso de una familia.

Ese 10% es el costo ideal que debería pagar una familia por el cuidado de sus hijos, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Clinton también ha propuesto que las escuelas públicas ofrezcan servicios de preescolar gratuito a todos los niños de 4 años de edad, becas de $1,500 anuales a un millón de universitarios que tengan hijos, que podrían utilizar para pagar guarderías mientras estudien, y un aumento de $250 millones en apoyo para la creación y expansión de guarderías a través de los campus del país.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad