publicidad
Para trabajadores con salario mínimo las guarderías son impagables.

Dejar el empleo para cuidar a los hijos en casa podría ser hasta cuatro veces más caro que pagar por una guardería

Dejar el empleo para cuidar a los hijos en casa podría ser hasta cuatro veces más caro que pagar por una guardería

Una nueva calculadora elaborada por economistas revela que una persona que deja su trabajo para cuidar a su niño pierde, además de ingresos, beneficios, contribuciones al retiro y aumentos de salario.

Para trabajadores con salario mínimo las guarderías son impagables.
Para trabajadores con salario mínimo las guarderías son impagables.

Con lo caras que son las guarderías, ¿qué conviene más? ¿Pagar mensualmente por una o dejar el trabajo para cuidar de los hijos?

Esta pregunta se la hacen todos los días miles de padres y madres trabajadoras en todo el país, y la contestación no es fácil.

Según un nuevo estudio del Center for American Progress (CAP), un instituto de investigación de política pública educativa, el costo anual promedio para cuidar a dos niños en una guardería es de casi $18 mil dólares anuales.

Esa cifra equivale al 59% del salario promedio de una mujer a nivel nacional ($30 mil dólares) o al 54% del salario promedio de un hombre ($33 mil dólares).

Otros estudios han demostrado que el costo de las guarderías sobrepasa al de las universidades en varios estados del país, al de la vivienda, y que para un trabajador con salario mínimo pagar por que le cuiden el bebé es simplemente imposible.

Ante tal realidad, muchas madres o padres deciden abandonar su empleo por un tiempo para cuidar a sus hijos, pensando que así se ahorran la mensualidad de la guardería.

Sin embargo, el costo de abandonar un empleo puede ser mucho mayor que la mensualidad por cuidar un niño.

Una nueva calculadora elaborada por economistas del CAP reveló que una persona que deja su trabajo para cuidar por su bebé pierde, además de su ingreso, beneficios, contribuciones al retiro y aumentos de salario.

publicidad

La calculadora, que se ajusta por género, salario, edad, edad a la que se deja el trabajo para cuidar a un niño en casa, y años fuera del mercado laboral, halló que en muchas ocasiones las pérdidas económicas para un trabajador o trabajadora son de tres o cuatro veces el ingreso mensual.

Por ejemplo, una mujer de 30 años de edad que gane $50 mil dólares anuales y que deje su trabajo durante tres años para cuidar de su hijo o hija no sólo perderá ingresos de $150 mil dólares, sino que perderá otros $142 mil dólares en aumentos de salario a través de su vida laboral y $125 mil dólares en beneficios y bienes para el retiro: $417 mil dólares en total.

La calculadora fue diseñada por Michael Madowitz, un economista del CAP quien, al convertirse en padre por segunda ocasión, comenzó a buscar una respuesta a la interrogante de si es mejor pagar por una guardería o dejar el trabajo y cuidar al niño en casa.

"Estaba frustrado y sorprendido de que no hubiese herramientas para ayudar a las familias a hallar el verdadero costo" de sus opciones, dijo Madowitz.

"La falta de guarderías asequibles es un asunto económico serio para las familias", agregó Katie Hamm, directora de Política sobre Educación Inicial del CAP.

"Muchos padres sienten que no tienen otra opción que abandonar la fuerza laboral porque el costo del cuidado de niños es astronómico, y aunque las guarderías son caras, dejar el trabajo es más costoso", explicó la funcionaria.

publicidad

"Debe haber una mejor solución, y por eso es que quienes hacen política pública a todo nivel deben proponer políticas significativas para poner guarderías asequibles, de alta calidad, al alcance de todas las familias que la quieren y la necesitan", agregó Hamm.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos, el costo ideal que debería pagar una familia por el cuidado de sus hijos no debe sobrepasar el 10% de sus ingresos mensuales.

Sin embargo, según un estudio de 2015, muy pocos lugares en Estados Unidos se acercan a ese porcentaje del presupuesto familiar. En Nueva Orleans, donde el reporte registró el costo más barato por guarderías, las familias deben dedicar un 11.7% de su presupuesto a esos fines.

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad